SAUCONY XODUS ULTRA: Locomotoras de ultratrail

Texto: Miguel Caselles / Victoria Sánchez

Fotos: SAUCONY

Saucony da una nueva vuelta de tuerca a su célebre gama de zapatillas Xodus. El resultado son unas solventes tragamillas en rutas trail de larga distancia. Se acoplan como una pieza más del engranaje locomotriz potenciando el gesto atlético. Destinadas a corredores y corredoras que se enfrentan a grandes kilometradas tanto en caminos “corribles” como en senderos técnicos.

Xodus Ultra, nuevo capítulo de la serie

Si seguimos el orden numérico de la saga, las Saucony Xodus Ultra son el capítulo número 12 de la exitosa serie Xodus. A cada nuevo episodio los guionistas de Saucony pulen detalles y deslizan mejoras que enganchan a nuevos y veteranos seguidores. Capitulo tras capitulo en continua innovación. Frente a la anterior versión Xodus 11, las actuales Xodus Ultra aumentan materiales reciclados, ganan 40g en ligereza, tienen más espacio en la zona del paquete de dedos, mayor flexibilidad, aumentan mínimamente el drop y el taqueado se adaptada a zonas técnicas y embarradas. Modelo hombre, 293gr. Modelo mujer, 259gr. Perfiles, 32,5mm / 26,5mm. Drop, 6mm. Tacos, 4,5mm. Como suele suceder en el amplio catálogo de zapatillas Saucony, por diseño y colorido las Xodus Ultra cautivan a primera vista. Disponibles dos estéticas opciones en el modelo de chica y otras dos en el modelo de chico. A continuación todos los detalles y prestaciones…

Upper cariñoso y envolvente

Antes de calzarte las Xodus Ultra se percibe un upper muy maleable, manufacturado en malla transitable frente al calor y que, a su vez, permite desaguar la zapatilla rápidamente tras cruzar un arroyo. Seca mientras sigues corriendo. En las zonas potencialmente expuestas a roces con el terreno se extiende una fina película antiabrasión, adherida por termosellado, que protege la malla base del upper. Tanto la puntera, donde más impactos recibe una zapatilla, como el contrafuerte trasero, protegen a dedos y talón. La puntera recurre a un refuerzo paragolpes fortalecido por la prolongación de la goma de la suela. Y la cazoleta trasera a una cuña semirrígida que, a modo de ergonómico chasis, también tiene la función de proporcionar estabilidad al tobillo.

Al igual que sucedía en su versión anterior, las Xodus Ultra se convierten en un segundo calcetín en cuanto tiras de los cordones. Son cordones planos que deslizan con fluidez a través de gazas textiles hasta alcanzar dos ojales superiores perforados en el upper, encargados de ajustar con precisión el atado. Una vez las Xodus Ultra entran en acción, el pie se acomoda sin rigideces ni puntos de presión. Muy cómodas. Respecto de su modelo predecesor, Saucony ha optado por un acolchado menos grueso en la cazoleta del talón y en el collar de la boca. Igualmente ha reducido notablemente el mullido de la lengüeta. El resultado es un upper de suave tacto interior, envolvente y adaptable a la morfología de cada pie. A “todo gas” en zonas trialeras no hay oscilaciones interiores del pie ni desestabilizaciones.

La lengüeta se mantiene integrada en el upper por dos bandas elásticas laterales que contribuyen a dar sensación de ajuste e impiden que la lengüeta se descoloque con el paso de los kilómetros. Nos ha gustado mucho la incorporación de una malla elástica que cubre las aberturas laterales de la lengüeta, cuya misión es impedir la entrada de tierra y pequeñas piedras que la zancada levanta en terrenos sueltos. Además, tiene la finalidad de guardar la lazada de atado y evitar enganchones. Este interesante cobertor elástico es heredado de las combativas Saucony Peregrine 12, en su versión ST. Más adelante veremos que no ha sido la única aportación que las Xodus Ultra han recibido del modelo Peregrine.  

Cómo útiles recursos de la saga, las Xodus Ultra siguen manteniendo el pequeño aro en el inicio del cordaje donde fijar una polaina antiarena, así como la gaza posterior que ayuda a calzarse las zapatillas. Sin olvidar que la generosa horma de los modelos trail de Saucony facilita la inserción de plantillas correctoras, si se precisan.

Contrarrestan la Ley de la Gravedad

Si las Xodus 11 fueron aplaudidas por su amortiguación, en el caso de las Xodus Ultra hablamos de “ovación”. Tras horas de carrera en trazado montañoso, músculos y articulaciones no piden bajar el ritmo. Son zapatillas que hacen más amable el tiempo de entrenamiento y competición en cualquier terreno. Como ya hemos comentado, mantienen ritmos altos en pistas “corribles” y se defienden dignamente en zonas técnicas. La respuesta al porqué de esta apreciada suspensión la encontramos en la combinación de un chasis de duradera eva PWRRUN con una loncha encajada de súper espuma PWRRUN PB, más ligera y reactiva. Además, los laterales del chasis, con forma de cubeta, ayudan al asiento y estabilidad del pie. Esta sinergia de polímeros inteligentes se las ingenia para que la amortiguación sea progresiva y activa en cada zancada. Absorbe y reparte la energía en el impacto liberando, de inmediato, energía de retorno en el despegue. Estimula así un efecto “muelle” además de contar con amortiguación extra.

Usando esta elástica “cama” los ultrafondistas van a constatar que no se deforma ni genera puntos muertos por fatiga de material. Y por nuestra percepción tampoco pierde cualidades por usadas que estén las zapatillas. Según se suman kilómetros los compuestos PWRRUN despliegan todas sus cualidades en cuanto a plasticidad. Como valor añadido a la generosa suspensión hay que sumar la amortiguación aportada por una plantilla extraíble FORMFIT de 7 mm de grosor, 3mm más que las anteriores Xodus. Otra mutación que incorporan las Xodus Ultra es un aumento de drop con el objetivo de impulsar mínimamente la zancada hacia delante. Pasa de 4 a 6mm. Sube un milímetro en el talón y baja otro en los metatarsos. Respecto del suelo la zapatilla se eleva 32,5m en proa y 26,5 en popa. Un perfil que puede parecer elevado a los corredores más técnicos pero que no hace bascular a la zapatilla. Completa la configuración geométrica de la zapatilla un notorio rocker delantero (elevación curva ascendente respecto de la horizontal) que ayuda en el despegue de la zancada sin tensionar la flexión de la zapatilla (más perceptible cuanto más rápido se corre). En el lado opuesto, un rocker mucho menos prominente encamina las aéreas zancadas de talón.

 

 

Amable pilotaje en pista y en pedrera

La estable amortiguación de las Xodus Ultra interactúa con una aguerrida suela que se defiende a la perfección en el cruce de pedreras y trepadas. Saucony sigue confiando en su exclusiva goma PWRTRAC, elogiada como una de las mejores del calzado trail por durabilidad, tracción y adherencia. En las Xodus Ultra se ha optado por dividir la suela en tres partes independientes, de manera que, sea como sea el apoyo, la estructura absorbe el impacto de forma localizada, sin obligar a la zapatilla a contorsionarse. La distribución del taqueado también es heredada de las antes mencionadas Saucony Peregrine 12. Multidireccional. Con tacos en forma de punta de flecha en el antepié que ayudan a traccionar en el impulso de la zancada, mientras que en el talón la disposición contraria asegura la frenada. Prominencia del taqueado de 4,5mm. Soportan bien los mordiscos del áspero granito, son muy adherentes, incluso en roca mojada, y se defienden sobradamente en terreno blando. La disposición de los tacos en la suela es espaciada para evitar los molestos zuecos de barro.

Las nuevas Xodus siguen apostando por una fina plancha de polímero trenzado antipunción, insertada entre la suela y mediasuela del antepié. Este eficaz protector permite arriesgar sobre “camas de faquir”, sin perder el control plantar cuando los canchales de piedras angulosas demandan máxima atención en apoyos y equilibrios. Como siempre recordamos, antes de estrenar unas zapatillas en canchales húmedos o mojados son aconsejables unos rodajes previos en seco que eliminen el pulido original de la goma. En definitiva, la interacción entre suela, mediasuela y upper de las Xodus Ultra, consigue que corredores y corredoras de montaña se atrevan a llegar más lejos con seguridad y rendimiento, ya sea entrenando o participando en una ultra.

Sin límite de kilometraje y en toda superficie

Las Xodus Ultra son zapatillas de respuesta atlética fiable y generosa. Desde que salen de la caja se adaptan a todo tipo de corredor o corredora. Saucony diferencia modelos de chico y modelos de chica procurando que cada pie encuentre su hechura y tallaje exacto. Puestas en acción, y sumando sensaciones, nos encontramos ante zapatillas de magnífica amortiguación/estabilidad, agiles, súper cómodas, y que imprimen reacción al gesto de carrera. A tener en cuenta por corredores de montaña experimentados en larga distancia. También por aquellos que quieran estirar el kilometraje en todo terreno sin aumentar castigo articular. Y, por supuesto, muy recomendables a corredores que empiezan porque van a retrasar sobrecargas y se beneficiarán de una noble conducción en superficies poco amistosas.

 

Correr en modo “piloto automático”

Por nuestra experiencia, calzando las Xodus Ultra llegas a correr de forma automática, te atreves a estirar un poco más los recorridos desentendiéndote en buena medida del reloj. Corres en un nivel superior de percepción porque músculos y articulaciones reclaman más tarde tu atención. Ganas autonomía frente a la fatiga. Eso supone disfrutar más aún del espacio natural por el que transitas. Saucony afirma que “Correr fácil y rápido” es uno de sus lemas desde que la marca arrancó su andadura hace 123 años en una pequeña fabrica de los suburbios de Pensilvania… Tras probar las Xodus Ultra en varias tiradas largas de puro trail, nos queda claro que su lema no pierde vigencia.  

👉 Más información