¿Cómo se recupera Mario Mola tras una competición?

¿Cómo se recupera un triatleta de elite tras una competición? Mario Mola te lo cuenta… (1)

(Texto enviado por BH)

El pasado fin de semana competí en el Campeonato de Europa de Triatlón en Eilat (Israel), donde obtuve el 6º puesto. Estoy muy satisfecho con la carrera y mi rendimiento. La verdad es que me favoreció bastante que la carrera fuera dura. Al final, ha resultado ser una prueba muy positiva, porque me ha permitido prácticamente asegurar la plaza olímpica. Tras este logro, desde BH me piden que os cuente cómo se recupera un triatleta después de una competición tan exigente como un Europeo.

¿Y cómo hago yo para recuperarme? En principio, no llevo a cabo un trabajo de recuperación específico, fuera de los ejercicios o entrenamientos que hago habitualmente. Al final, este tipo de pruebas las tomo como ‘entrenamientos duros’, hay unas exigencias físicas que no hay en el entrenamiento normal pero, en esencia, es como un entrenamiento más intenso.

Del mismo modo, el objetivo es intentar recuperarse lo antes posible, aunque sin ponerse un plazo fijo,  ya que cada cuerpo tiene sus propios ritmos. Además, competir fuera también influye, porque no es lo mismo hacerlo en Australia que en Madrid, con el consiguiente trastorno que el viaje provoca en los entrenamientos de recuperación.

Generalmente, procuro hacer 5-6 días de entrenamientos suaves, con más volumen, pero menos intensidad. También recurro a los entrenamientos en el agua, porque son menos fatigosos, y a una buena alimentación. Gastando unas 5.000-6.000 calorías te puedes permitir casi de todo, aunque evito las grasas saturadas. Tras un desgaste como ese, hay que comer lo que te pide el cuerpo.

En este caso, hay que tener en cuenta también que la carrera fue muy dura, por el calor, así que hidratarse mucho y comer bien es fundamental. El viaje de vuelta también fue duro, salí a las 5 de la mañana y hasta las 11 no llegué a Madrid. Un día en el que no puedes entrenar ni recuperar en condiciones, no te queda otra que estar sentado en un avión y en colas de controles de pasaporte…

Los primeros 2-3 días hay que recuperar sensaciones, si me encuentro bien intento meter algo más de intensidad. En periodo de competición hay poco tiempo para entrenar y hay que ajustar mucho. Eso hace que los entrenamientos sean secundarios en favor de la recuperación.

La semana que viene más. Os hablaré de cómo aprovechar los viajes en avión para recuperarse, fisioterapia, visita al gimnasio… en resumen, otros aspectos que suelo cuidar después de una competición tan dura.

Mario Mola.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.