Mizuno Wave Rider 18

Nota: A diferencia de otras publicaciones, en las que los test los realizan expertos en zapatillas, en Sport Training las pruebas y valoraciones están realizadas por expertos en técnica de carrera.

(Análisis realizado por Sergio Díaz Ontanilla)

 

2

En esta ocasión hemos probado las zapatillas que utiliza este año para entrenar el campeón del mundo de triatlón Javier Gómez Noya, patrocinado por Mizuno. Se trata de todo un clásico de la marca japonesa: las Wave Rider, en su versión número 18.

Vamos a comenzar su análisis describiendo un poco por encima sus características principales, para finalmente hacer una valoración sobre sus prestaciones en carrera.

Upper:
Se trata de un upper muy cómodo, ligero y transpirable (Air Mesh). Construido por una doble capa de malla (la exterior más abierta). El interior lleva algún refuerzo que ayuda a que el ajuste al pie sea óptimo. Su sistema “Dynamotion Fit” hace que el upper se ajuste bien al pie en cada fase de la pisada. El sistema de cordones es clásico, con una lengüeta muy acolchada y comodísima.
En la zona del talón incorpora un gran contrafuerte: alto, largo y duro, pensado en aportar gran estabilidad en la pisada de los corredores que impactan en el suelo con el talón. Esta zona, está protegida por una malla más cerrada.
En la puntera, un refuerzo sintético.
La plantilla extraíble aporta 4-5 mm de amortiguación extra.

12

Mediasuela:
La mediasuela está construida por un nuevo compuesto muy ligero que utiliza diferentes tipos de polímeros (sistema “U4IC”).
En la zona del mediopié (desde el talón) incorpora una pieza de Pébax que configura la clásica “wave”. Este diseño es con el objetivo de proporcionar control de la pisada y rigidez en la fase de transición entre el talonamiento y el impulso. Bajo la wave, otra capa más de U4IC.
El perfil de la mediasuela es de 31 mm en el talón y 19 mm en el antepié, lo que presenta un drop de 12 mm. Respecto a la anchura en la zona del mediopié, la mediasuela tiene 11 cm, por 10’1 cm del upper, lo que da un diferencial de 0’9 cm

6

Suela:
La suela está configurada por varias piezas de caucho antiabrasión (caucho X-10), en tres zonas claramente definidas: puntera, metatarso y talón. Entre el metatarso y los dedos una banda transversal de flexión para aportar flexibilidad (con otra banda algo más pequeña al comienzo de la zona metatarsiana) y una longitudinal que separa el primer metatarsiano del resto. En el talón, las piezas de caucho tienen una mayor dureza.

10

13VALORACIÓN

Lo primero que llama la atención de las Rider 18 es su estética elegante y sus perfectos acabados.
Se trata de una zapatilla neutra diseñada para corredores que realicen el primer apoyo de talón. Son varias las características que las definen de esa manera. En primer lugar su drop de 12 mm, con una altura de la mediasuela de 31 mm a nivel del talón y de 19 mm en el antepié, a lo cual habría que añadirle unos 5 mm más de la plantilla, aunque como es extraíble (y muy blanda)… esto es algo que se podría “personalizar”. Una altura como ésta, de más de 3 cm en el talón, es sin ninguna duda una característica pensada para corredores que impactan fuertemente con el talón. Además, ofrecen una amortiguación más firme. Otra característica propia de zapatillas para corredores que pisan de talón es el enorme (y bastante rígido) contrafuerte que incorpora el upper en esta zona, con el fin de maximizar la estabilidad de la pisada en ese primer impacto.

Y claro, los corredores que impactan primero de talón requieren (en general) una zapatilla que les 10proporcione guía y estabilidad en la fase de transición hacia el impulso. Esto se consigue en las Rider 18 con la pieza de pébax, bastante rígida, que incorpora la mediasuela desde el talón hasta el mediopié. Esta pieza queda bastante visible en el mediopié y en el centro del talón, aunque en los laterales de éste va por el interior de la mediasuela con la típica forma “wave” de Mizuno, que ofrece una amortiguación firme y reactiva.

La zona del antepié sin embargo, tiene una altura de algo menos de 2 cm, que unido a las bien diseñadas hendiduras de la suela, hace sentir un poco mejor el terreno. Esto se traduce en una mejor reactividad en el impulso, cuando corremos por terreno duro.

12Por otra parte, en la zona de antepié, la diferencia de anchura entre el upper y la mediasuela es muy poca, menor a 1 cm entre los dos lados. Desde mi punto de vista, este diferencial es el idóneo para este tipo de zapatilla (19 mm de altura de mediasuela por 9 mm de diferencial de anchura con el upper), lo que le hace tener un grado óptimo de reactividad sin perder nada en estabilidad. Recordemos que cuanto más alta es una zapatilla más inestable será en la pisada, lo cual se puede contrarrestar con una mayor anchura, aunque se pierde en reactividad; por ello, es muy importante que en la zona del antepié la relación altura/anchura sea la óptima. (En este sentido, lo mejor para lograr una zapatilla “rápida y reactiva” es que el perfil sea bajo y sobresalga lo mínimo a ambos lados del upper; por supuesto, unido a una suela que ofrezca buen tacto y tracción).

En definitiva, se trata de una zapatilla con un gran diseño. Bastante ligera (240 gramos) para ser una zapatilla alta y con piezas de control de estabilidad: contrafuerte del talón y pieza semi-rígida en el mediopié. Ideal para corredores que realizan el primer apoyo con el talón y necesitan una transición suave y guiada hacia el impulso, para realizar rodajes a ritmos “vivos”. Por supuesto, también son válidas para corredores con una pisada más adelantada pero que les guste tener un extra de estabilidad.
Donde mejor comportamiento tienen es en asfalto, que es donde ofrecen una mejor reactividad.

Aunque creo que Mizuno las recomienda para corredores hasta 80 kg de peso, debido a sus características yo extendería esa recomendación a corredores de más peso no pronadores. Hay que tener en cuenta que ofrecen bastante amortiguación (más de 3 cm de altura de la mediasuela en el talón), pero ésta es muy firme y además con soporte en el talón y control de estabilidad en el mediopié para la transición hacia el impulso.

www.mizuno.es Facebook Twitter @mizunoiberia