Dani Molina, atleta de Skechers, continúa quitando retos conseguidos de su lista de deseos. Tras obtener el título de campeón del Mundo de Acuatlón en 2013 y 2015, el atleta de Guadalajara se propuso conseguir el Campeonato Mundial de Triatlón en su categoría (PTSE3 Men), hazaña que ha conseguido este fin de semana en Rotterdam, justo el día en el cumplía 43 años. Molina paró el cronómetro en 1 hora 11 minutos 22 segundos, tras conseguir una amplia ventaja en la prueba de natación e ir incrementándola sobre la bici y a pie. En este mismo Campeonato del Mundo de Paratriatlón, la selección española consiguió cuatro medallas (un oro, dos platas y un bronce).

Daniel Molina, un modelo de constancia y superación, perdió su pierna derecha a los 22 años en un accidente. Sin embargo, este suceso no consiguió cercenar su espíritu deportivo ni su capacidad de sacrificio, por lo que, poco tiempo después, volvió a practicar natación, consiguiendo representar a España en los Juegos Paralímpicos de Atenas en 2004, en la categoría de 100 metros espalda.

Además, el triatleta paralímpico, doble subcampeón del mundo en Auckland 2012 y Londres 2013, es experto en esquí alpino y practica windsurf y esquí acuático. De este modo, además de un deportista de elite con varios títulos mundiales en diversas disciplinas, el alcarreño es un ejemplo de superación capaz de inspirar a todos aquellos que pretenden conseguir sus sueños a pesar de las dificultades, luchando contra viento y marea para lograr sus objetivos.

Como prueba, este clip que grabó para Skechers en el que nos cuenta su historia y su permanente brega para conseguir que lo imposible se haga realidad.