LOS EXPERTOS OPINAN: “NUEVAS TECNOLOGÍAS EN LAS ZAPATILLAS PARA CORRER”

 

Artículo publicado en la revista Sportraining nº 95

 

La irrupción de las placas de carbono y de las espumas de alta respuesta, junto con otras tecnologías específicas, han revolucionado sin ninguna duda el mercado de las zapatillas para correr, ofreciendo una mejora del rendimiento nada despreciable por los atletas. A continuación os ofrecemos un pequeño “debate” en el que han participado algunos representantes de marcas punteras en el mundo del running, añadiendo, al final, una interesantísima aportación de cuatro prestigiosos expertos que intervinieron con sendas ponencias en el 12º Simposio Nacional sobre Entrenamiento para Deportes de Resistencia celebrado el 28/11/2020 y organizado por Sportraining.

 

 

RICARD FERNÁNDEZ. Tech Rep en Saucony Spain y ex atleta profesional. www.saucony.es @SauconySpain

FRANC BENEYTO. Creador de FBR Concept. Entrenador de atletismo. www.fbrconcept.com info@fbrconcept.com @fasterfetterrunnners

EDUARDO SEGURA. Brand Manager de Hoka One One en España y Portugal. www.hokaoneone.eu/es/es/ www.instagram.com/hokafans_iberia/ www.facebook.com/hokaoneonespain/

ALBERTO GANGO. Senior Manager Footwear de The North Face. www.thenorthface.es @thenorthface.europe

KURT STOCKBRIDGE. Vicepresidente de Innovación y Desarrollo de productos para Skechers Performance. www.skechers.com @skechers.es

ANGELO DÍAS. Experto en tecnologías de Adidas Running. adidas@gruponorte.es www.adidas.es

KEVIN LÓPEZ. Atleta internacional de 800m y 1500m. Olímpico en Londres 2012 y Río 2016. Multi campeón de España. Entrenador de atletismo. @Kevinlopezyerga

ROBERTO CEJUELA. Doctor en Ciencias del Deporte. Profesor en la Universidad de Alicante. Entrenador de triatletas de élite internacional. @RobertoCejuela @roberto_cejuela

CARLOS BALSALOBRE. Doctor en Ciencias del Deporte. Profesor de biomecánica del deporte en la Universidad Autónoma de Madrid. Investigador en nuevas tecnologías. Asesor de deportistas de élite. www.carlos-balsalobre.com @cbalsalobre

IVÁN RODRÍGUEZ. Licenciado en Ciencias del Deporte. Entrenador Superior de triatlón, natación y ciclismo. Responsable el área de rendimiento de Reebok Sports Club. ivan.rodriguez@reebokclub.com https://ivanreebok.com/ @ivanreebok

 

 

¿Cuáles son las características principales que debería tener una zapatilla que busca mejorar el rendimiento del atleta?

RICARD FERNÁNDEZ. Hay muchos aspectos para tener en cuenta, y también distintos grados en función de las necesidades de los diferentes tipos de corredores y entrenamiento. Principalmente y de forma general, en Saucony situamos los modelos en función de la amortiguación vs respuesta y de la flexibilidad vs estabilidad. Esto se puede representar de una forma muy clara en una matrix en la que cada modelo está situado en el plano en función de estos 4 ejes mencionados. Está claro que un corredor que busca, o que precisa por sus características físicas o por el tipo de entrenamiento a realizar, máxima amortiguación, lo hará en detrimento de la respuesta de la zapatilla. O al menos así era hasta ahora, y aquí hago un inciso, porque con la irrupción de los nuevos modelos con placa de carbono se ha conseguido que una zapatilla de máxima amortiguación tenga también una elevada respuesta, principalmente basada en la propulsión. Aunque estos modelos resultan adecuados solo para la máxima exigencia, ya sea en entrenamientos muy específicos o para la competición. Muchas veces cuando se elige una zapatilla para correr, hay que tener en cuenta que probablemente sea la parte de nuestra equipación más importante, y donde quizá hemos de invertir un poco más.

En cuanto al tema de la flexibilidad y la estabilidad, va a venir determinado, en primer lugar, por el drop (diferencia de longitud entre el talón y la parte delantera de la zapatilla). A menor drop más nos obligará la zapatilla a entrar de medio pie, ayudándonos así a mejorar nuestra técnica de carrera. A mayor drop y mayor estructura la zapatilla se mostrará más estable, facilitando al corredor una pisada más de talón.

FRANC BENEYTO. Imprescindible que tenga el *Talón flotante tal y como proponemos con el concepto FBR, aunque esto depende del nivel del atleta y de la distancia a recorrer. De esta manera facilitamos:  el apoyo de planta/mediopié y con ello una técnica de carrera eficiente, un menor tiempo de contacto del pie en el suelo, el aprovechamiento máximo de la energía elástica tendinosa y muscular de las piernas y arco plantar, y, al mismo tiempo, ayuda a prevenir lesiones al no impactar con el talón. También es importante que sea ligera (<220g), con mediasuela reactiva, con placa de fibra de carbono, que le acompañe un buen método de adaptación.

Las marcas deberían tener el compromiso de “acompañar” al runner, al cliente, para ayudarle a sacar el mayor partido a sus modelos de zapatillas, de lo contrario no lo sacará, o incluso podrá lesionarse, como ya vemos que está sucediendo a muchos corredores especialmente talonadores cuando utilizan algunos de los modelos que hay en el mercado con placa de fibra de carbono. Las “zapatillas mágicas” están diseñadas especialmente para corredores con técnica eficiente, con un contacto de mediopié/antepié y no para talonadores.

EDUARDO SEGURA. Si hablamos de la media y larga distancia, lo principal es la comodidad y ajuste, ya que es algo que va a estar contigo durante un periodo de tiempo largo. Una vez conseguido esto, la idea es mejorar el rendimiento del deportista ayudando a ir más rápido y haciendo que la fatiga muscular sea lo menor posible.

ALBERTO. GANGO. Los atletas entrenados están bien adaptados a correr, por lo que el calzado que puede mejorar el rendimiento se centra en reducir el impacto que puede conducir a lesiones y asegurar un retorno positivo de la energía.

ANGELO DÍAS. En primer lugar, un buen diseño, que combine el feedback de los atletas con los conocimientos de los ingenieros. Si hablamos de los aspectos físicos, principalmente tecnologías de mediasuela con poco peso y gran reactividad. La mayor ligereza nos ayudará durante toda la fase de vuelo, mientras que la reactividad hará su entrada una vez contactemos con el suelo, absorbiendo el impacto y devolviéndonos parte de esa energía que facilita nuestro desplazamiento. De esta manera estamos abarcando gran parte de los factores que pueden determinar nuestro rendimiento.Todo ello se verá más potenciado cuanto mayor sea la capacidad del atleta. La buena técnica, la fuerza o la capacidad de correr a ritmos elevados son las características que todo corredor tiene que buscar para complementarse con sus zapatillas y buscar el máximo rendimiento.

 

Desde el punto de vista biomecánico ¿de qué forma crees que se puede mejorar el rendimiento a través de unas zapatillas?

RICARD FERNÁNDEZ. Con la geometría. Está claro que la construcción de la zapatilla determina la posición del cuerpo y así se facilita que haya una transición en el apoyo del pie suave y fluida condicionando toda la biomecánica del corredor. En Saucony hemos introducido nuestra gama Endorphin con tres modelos; Pro (con placa de fibra de carbono), Speed (con placa de nylon) y Shift (sin placa, pero muy estructurada para un uso diario), y el denominador común de todos ellos es la geometría, a la que denominamos SpeedRoll. Al correr con ellas, se produce una sensación muy agradable de propulsión hacia adelante, facilitando una mejor técnica de carrera y una mayor eficiencia en todos los movimientos propios del corredor. A partir de ahí, combinando drops, nuevos materiales y perfeccionando la construcción de las zapatillas mediante análisis en nuestro laboratorio, probando con todo tipo corredores, en definitiva, invirtiendo en I+D, siempre se conseguirá seguir avanzando para mejorar las prestaciones de una zapatilla.

FRANC BENEYTO. ¡En cuanto a rendimiento, una barbaridad! Dependiendo de la buena o muy buena técnica del atleta, se podría mejorar gracias a las actuales zapatillas del mercado con placa de fibra de carbono entre 30” y 75” la mejor marca personal de un 10K. Y si además incorporamos más avances tecnológicos conseguiremos más mejora. Con las zapatillas actuales, como la placa de fibra de carbono, hace parte de las funciones excéntricas y concéntricas de los  gemelos, del soleo y del tibial posterior, el atleta se fatiga menos y por tanto es capaz de rendir más, de correr más rápido. O lo que es lo mismo, “soy capaz de correr más rápido en una distancia superior a la que puedo recorrer si no uso esta tecnología”. Es decir, si por ejemplo, yo corriendo a 3’00”/Km aguanto un máximo de 7Km con unas zapatillas sin placa de fibra de carbono, y un 10Km a 3’06”/Km (31:00), pero cuando me pongo las zapas con placa de fibra de carbono soy capaz de aguantar una mayor distancia a ese ritmo de 3’00”, porque me fatigo menos, y llego hasta el 10Km y consigo correr en 30’, habré mejorado mi MMP en 1’00” ¡Solo por el hecho de haber cambiado de zapatillas! Sin placa o con placa.

EDUARDO SEGURA. Lo principal es que te ayude en tu economía de carrera. Para ello hay que conseguir que la zapatilla te permita correr de la forma más natural posible, ahorrando energía. Aquí entran en juego toda la artillería de nuevas espumas, gomas, diseños de suelas, pesos upper, etc. todo tiene un mismo objetivo en común.

ALBERTO GANGO. La mediasuela basculante del VECTIV™ de The North Face optimiza la posición del pie durante el aterrizaje proporcionando un mejor tensado del arco del pie. Esto combinado con la placa de carbono proporciona impulso hacia adelante, pero también mayor estabilidad, asegurando que la energía no se desperdicia en el terreno de senderos difíciles.

KURT STOCKBRIDGE. La eficiencia con la que una zapatilla pasa del impacto a través del pie y cómo lo apoya a través de estas fases es un enfoque principal para nosotros en lo que se refiere a mejorar el rendimiento. Hemos aprendido a través de pruebas biomecánicas considerables que la optimización de la geometría, no sólo de la superficie de contacto del suelo, sino también de la superficie directamente debajo del pie, puede afectar positivamente el rendimiento y el nivel de fatiga considerablemente. Minimizar el peso también influye en la mejora del rendimiento, por lo que también es un enfoque clave para nosotros.

ANGELO DÍAS. Una zapatilla debe ayudar al pie en el contacto y en el despegue del suelo. La forma del calzado es clave, pues si tenemos un tiempo de contacto mayor con la musculatura más relajada, nos ayuda en la eficiencia de la carrera. Es decir, gracias a la forma de la zapatilla, utilizo el apoyo para conseguir un mayor impulso, pero con menos esfuerzo. Una manera de mejorar el rendimiento es con tecnologías que favorezcan esa transición. Un ejemplo serían las varillas con infusión de carbono Energy Rods, situadas en la mediasuela. Gracias a su forma, simulando las falanges de los pies, cuando esta tecnología entra en contacto con el suelo favorece una transición óptima, sin generar mucha fatiga en la musculatura. Es decir, ayuda a que mejores tu economía de carrera, y, por tanto, tu rendimiento.

Teniendo en cuenta que en la larga distancia es más determinante la economía de carrera y en la corta la potencia de zancada, ¿cuáles son las diferencias en el diseño de una zapatilla para unos y otros atletas?

RICARD FERNÁNDEZ. Como hemos mencionado, a mayor velocidad se requerirá más respuesta y flexibilidad por parte de la zapatilla, además de una mayor ligereza. Al contrario, cuanto más lento sea el ritmo y más kilómetros tengamos que recorrer, primará una mejor absorción del impacto, es decir, una gran amortiguación y una mayor comodidad en el calzado.

FRANC BENEYTO. Principalmente el diseño de la flotabilidad del talón. A menor distancia se necesita mayor flotabilidad porque se busca más potencia en el retorno de la energía elástica tendinoso-muscular. Y a mayor distancia se precisa menor flotabilidad e incluso en algunos casos la zapatilla puede disponer de un talón ciertamente especial que llegue a contactar en el suelo. Estamos probando en este sentido algunos prototipos con diseños muy originales que algún día harán las delicias de los ultrafondistas. El diseño de cada modelo de competición también dependerá del nivel y fortaleza del atleta. También dependerá de la superficie sobre la que se compita, si el modelo en cuestión es para pista, para ruta o para Trail. En cada modalidad se requerirá diseños diferentes. Para Trail por ejemplo un taqueado importante en la suela y refuerzos en el upper para posibles roces con ramas, piedras… Si es en pista sería bueno incorporar clavos además del concepto “FRANJA” que estaría dispuesto de manera diferente al modelo para ruta (este concepto no sería útil en las de Trail).

EDUARDO SEGURA. Creo que la diferencia recae como bien dices en el tiempo que la llevas puesta. En una zapatilla de larga distancia primará la comodidad por encima de la potencia, y viceversa. Esto hace que las espumas sean mucho más importantes en las zapatillas de media y larga distancia que en las de carreras explosivas donde prima la reactividad de la placa.

ALBERTO GANGO.  Enormes diferencias en el diseño de zapatillas. El peso y la tecnología de la suela son completamente diferentes para correr en larga y en corta distancia, pero el objetivo sigue siendo el mismo: mejorar el rendimiento de los atletas.

KURT STOCKBRIDGE. Ambos diseños tienen más en común de lo que uno podría pensar. Ambos normalmente incluyen soluciones ligeras, alta rigidez en el antepié y relación peso, y alta resistencia. La mayor diferencia está generalmente en la cantidad de amortiguación que normalmente se encuentra en los modelos de perfil de mediasuela más alto, diseñados para una distancia más larga, en comparación con los perfiles más bajos para carreras rápidas en pistas llanas. Dicho esto, es necesario hacer diseños específicos al atleta para así obtener resultados óptimos. 

ANGELO DÍAS. La clave de esta pregunta es el tiempo en el que se va a mantener el esfuerzo. Para corta distancia necesitaremos más explosividad, un modelo más agresivo para realizar el apoyo en el suelo. En sus características destacaremos un upper que se ajuste bien al pie, con refuerzos y muy ligero, y una mediasuela de materiales muy reactivos como puede ser el carbono o espumas, especialmente en la zona del metatarso, pues para carreras cortas el talón no se apoya apenas, por lo que esa zona se deja liberada o con alguna ligera amortiguación. Estas zapatillas podrían ir desde las de clavos de un velocista hasta las zapatillas lisas de un corredor en ruta que tenga que hacer un 5K a un ritmo alto. Para larga distancia la clave es la economía de carrera, pues hay que aguantar el ritmo durante mucho tiempo; por tanto hay que utilizar tecnologías que te hagan correr más con menos esfuerzo; es por ello que, en la mediasuela, buscaremos materiales que combinen amortiguación con un buen retorno de energía o reactividad, como puede ser el Boost, o la espuma Lightstrike; la silueta de la zapatilla se agranda un poco más que las de corta distancia, porque necesitamos mayor estabilidad y un upper más protegido, como vemos en modelos como Solar Boost o UltraBoost. Estas zapatillas pueden ir desde un modelo que sólo utilicemos para competición, o una más polivalente de entrenamiento más competición.

 

¿Piensas que la introducción de las placas de carbono en las zapatillas ha supuesto un punto de inflexión en el diseño de éstas?

RICARD FERNÁNDEZ. Obviamente sí, aunque en realidad el éxito de estos modelos no radica únicamente en la placa de carbono, sino en la construcción de la zapatilla y en el material ultraligero que lleva en la mediasuela. Sin eso, una placa de carbono no serviría de nada. 

FRANC BENEYTO. Es evidente que sí, no hay ninguna duda porque se ha abierto la veda a incorporar ayudas mecánicas en las zapatillas que permitan un mayor rendimiento deportivo, más allá del valor del propio esfuerzo humano. Es un dopaje tecnológico permitido en toda regla. Hoy en día es más importante la zapatilla que lleves que el valor en sí del propio atleta. Los propios atletas “punteros” cuando van a la línea de salida de una carrera miran los pies de sus rivales para ver qué zapatillas llevan. Si no fuera importante ni se fijarían. Pero también ha supuesto un punto de inflexión el que las zapatillas de clavos ya tengan el concepto FBR incorporado, el talón flotante para lograr un mayor rendimiento. El actual récord del mundo de 10.000m masculino y de 5.000m femenino están conseguidos con la suma de las dos tecnologías, la placa de fibra de carbono + el FBR (talón flotante).

EDUARDO SEGURA. Creo que las placas de carbono se llevan utilizando en otros deportes durante mucho tiempo y el running ha sido el último en llegar. Creo que se seguirá apostando por este material en el futuro por todo lo que aporta.

ALBERTO GANGO.  Realmente sí. Hemos visto claramente que las placas de carbono han tenido un gran impacto en la mejora del rendimiento de los atletas. Pero no en el trail running, y es ahí donde innovamos desde The North Face.

ANGELO DÍAS. Solo hay que observar la tendencia del mercado actual, y mirar las siluetas de los modelos más técnicos de cada marca para preguntarse… ¿qué ha pasado? La respuesta es simple: el carbono ha llegado al running. A pesar de que el uso de estos materiales y estructuras no es nuevo (ya en la década de 2000 adidas presentó su modelo Adistar Competition y el concepto ProPlate), la reciente introducción de las placas de carbono cuenta con un elemento diferencial. Nos referimos a esas mediasuelas más altas de lo que estábamos acostumbrados, que enlazando con el principio, es el elemento que más resalta de su diseño (y que para muchos será ese punto de inflexión, que puede terminar convirtiéndose en el más icónico con el paso del tiempo). Más allá del aspecto visual, la introducción de las placas de carbono invita a usarlas como elemento central a partir del cual estructurar la zapatilla. Nuevas tecnologías de amortiguación, procesos de fabricación modernizados para integrar las placas, uppers mejorados para dar un extra de soporte… Quizás no todos estos cambios han sido directamente provocados por las placas de carbono, pero lo que sí es seguro es que éstas han sido el detonante perfecto para dar el siguiente paso, el punto de inflexión, en lo referente a la concepción y diseño de nuestras compañeras de entrenamiento.

 

¿Qué es lo más relevante de las nuevas tecnologías implementadas en las zapatillas de tu marca?

RICARD FERNÁNDEZ. Principalmente los materiales de la media suela, con el PWRRUN+, también la construcción y el ajuste, con la tecnología FormFit, que se adapta al pie de cada corredor. Y ahora, con la incorporación de la gama Endorphin, la geometría de la zapatilla. En Saucony hemos introducido nuestra gama Endorphin con tres modelos; Pro (con placa de fibra de carbono), Speed (con placa de nylon) y Shift (sin placa, pero muy estructurada para un uso diario) y el denominador común de todos ellos es la geometría, a la que denominamos SpeedRoll. Al correr con ellas, se produce una sensación muy agradable de propulsión hacia adelante, facilitando una mejor técnica de carrera y una mayor eficiencia en todos los movimientos propios del corredor.

FRANC BENEYTO. Los conceptos FBR, el talón flotante y el concepto FRANJA. También estamos trabajando, estemos de acuerdo o no en su uso legal, con la placa de fibra de carbono. Los resultados logrados en los primeros tests con los prototipos están siendo espectaculares, pues los estamos comparando haciendo series a ritmos por debajo de 3’00”/Km con las zapatillas punteras. Y sobre todo en runners talonadores, a los que les facilitamos cambiar su técnica de carrera y que con nuestras FBR utilicen la técnica ideal, la natural, la de mediopié ¡Y se nota! También ayudamos a fortalecer la musculatura de los corredores.

EDUARDO SEGURA. Se tiene una percepción no del todo correcta en cuanto a las placas de carbono. Se piensa en muchos casos que estas zapatillas son específicas para el atleta de élite, cosa que en muchos casos sí ocurre, pero en HOKA ayudamos a que esta tecnología se adapte también al corredor más popular dotando a la zapatilla de una estructura y características que se adapten a un mayor número de corredores y no solo al atleta de élite.

ALBERTO GANGO. En The North Face tenemos en concepto VECTIV, es una arquitectura “soling”, con una construcción única en la mediasuela con efecto basculante y rocker muy acentuado, que se encuentra directamente debajo de la placa de carbono, proporcionando retorno de energía y menor impacto tibial, algo crítico para los atletas de larga distancia.

KURT STOCKBRIDGE. Entre nuestras patentes está la placa de fibra de carbono introducida en el antepié, que es una de nuestras tecnologías recientes que más nos entusiasman. Proporciona una alta relación rigidez-peso para promover la economía de carrera. Además, seguimos evolucionando y mejorando nuestra tecnología “Midfoot Strike” que promueve la eficiencia en cada zancada. Estas dos tecnologías se combinan con nuestra espuma de la mediasuela “Hyper Burst”, que se hace utilizando un proceso de espuma “súper crítico” para crear células de forma esférica en formato ajustado. Es la espuma de mediasuela más ligera y resistente que Skechers Performance ha ofrecido hasta la fecha. Combinadas, estas innovaciones ayudan a que nuestras zapatillas de running sean determinantes para ofrecer a los corredores una ventaja competitiva.  

ANGELO DÍAS. Sin duda, el hecho de que cada tecnología tiene un porqué y aporta un beneficio al atleta. Es el caso de los Energy Rods presentes en el modelo Adizero Adios Pro. No se trata solo de añadir unas estructuras de carbono que mejoren la propulsión, sino de complementar lo mejor posible al atleta. El hecho de que los Energy Rods sean varillas de carbono independientes entre ellas, parte de la base de que la anatomía ósea del pie necesita libertad de movimientos entre los distintos metatarsos. De esta manera, cada hueso está complementado con una varilla que se acomoda a él, y no al revés. El resultado es un diseño mucho más adaptado a la morfología natural de nuestro cuerpo, y ello conlleva un beneficio mucho mayor. Otro ejemplo es la tecnología de amortiguación Lightstrike. La combinación de su mayor ligereza con la reactividad que aporta, consigue disminuir la fatiga muscular, y ello mejora consecuentemente el rendimiento.

 

¿Consideras muy importante el feedback de los atletas y el análisis de los datos que ofrecen, dentro del proceso de diseño de unas zapatillas?

RICARD FERNÁNDEZ. Hay que destacar que Saucony es una marca que dedica todo su I+D al desarrollo de zapatillas para correr, es decir, la marca está enfocada únicamente al running y teniendo en cuenta que tiene 121 años de historia, no cabe duda de que es una de las marcas más técnicas y reconocidas dentro del sector. Para poner de relieve su aportación al running en todos sus años de historia, podemos destacar que fue, por ejemplo, la primera marca que empezó a hablar del concepto del drop, introduciendo el “Natural Runnig” al mercado con las icónicas Kinvara.

FRANC BENEYTO. Los que prueban las FBR ya no las dejan. O bien las usan como zapatilla única o bien la utilizan entre 1 y 3 sesiones semanales como “herramienta” para desarrollar la fuerza específica de carrera en los pies, piernas, glúteos y cuadrado lumbar. Y también la utilizan como herramienta para re-aprender, re-educar, o incluso no olvidar la técnica de carrera natural correcta y que luego, por interiorizarla y mecanizarla, emplean esta técnica cuando utilizan cualquier otro tipo de zapatilla con talón. A muchos que utilizan las zapatillas de competición con placa de fibra de carbono que hay en el mercado les viene de maravilla el utilizar las FBR en algunos rodajes y en parte de sus series, porque de esta manera adquieren la técnica necesaria para sacar el mayor provecho a esta tecnología. Sabemos que los talonadores no sacan tanto provecho a las zapatillas con placa de fibra de carbono, incluso se llegan a lesionar porque no están concebidas para talonar si no para correr de mediopié, así es que con FBR aprenden el gesto correcto Es que con FBR no tienes otra posibilidad, ¡o corres de mediopié o corres de mediopié! También muchos lesionados han recurrido a las FBR. Tenemos casos de runners que por fascitis plantar habían dejado de correr y gracias a las FBR NOA han vuelto a hacerlo. Tenemos estudios comparativos de atletas realizando series de 200m con nuestro prototipo FBR Game Z con placa de carbono, respecto a las zapatillas punteras de otra muy conocida, y los datos obtenidos son muy satisfactorios.

EDUARDO SEGURA. El feedback principal de nuestros atletas con el producto de HOKA con placa de carbono es la recuperación. Está claro que el mero hecho de tener una placa de carbono hace que la zapatilla sea más reactiva, pero la principal diferencia que encuentran nuestros atletas es su capacidad de recuperación después de entrenos largos o competiciones de larga y media distancia. Anteriormente después de un entreno o competición de este tipo la recuperación era totalmente diferente. Ahora el impacto es menor tanto en músculos como articulaciones y te permiten volver a estar listo con mucha más rapidez.

ALBERTO GANGO. Trabajamos muy de cerca con nuestros atletas durante más de dos años, tanto en el laboratorio como con pruebas de campo. Los comentarios que recibimos fueron fundamentales en la construcción de VECTIV, pero también fueron diversos, teniendo en cuenta las diferencias en estilos de carrera, velocidad y fuerza para encontrar una solución que funcionara mejor.

ANGELO DÍAS. Si, por ejemplo, los prototipos de las primeras Adizero Adios Pro se enviaron a Iten, que es una pequeña localidad en Kenia, que alberga una pista donde entrenan los mejores atletas africanos como Rhonex Kipruto. Estos atletas, tras probarlas exclamaron “Majambo”. ¿Qué quiere decir? Pues en lengua local significa algo único y nunca visto. Éste y otros prototipos los percibieron como más reactivos, con una transición más suave y más estables que modelos anteriores como Adizero Adios o las Takumi. Aplaudieron los avances ya que al 90% prefirió los nuevos modelos. Si ya nos venimos a nuestro país, el atleta Tariku Novales comentaba que era impresionante cómo la tecnología Energy Rods acomodaba el pie y lo impulsaba hacia delante en las Adizero Adios Pro, y Carles Castillejo o Diana Martín destacaban la eficiencia del modelo, que te hacía correr más, con menos esfuerzo.

 

¿Te parece correcta la nueva normativa de la World Athletics respecto a las limitaciones sobre las zapatillas en competición?

RICARD FERNÁNDEZ. Es complicado dar una opinión al respecto, lo cierto es que siempre ha existido la evolución de los materiales y que eso juntamente con la mejora en las técnicas de entrenamiento hace que ahora mismo estemos viviendo un momento en el que se baten muchos récords. Quizá el salto cualitativo sea bastante grande y que antiguos atletas de épocas recientes vean con resignación como baten sus plusmarcas, cuando ellos no dispusieron de estas nuevas tecnologías. En cualquier caso, sí estoy de acuerdo en que haya un criterio o una normativa para que todos los atletas tengan las mismas posibilidades.

FRANC BENEYTO. No me parece correcta porque si ha levantado la mano para permitir la incorporación de una tecnología mecánica, entonces debes permitir ya cualquier cosa. Los resultados ya se han adulterado con esa tecnología ¡y mucho!, así es que “o permites todo o no permitas nada”. De lo contario parece que esto sea un juego para que gane el mejor postor. De lo contrario parecerá que las normativas de la WA dependan de lo que dicte una determinada marca. Es más, el limitar por ejemplo la altura del grosor de las zapatillas en la pista creo que ha sido, desde mi punto de vista, una estrategia para vender más zapatillas; de esta manera como el atleta no puede utilizar las mismas zapatillas en ruta que en pista debe comprar dos pares diferentes, unas para pista y otras para ruta.  

EDUARDO SEGURA. Creo que sí se tenía que poner sobre la mesa un “campo de juego” igual para todo el mundo. Poner unas reglas, sean las que sean, hace que las marcas trabajen en igualdad de condiciones y ayuden a los atletas a tener las mismas oportunidades. Seguirá habiendo desarrollos mejores o peores entre marcas, pero por lo menos todos saben las reglas del juego y no hay excusa para el que no consiga una zapatilla top.

ALBERTO GANGO. Realmente este no es un tema en el que nos enfocamos mucho, pero siempre buscamos innovar y empujar los límites del diseño dentro de los límites legales.

ANGELO DÍAS. En adidas tenemos la máxima de proporcionar lo mejor para el atleta, y siempre lo hemos hecho respetando las reglas de la IAAF.

 

¿Crees que todavía hay mucha evolución por delante en el diseño de zapatillas para correr?

RICARD FERNÁNDEZ. Por supuesto, las marcas investigan constantemente en busca de nuevos materiales y de nuevas construcciones. Está claro que es una batalla constante por posicionarse en el mercado, al final cada marca va aportando sus descubrimientos y mejoras al mercado, luego el resto intenta mejorarlo y así siempre estamos en una continua evolución.

FRANC BENEYTO. Sí. Otra cosa es que cuando podamos sacar estas innovaciones las “otras” marcas, la propia WA nos permita utilizarlas. Yo de momento lo dudo bastante. Tengo la sensación de que no habrá un trato equiparable. Esto solo es una opinión que entiendo nada tiene que ver con la del resto del mundo y de la propia WA. Es lo que pienso y siento personalmente. Que sea así o no ya es otra cosa…

EDUARDO SEGURA. Esto suele ir por escalones como en todo tipo de industrias. Las placas de carbono llegaron hace unos años y están para quedarse. La evolución de las zapatillas de competición girará en torno a eso en el corto-medio plazo, pero llegará un momento en que la novedad será otra y hablaremos de ello como se está hablando hoy en día de las placas.

ALBERTO GANGO. Definitivamente sí, ¡sólo estamos en la punta del iceberg!

KURT STOCKBRIDGE. ¡Absolutamente! Seguimos estudiando y trabajando en la búsqueda de nuevas formas de ayudar a los corredores a rendir de manera más eficiente y eficaz. Desde los materiales utilizados hasta la geometría bajo los pies, siempre habrá nuevas innovaciones para descubrir y desarrollar. ¡Es un gran momento para ser corredor!

ANGELO DÍAS. ¡Claro que sí! adidas tiene un equipo de I+D donde están desarrollando y probando constantemente nuevos materiales y diseños. ¿Quién nos iba a decir hace 5 años que podíamos tener una zapatilla 100% reciclada? Hoy en día tenemos esos tipos de modelos, ya sean para competir en pista/street/outdoor… ¡Hasta ropa 100% reciclada! Una de las mayores evoluciones actuales que tenemos es el 4D, una tecnología que permite realizar tu propia mediasuela personalizada al 100%. ¡El límite está en la mente, y la mente de los que trabajan para adidas no tiene límites!

¿A qué se debe que se mejore la economía de carrera utilizando las novedosas zapatillas con placa de carbono cuando el tiempo de contacto es mayor?

(Esta pregunta y sus respuestas la hemos “rescatado” de la mesa redonda final del 12º Simposio Nacional sobre Entrenamiento para Deportes de Resistencia organizado por Sportraining -28/11/2020).

KEVIN LÓPEZ. Con el dispositivo RunScribe se puede diferenciar el tiempo de contacto en las tres subfases de contacto: de recesión, de mediopié y de propulsión, y se ha visto que con este tipo de zapatillas el porcentaje relativo de tiempo empleado en la propulsión es mayor, es decir, para un mayor tiempo de contacto la fase de propulsión es mayor, y ahí es quizá donde está la clave. Mejor si el pie está más tiempo en el suelo impulsando, y mejor si el tiempo de frenado es menor. Impulsando más llego más lejos, hay mayor zancada.

ROBERTO CEJUELA. La economía de carrera es importante medirla a la velocidad de competición. Si lo que corremos es una maratón, estas zapatillas te aportan una mejor economía, por lo que son un factor determinante en esa prueba, al igual que en caso del triatlón. Lo importante es medir la economía a la velocidad a la que se va a competir. En competición no se trata de gastar lo menos posible, sino de “llegar primero a la línea de meta”, y en función de eso ver cómo vamos a entrenar para mejorar ese concepto. Otra cosa son las pruebas por etapas, donde en cada etapa es muy importante la economía, el que mejor economía tenga llegará mejor a las etapas finales. Con esto quiero decir que los estudios realizados hay que “cogerlos con pinzas” y aplicarlos a nuestra realidad de competición.

CARLOS BALSALOBRE. La verdad es que es un tema complejo. Una de las claves puede ser lo que ha comentado Kevin, más que tener en cuenta el tiempo de contacto total lo importante es ver qué porcentaje de ese tiempo es el que propulsamos y cuánto tiempo pasa desde que comenzamos a absorber el impacto; y luego, de esa absorción qué porcentaje se retorna en energía elástica y con qué fuerza me impulsa. Es decir, no es solo el factor tiempo (tiempo de contacto). En realidad, y en sprint también pasa lo mismo, cuanto más tiempo estemos aplicando fuerza mejor, porque hay una variable biomecánica básica que es fuerza x tiempo, es decir, una misma fuerza cuanto más tiempo la aplique me generará más impulso. En realidad, el tener el pie más tiempo en el suelo podría ser beneficioso, en el sentido de que aplico la fuerza más tiempo, y si encima me retorna más energía elástica de la que estoy produciendo… Pero realmente no sé cuál puede ser la causa de ese mejor rendimiento, si la placa de carbono o esa espuma que tienen en la mediasuela, o la construcción biomecánica que hace que el pie esté un poco más de tiempo en el suelo en lo que es la fase de propulsión… a lo mejor esa es la causa. Siempre pensamos que cuanto menos tiempo esté el pie en el suelo mejor, pero no tiene por qué ser exactamente así, ya que se trata de aplicar la mayor fuerza contra el suelo.

IVÁN RODRÍGUEZ. Un aspecto muy importante en la economía de carrera es el “Duty Factor”, que es la relación entre el tiempo de contacto y el tiempo de vuelo, y pienso que es más importante que el tiempo de contacto por sí solo. Importante es apoyar el suficiente tiempo que me permita aplicar fuerza para volar mucho. No hay que obsesionarse con reducir el tiempo de contacto, porque necesitamos aplicar fuerza contra el suelo, y si los pies apenas tocan el suelo se genera poco impulso.