Saucony Kinvara 5

kinvara5_men

 

Nota: A diferencia de otras publicaciones, en las que los test los realizan expertos en zapatillas, en Sport Training las pruebas y valoraciones están realizadas por expertos en técnica de carrera.

 

SAUCONY KINVARA 5 (Por José Enrique Quiroga)

 

Ya hemos probado la esperada 5ª generación de las “famosas” Saucony Kinvara, unas zapatillas que, desde que salieron al mercado en 2010, han sido todo un éxito entre los runners. Como siempre, con diseños muy llamativos en cuanto a colores, lo cual es sin ninguna duda una estrategia comercial muy acertada; de hecho, las que yo he probado, en color verde, no pasaban inadvertidas a nadie, preguntándome constantemente la gente sobre ellas cuando me las veían puestas.
Según las medidas que hemos tomado, sobre una talla 9’5 USA, tienen un peso de tan solo 218g; una altura de mediasuela de 24mm en el talón y 20mm en el antepié, que dan un drop de 4mm; la anchura del upper en el antepié es de 100mm y la de la mediasuela en esta misma zona de 119mm (casi 1cm de saliente por cada lado).

Descripción:

El UPPER sigue la línea de las versiones anteriores, aunque con algunas innovaciones. Se trata de un upper ligerísimo, con unos pocos elementos termosellados, los justos. Está formado por dos capas: la interior es de una malla muy abierta, muy cómoda, a modo de calcetín; y la exterior, muy finita, de “Flex Film” de Saucony. Muy transpirable y suficientemente elástica para aportar total comodidad y ligereza. La lengüeta va unida a la malla interna, dejando libre solamente la parte superior.
La mayor innovación está en el sistema de ajuste, con el sistema de atado “Pro Lock”, que proporciona un ajuste extra en el empeine.
También es destacable el collarín que envuelve el tobillo, denominado “RunDry”, que aporta mucha comodidad y evita cualquier posible roce.
En la zona del talón lleva un pequeño contrafuerte para añadir estabilidad en la pisada, aunque éste no desentona con el resto del upper ya que no es demasiado rígido.
La plantilla, en la línea de Saucony, de bastante densidad, lo que aporta gran comodidad aunque puede alterar las sensaciones en la pisada. Se trata de una plantilla de una altura de 6mm en la zona del talón y 4mm en la del antepié (esto hace que el drop original de la zapatilla, de 4mm, se vea incrementado a 6mm).

La MEDIASUELA tiene bastante altura para ser una zapatilla tan ligera: 24mm en el talón y 20mm en el antepié. Construida a base de EVA, con tecnología “ProGrid” en la zona del talón para una mejor amortiguación y respuesta.
La densidad es la misma en toda la mediasuela, no incorpora piezas anti pronación en el talón ni de control de la estabilidad de la pisada en el mediopié, con lo que se aligera el peso de una forma clara. Aunque sí se aprecia cierta sujeción en la zona del arco plantar.
Una de las cosas que más llama la atención de la mediasuela es su anchura en la zona del antepié, sobresaliendo muy claramente a ambos lados del upper: casi 12 cm por los 10 cm del upper en esta zona. Esta característica en el diseño es con la intención de ganar estabilidad en la pisada, debido a la altura de la mediasuela.

kinvara5

La SUELA es simplemente una prolongación de la mediasuela en la mayor parte de su extensión, excepto en ciertas zonas estratégicas donde se ha añadido caucho “IBR+” para así minimizar el desgaste y mejorar la durabilidad (parte externa del talón y el mediopié, parte central del antepié y la puntera).
Tiene una configuración muy estudiada. La zona exterior del talón está separada del resto por una notable hendidura, para así “independizar” el gesto de talonar del resto de la pisada (para los corredores que talonen). La parte externa de talón y mediopié es más plana en su dibujo, para aportar consistencia y estabilidad. El exterior, sin embargo, es taqueado para un mayor agarre. El antepié está configurado con varios tacos centrales suficientemente separados para así proporcionar mejor tracción. Esta zona del antepié está formada por varias hendiduras transversales que mejoran mucho la flexibilidad y permiten un gesto más natural. Hay que resaltar que la profundidad entre los tacos no es poca, sino todo lo contario, lo cual mejora considerablemente la sensación del terreno en el impulso pese a los 2 cm de altura.

Valoración:

Lo primero que llaman la atención estas zapatillas al ponérselas es su ligereza, lo cual es debido básicamente a dos cosas: un upper minimalista, que no lleva ningún elemento innecesario, y la mediasuela sin piezas de control de la pisada. Además, su interior es comodísimo, por lo que las primeras sensaciones son fantásticas.

Sin embargo ofrecen bastante estabilidad en la pisada, quizá demasiada si lo que buscamos es agilidad y reactividad. Esto es debido a que la configuración de la mediasuela en la zona del arco plantar estabiliza bastante el apoyo, y, especialmente, a la gran anchura de ésta en la zona de metatarsos, sobresaliendo bastante a ambos lados. Esto es un recurso que se utiliza para minimizar la inestabilidad producida por mediasuelas altas (como sabéis, cuanto más alta sea una mediasuela aumenta el brazo de palanca en la pisada y con ello la inestabilidad e incluso el gasto energético). Sin embargo, pese a tener nada menos que 2 cm de altura en esta zona, es innecesaria tanta anchura de mediasuela para buscar estabilidad, ya que realmente esta altura es “engañosa” debido a la configuración de la suela con tacos profundos. La profundidad de los tacos es de 6 mm, lo que hace que la sensación del terreno al correr aumente considerablemente, ganando por ello mucho en estabilidad. De esta forma, y desde mi punto de vista, no es necesaria una mediasuela tan ancha en la zona de metatarsos (medio centímetro menos por cada lado sería perfecto).

Esto hace que pese a que ofrecen grandes prestaciones, la reactividad no es una de las virtudes de las Kinvara. Por este motivo, seguramente no sea la mejor zapatilla para competir en distancias de menos de 5 km. Pero, sin embargo, para distancias más largas y todo tipo de rodajes son sin ninguna duda unas zapatillas que ofrecen un gran rendimiento. Eso sí, muchísimo mejor por asfalto, que es su terreno ideal.

Me gustaría destacar que con un pequeño “tunning”, podemos modificar de una forma significativa el rendimiento y las sensaciones de las Kinvara 5. Como comentaba anteriormente, las plantillas que llevan de serie son de un perfil más bien alto, con el fin de mejorar la comodidad en la pisada, pero si las sustituimos por unas más finas (de 2 mm) nuestras sensaciones del terreno mejorarán claramente, lo que a buen seguro agradecerán los que se acerquen (o quieran acercarse) al “natural running”, con una pisada más de antepié, ayudados además por el bajo drop (4 mm sin una plantilla que lo altere) y la ligereza de todo el conjunto de la zapatilla. Además, siendo una mediasuela de tacto blando y de relativamente alto perfil, no necesitan unas plantillas tan blandas, aunque se rueden muchos kilómetros por asfalto

Aun así, se trata de unas zapatillas de carácter mixto, ya que los corredores que realicen sus primeros apoyos de planta o metatarso irán muy a gusto con ellas, pero los que talonen también, ya que la configuración de la mediasuela y la suela permite correr muy bien con distintos tipos de apoyos (el sistema de amortiguación “PowerGrid” en el talón beneficia a los corredores talonadores y no afecta negativamente a los que pisan de antepié) . Además, son una muy buena opción para corredores que quieran ir mejorando poco a poco su técnica de carrera.

En resumen, las Kinvara 5 son unas zapatillas de muy alta calidad, en las que se han eliminado todos los elementos “innecesarios” dejando lo esencial para ofrecer un gran rendimiento. Un upper muy ligero y comodísimo, bajo drop, con poco control “artificial” de la estabilidad, óptima flexibilidad… todo bajo una estética muy atractiva, hacen que sean una muy buena opción casi para cualquier corredor, especialmente los de peso medio.

Kinvara 5 woman
Foto: Kinvara 5 woman