“HIMALAYA MARATON 2020”: Un reto/homenaje para todos

 

Por Luis Pablo García Coronado

Cuando me llamaron para que creara una carrera para terminar el año formato maratón, lo fácil hubiera sido crear una maratón virtual, sin más, una semana para completar la distancia y listo, fácil, ¿no? Las piernas de los runners no están en este año para cumplir objetivos ni motivarse con esta distancia, así que de esta forma salvaba la situación.

Pero mi objetivo siempre es crear conceptos que vayan más allá de la propia carrera, no sólo una carrera, sino “una historia que te lleve a una carrera”. Por eso, empecé a pensar en el año que hemos pasado, un año terriblemente duro, y empecé a trabajar en mi gran pasión: la meditación, junto con correr. Pronto, me fui meditando a ese viaje que pude hacer hace dos años por las montañas del Himalaya, y pensé de qué formar integrar estas montañas en un formato maratón, y que todo el mundo pudiera hacer. Me puse a sumar la altura de varios “ochomiles”, y me sorprendí al ver que la suma de Annapurna, Cho Oyu, Makalu, Kachenjunga y Everest  es de 42, 207 metros, pasando por poco más de 10 metros la distancia maratón.

Ya lo tenía, ascender virtualmente estas 5 cimas del Himalaya representa superar la dificultad de este año, y completar una maratón, terminar el año haciendo algo extraordinario y hacerlo accesible a todo el mundo, ya que completar cada día 8 km (y un poco más) es algo que se puede hacer no sólo corriendo sino también caminando, incluso trabajando con los desplazamientos de un día.

Esta carrera, este reto, en sí mismo es  un concepto, no es únicamente una participación, es crear ilusión, motivación, simboliza superar dificultades, esfuerzo, pasión, y que no hay ni montaña suficientemente alta, ni dificultad que frene al ser humano, que somos capaces de lo que nos propongamos.

Himalaya Maratón es por su propio concepto, su mejor embajador, y por eso queremos superar todas la barreras y tener una participación que refleje nuestra victoria ante las dificultades de la vida, ya sea en forma de virus, o en  forma de cualquier dificultad a la que nos tengamos que enfrentar.

¿Qué te parece terminar el año haciendo algo extraordinario?
Algo que puede hacer todo el mundo, de todas las edades, corriendo, andando, incluso sumando pasos en la oficina.
.
.
¿Cómo?

Cada día habrá que hacer la distancia lineal correspondiente a una cima del Himalaya, empezando por el Annapurna, y terminando por el Everest, es decir, simplemente 8 km (y unos metros más) al día.

La suma de las cimas Annapurna, Makalu, Cho Oyú, Kachenjunga y Everest, corresponde a la distancia maratón (42, 207 metros, sólo 12 metros más). De esta forma, quiero que la semana del 14 al 18 de diciembre, cientos, que digo cientos, miles, qué digo miles, millones de personas en todo el Mundo, completen esta distancia maratón, y de esta forma tan fácil y bonita por todo el mundo, para homenajear a los que no pueden hacerlo este año, porque no han conseguido superar las dificultades.

La inscripción es totalmente GRATIS, por eso te pido, que no sólo te inscribas, sino que también lo compartas. Si cada uno de nosotros lo compartimos con 7 personas, en poco tiempo esta carrera dará la vuelta al Mundo.  Esta carrera es un homenaje para ti, para todos.

.
.
.