SAUCONY PEREGRINE 12: “Guardianes de la galaxia trail”

                                                                              

Texto: Miguel Caselles / Victoria Sánchez

Fotos: SAUCONY

 

Saucony perfecciona una de las naves insignia que surcan el universo trail. Se trata de su intrépido modelo Peregrine recién enrolado en la campaña estelar número 12. El bólido resultante son unas zapatillas más ligeras, mejor protegidas, con mayor agarre y un plus de amortiguación reactiva en galaxias trail donde se corre rápido. 

Nueva versión refinada

Saucony lo ha vuelto a hacer. Sus ingenieros han dado una vuelta de tuerca más al popular modelo Peregrine con una nueva versión. Desde su primera edición (y van doce) las Peregrine se han postulado como zapatillas versátiles en cualquier trazado trail. Agiles y precisas en terreno técnico y come kilómetros en recorridos pisteros. En ambos escenarios fluyendo a ritmos altos si quienes las pilotan se lo exigen. Saucony también ha dado un empujón al modelo Peregrine ST, dirigido a terrenos blandos o embarrados, del que luego hablaremos. Mientras que el modelo invernal Peregrine GTX, con membrana Gore-Tex impermeable/transpirable, se mantiene en su versión número 11.

A simple vista las flamantes Peregrine 12 mantienen el estilo de su versión predecesora, pero con modificaciones que potencian sus prestaciones. Ganan ligereza, protección mejorada, mayor agarre y amortiguación/reacción adicional. Frente a la Ley de la Gravedad hay que restar 35 gramos por zapatilla respecto de la versión anterior, quedando el nuevo modelo en 275gr/hombre y 235gr/mujer. Tanto el tallaje de chico como de chica se escalona de medio en medio número de modo que cada pie encuentre su horma y tamaño adecuados. Puestos ya en antecedentes, indagamos un poco más en las nuevas Saucony Peregrine 12…

 

Cómodo chasis

Siguiendo su tendencia colorista, Saucony presenta las Peregrine 12 en diferentes propuestas de color según sean versión chica o chico. El upper de aspecto esbelto se configura en malla transpirable sobre la que van adheridos sectores perimetrales de lámina extrafina antiabrasión, superpuesta en doble en las zonas que reciben más fricción de rocas u obstáculos del terreno. Ante los inevitables choques frontales cuando corremos entre piedras, la puntera está reforzada con una protección de polímero flexible en forma de U y por la prolongación de la goma de la suela. En el extremo opuesto, en el talón de la zapatilla, se inserta un contrafuerte de cierta rigidez encargado de proteger el talón y ofrecer estabilidad a la vertical del calcáneo.

La cara interior de la zapatilla es suave al tacto. Posee acolchado en la abertura perimetral del cuello, más consistente en la parte alta de la cazoleta del talón para acomodo del tendón de Aquiles. La lengüeta de la nueva Peregrine también permanece unida al cuerpo interior de la zapatilla por amplias bandas elásticas laterales, por lo que no se revira cuando las zapatillas entran en acción, al tiempo que añade sensación de ajuste al pie. Sin embargo, se ha optado por disminuir notablemente su acolchado sin que por ello se note opresión en el empeine. En conjunto el cuerpo de las Peregrine 12 es más dócil a las deformaciones súbitas obligadas por las irregularidades del terreno, descartando puntos de presión o fricciones con la piel. Muy de agradecer cuando kilómetros y zonas trialeras se prolongan en enteramientos o competición. Su transpirabilidad y rápido secado añade puntos a favor.

Al igual que su versión predecesora, la horma de las Peregrine 12 se ciñe al talón del pie para dar precisión en los aterrizajes sobre terreno técnico y gana amplitud en el mediopie y contorno de los dedos. Esta estructura trasera junto a la cazoleta ergonómica del talón aportan estabilidad a la vez que evitan oscilaciones del pie en el interior de la zapatilla. Quienes usen plantillas correctoras podrán insértalas fácilmente. Saucony sigue ubicando un pequeño aro metálico en el inicio del cordaje donde fijar, cuando se necesite, una polaina que impida la entrada de arena. También mantiene la útil gaza en la parte alta del talón de la que tirar en el momento de calzarse las zapatillas. En cambio, ha optado por encauzar el cordaje a través de gazas, en lugar de ojales perforados, favoreciendo así el deslizamiento de los cordones hasta alcanzar los característicos ojales dobles superiores (perforados) de ajuste preciso. Una vez anudada la lazada, el cordón sobrante puede trabarse en una cinta elástica transversal de la lengüeta para evitar enganchones con ramas o raíces.

Amortiguación de diez

Como responsable de la amortiguación de las Peregrine 12 permanece la espuma PWRRUN, exclusiva de Saucony. Este compuesto ha demostrado una amortiguación/absorción de nota diez en los diferentes modelos trail de Saucony. No se deforma ni pierde propiedades por batallas que tengan las zapatillas. Absorbe y reparte la energía del impacto de cada zancada recuperándose de inmediato frente al siguiente impacto. Además de aportar estabilidad frente a las irregularidades de los senderos de montaña. En esta versión utiliza una composición más liviana que rebaja el gramaje de la zapatilla sin perder cualidades. Como singular novedad se incorpora a la suspensión una anatómica plantilla extraíble también de PWRRUN, pero en su versión plus, y desaparece la fina plancha de este mismo compuesto adherida en el suelo interior de la zapatilla.

El colchón de la zapatilla tiene un perfil de 26,5mm en el antepié por 22,5 en el talón (tan solo medio milímetro menos que la anterior Peregrine), lo que supone un cómodo drop de 4mm. Por tanto, el equilibrio resultante entre amortiguación, estabilidad, elevación respecto del suelo y drop favorece un gesto natural de carrera y control preciso de la zapatilla en zancadas aéreas. Añadiendo que transmite un progresivo efecto de amortiguación reactiva y dinamismo en carrera sin perder la sensación de tacto con terreno. Gracias a estas sinergias, articulaciones y espalda se libran en gran medida de sobrecargas en distancias largas y terrenos donde los aterrizajes son contundentes.  

 

 

Muerden el terreno y se pegan a la roca

Además de un upper flexible y una mediasuela que amortigüe sin perder estabilidad, las zapatillas de montaña necesitan una suela que traccione sobre tierra y se adhiera a las planchas de roca. Las Peregrine 12 cumplen con creces. Vuelven a solar con su exclusiva goma PWRTRACK, muy apreciada en los ambientes trail por tracción en cualquier superficie, adherencia en planos inclinados de roca (incluso en mojado) y durabilidad. Tampoco falta en la nueva versión la fina placa antipunción que la zapatilla lleva insertada entre la suela y mediasuela del antepié, cuyo objetivo es salvaguardar las plantas de los pies de raíces y piedras puntiagudas.

El mapa multidireccional del taqueado cambia en parte respecto de la anterior versión pretendiendo un mayor agarre. Mantiene los tacos en forma de punta de flecha aunque más delimitados. En el antepié ayudan a traccionar en el empuje de la zancada y en el talón afianzan la frenada. La prominencia del taqueado es de 5mm y soporta bien los mordiscos de rocas afiladas. Respecto de la anterior versión, los tacos están mínimamente separados del borde de la suela y desaparecen unos pequeños círculos donde fijar tornillos tipo Icepeak, específicos para correr, por ejemplo, sobre lagos helados (claramente este recurso es más adecuado en el modelo invernal Peregrine 11 GTX que sigue situándolos entre los tacos). Como siempre apuntamos, antes de estrenar unas zapatillas en canchales húmedos o mojados es aconsejable realizar algunos rodajes en seco que eliminen el pulido de la goma.

Versión ST clavada al terreno

Mencionábamos anteriormente que Saucony ha renovado igualmente el modelo Peregrine ST (foto anterior), destinado a terrenos blandos o embarrados (aunque esta especialización no le resta prestaciones en superficies duras, rocosas y secas). Las modificaciones aplicadas a las Peregrine 12 ST son similares a las de las Peregrine 12. Chasis más flexible y protegido, mediasuela de PWRRUN aligerado, plantilla de RWRRUN plus y diferente configuración de taqueado. Mantienen su característica malla elástica exterior cobertora de las aberturas de la lengüeta (a fin de impedir entrada de escombro), también su sistema de atado inmediato mediante cordón-cable con prisionero y un taqueado, aunque remodelado, moderadamente agresivo y espaciado (antizuecos de barro) con una prominencia de 6,5mm. Puestas en la báscula rebajan su peso anterior quedando el modelo de hombre en 289g y el de mujer en 246g.

 

Mismas prestaciones optimizadas

Por último, cabe recalcar que las nuevas Peregrine 12, al igual que su anterior versión, están listas para un uso intensivo desde que te las calzas por primera vez. La interacción de upper flexible, mediasuela amortiguada/estable/reactiva y agarre de la suela aportan agilidad y precisión en cualquier terreno y desnivel por irregular que sea. No se vician estructuralmente. Las mejoras que incorporan las hacen más competitivas sin importar distancia ni superficies técnicas.

Haciendo alusión al título de este reportaje, en una de las secuencias de la delirante película Guardianes de la Galaxia, la superheroína Gamora afirma que “cualquier pesadilla que el futuro me depare será un sueño comparado con lo que dejé atrás”. En ocasiones las aventuras en la montaña tienen que ver con ese razonamiento… La evolución del material deportivo, de cada nuevo modelo de zapatillas, siempre nos ha llevado un poco más allá en la galaxia trail. Pilotando unas Saucony Peregrine 12 será fácil entrar en órbita.

Más Información:

www.saucony.com

www.facebook.com/SauconySpain