Saucony Ride 6

Ride 6_Saucony

Nota: A diferencia de otras publicaciones, en las que los test los realizan expertos en zapatillas, en Sport Training las pruebas y valoraciones están realizadas por expertos en técnica de carrera.

SAUCONY RIDE 6 (por Sergio Díaz Ontanilla)

Saucony nos ha enviado un nuevo modelo de zapatillas de running para probar y en esta ocasión me ha tocado a mí de nuevo ser el “conejillo de indias”. Con unas pocas salidas corriendo con ellas, ya puedo contaros mi valoración.

Se trata de la sexta generación de las Ride, una zapatilla neutra, muy amortiguada y con control de la estabilidad. Bastante alejada de la línea actual de tendencia más minimalista, sin embargo puede ser buena opción para corredores de peso medio y alto con pisada de talón o parte media del pie que precisen gran amortiguación.

Su peso, tirando a alto, 280 g, aunque para ser una zapatilla tan amortiguada no está mal.

Pero vamos por partes:

– El upper, o parte superior de la zapatilla que envuelve y protege todo el empeine, tiene un gran acabado, muy elaborado. Construido principalmente por una malla bastante abierta para ganar en transpirabilidad, y con refuerzos exteriores en las zonas que requieren protección.

En la zona del talón incorpora contrafuerte a ambos lados, con el fin de mejorar la estabilidad de la pisada al talonar. Y el collarín del tobillo muy acolchado para ofrecer gran comodidad.

La plantilla es de doble densidad, muy acolchada.

– La mediasuela tiene un perfil bastante alto, de más de 3 cm en la zona del talón, con un drop (diferencia de altura entre la zona del talón y la del antepié) de 8 mm.

El sistema “PowerGrid” de Saucony está presente a lo largo de toda la mediasuela, para dotar a ésta de mucha amortiguación.

10200-3_4_1200x735

– La suela tiene una buena configuración, con distintas zonas claramente delimitadas. En la zona posterior/externa incorpora un caucho altamente resistente a la abrasión, de gran durabilidad. En la zona media/interior una pieza semi-rígida articulada para aumentar el control de la pisada en la transición hacia el impulso. La zona de metatarso configurada con surcos transversales con intención de aumentar la flexibilidad. Y la puntera de nuevo con la goma de alta durabilidad.

Valoración:

Lo más característico de la Ride 6 es el alto grado de amortiguación, a consta de un perfil de mediasuela también muy alto, y contribuyendo también la buena densidad de la plantilla. Con esta altura lo lógico es que se pierda estabilidad, ya que además la horma no es especialmente ancha teniendo en cuenta esta altura. Esto sería un problema para corredores con una pisada adelantada, ya que podrían notar cierta inestabilidad; pero sin embargo, no lo es para los que corran talonando o incluso con el primer apoyo más de mediopié.

Con una mediasuela como ésta, se pierden completamente las sensaciones del terreno al pisar, al igual que la reactividad también se ve minimizada. Sin embargo, se gana en protección y comodidad en rodajes largos. También, como es lógico, se pierde en flexibilidad.

Tanta amortiguación y tanto perfil de mediasuela harán las delicias de los corredores de más de 75 kg que no tengan problemas de pronación y quieran rodar muchos kilómetros bien protegidos. Además, al no tener demasiado drop (8 mm), les ayudará a pisar más con el mediopié, y aquí es donde se mostrará muy efectiva la pieza incorporada en esta zona, ya que aporta buena sensación de estabilidad. Por el contrario, no es lo más recomendable para corredores más ligeros y más rápidos, con pisada más natural y que busquen mayores sensaciones del terreno y reactividad.

La tracción es aceptable también por caminos de tierra.

En conclusión, zapatilla muy cómoda, muy amortiguada, muy duradera y polivalente para corredores de más de 75 kg sin problemas de pisada. Por supuesto, la pueden utilizar perfectamente corredores más ligeros y tener buenas sensaciones, aunque seguramente otras opciones son más interesantes para ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.