EVADICT “RACE LIGHT”: Alto rendimiento para trail running

Por Álvaro Velázquez

 

Decathlon es una empresa cuya misión es hacer accesible el deporte al mayor numero de personas. Con este objetivo tan amplio y ambicioso, es poco frecuente encontrar productos altamente especializados en su gama.

Las zapatillas Evadict Race Light Trail se presentan como una clara excepción a esta idea, están diseñadas para cubrir las necesidades de un pequeño nicho de usuarios, aquellos que acuden a las carreras con la intención de ganarlas.

Su principal estrategia para lograr el objetivo de llegar a todo el mundo, es maximizar la relación tecnicidad-precio. Las zapatillas que presentamos hoy tienen un PVP de 89,99€, la mitad de lo que cuestan modelos similares de marcas especializadas. A continuación vamos a ver cuánto se acercan en prestaciones a sus competidoras.

UPPER:

Realizado en Matryx®, tecnología patentada a base de Kevlar® y poliamida de alta tensión. Formado por una sola pieza, sin costuras que puedan provocar roces o que constituyan potenciales puntos débiles. Con refuerzos de poliuretano termosellado en puntera y talón, extendiéndose éste último para envolver la zona de tobillo y ojales de cordones.

La lengüeta esta unida a la base de la zapatilla con unas bandas elásticas que envuelven el pie e impiden que se mueva. Es fina, con un mínimo acolchado pero bastante densa, e incorpora un bolsillo para guardar el sobrante de los cordones, que en este caso queda por debajo del nudo.

La plantilla es de forma anatómica y extraíble.

El collarín del talón es moderadamente firme.

MEDIASUELA:

Compuesta por EVA de densidad única, incorpora tecnología UP-BAR, una placa rígida de material plástico visible en la mediasuela, cuyo objetivo es optimizar el dinamismo de tu zancada y su correcto retorno de energía endureciendo estos dos apoyos sin obstaculizar el movimiento de tu pie.

SUELA:

El taqueado es moderadamente profundo, de 5mm y separado para favorecer la penetración y el agarre en terreno blando o húmedo, pero a su vez ofrece suficiente superficie para traccionar en roca. El diseño como es habitual es direccional, tracción en puntera y frenada en talón. Es de una sola pieza lo que evita el típico problema de que se desprendan piezas que sufren modelos que usan esa estrategia para aligerar.

 

ANÁLISIS Y VALORACIÓN

Las medidas que presento a continuación corresponden a una talla 43.

El peso es de 239g en esta talla, cifra que sin batir ningún récord, es más que digna para un modelo de competición en Trail. Cifras inferiores solo pueden lograrse haciendo concesiones en comodidad, protección o durabilidad, factores que comentaré en el siguiente apartado y que hacen que en mi opinión, el peso logrado por este modelo sea excelente.

La mediasuela tiene una altura de 12mm en puntera y 16mm en talón, a la que hay que sumar 5mm de plantilla y otros tanto de taco para llegar a un stack de 22/26mm y un drop de 4mm.

El ancho de la suela es de 106mm en el antepie y 76mm en el talón. Este dato, junto con el de drop, y al perfil relativamente bajo para una zapatilla de Trail, nos invitan a pensar que están diseñadas para correr de antepié, lógico si la idea es correr rápido.

OPINIÓN PERSONAL

Sorpresa es la palabra que me viene a la cabeza desde el momento que recibí estas zapatillas. La primera impresión es de calidad en el diseño y producción, el upper es realmente exquisito, da la impresión de que se han dedicado muchos recursos en su desarrollo y el resultado es impecable.

Lo siguiente que llama la atención es la placa en la mediasuela, un concepto muy ‘de moda’ ahora. ¿Nos ayudará a correr más rápido?

Al calzármelas, de nuevo… ¡sorpresa! Son muy cómodas. La marca las describe como ajustadas y aptas para pies finos, lo que me hacía pensar que no iban a ser aptas para mis pies de “hobbit”. A pesar de que efectivamente son estrechas, el upper se amolda a pies anchos sin problema.

La mediasuela es mullida, y proporciona más sensación de amortiguación, en especial en el antepié, donde otras ‘voladoras’ de Trail son en mi opinión demasiado duras (una cosa es sentir el terreno y otra sufrirlo).

La placa proporciona una sensación de estabilidad que a mí personalmente me ha gustado mucho. Parece que dirige la pisada y ayuda a impulsar de metatarso. No estoy diciendo que actúe como un muelle, sino que ayuda al pie a trabajar correctamente. Además sirve como protección contra piedras punzantes.

La suela responde a la perfección en suelo seco tanto duro como suelto, responde bien en terreno de granito de III y IV grado. No he tenido ocasión de probarlas en barro, pero creo que sin ser especialistas en este terreno darán la talla.

Desde el primer momento he buscado en las Race Light algo que explique por qué cuestan la mitad que modelos similares de otras marcas, y sinceramente no he encontrado nada. Si volviese a competir en un maratón de montaña no tendría ninguna duda sobre qué zapatillas usar.