SCARPA Mescalito: Zapatillas de precisión en terreno técnico

Por Miguel Caselles / Fotos: SCARPA

 

Cuando las rutas por montaña se adentran en zonas escarpadas toca calzarse botas o zapatillas especificas que protejan los pies, ofrezcan seguridad y favorezcan la agilidad en los pasos comprometidos. Con las SCARPA Mescalito no hay caminos imposibles para unas zapatillas.

 

Caminar y trepar

A la hora de afrontar senderos técnicos de montaña con la mochila cargada se agradece que el calzado sea ligero y resistente pues ganaremos en agilidad y seguridad. Según sea la dificultad del escenario montañoso, hay ocasiones en las que el rendimiento de una zapatilla de trail se queda corto y, por el contrario, una bota clásica de montaña resulta aparatosa. La solución intermedia la encontraremos en un calzado que siendo ligero, ofrezca estabilidad, protección y precisión cuando además de caminar haya que afrontar trepadas de cierta dificultad.

En esos trayectos exigentes una alternativa realmente solvente son las zapatillas técnicas de trekking SCARPA Mescalito, en cuyo diseño y construcción la marca italiana ha puesto en valor su experiencia casi centenaria fabricando calzado destinado a los terrenos más dispares de montaña. A continuación reseñamos sus características y prestaciones más allá de los caminos fácilmente transitables.

 

Pies cómodos y protegidos

Al primer vistazo se aprecia que las SCARPA Mescalito son zapatillas de diseño estético, ligeras y de empaque compacto. Al posarlas en la báscula marcan 405 gr de peso (el medio par), poco más que unas zapatillas de trail, por lo que no lastran los pies en desniveles fuertes y mantenidos. Al palparlas se nota que es una zapatilla de horma moderadamente rígida, recia en las zonas de fricción con el exterior y cariñosa en las áreas de contacto con el pie.

El exterior del cuerpo de la zapatilla está confeccionado en ante repelente al agua, muy dócil en el ajuste al pie. Todo el perímetro inferior de la zapatilla está protegido por una resistente banda de poliuretano termoplástico en la zona trasera y de goma en la quilla delantera, dando así protección a la zapatilla y al pie frente al rozamiento con las rocas y los golpes involuntarios en las pedreras. Gracias a esta banda antiabrasión y a la sólida construcción de la zapatilla donde más se necesita, más evidente en la cazoleta trasera y puntera, tanto el paquete de dedos como el talón están sobradamente blindados al patear en cualquier pedregal.

La lengüeta permanece unida a la abertura del empeine prácticamente en toda su extensión mediante tiras laterales levemente elásticas, por lo que no se descentra al calzarse las zapas ni durante la actividad, a la vez que impide la entrada de tierra o piedrecillas por los laterales. A lo largo de ocho ojales paralelos se encauzan los cordones, que son de trenzado tubular para soportar máxima tensión. El ajuste de las SCARPA Mescalito es muy preciso ya que la línea de cordonaje llega hasta la misma puntera, con lo cual se puede ceñir de extremo a extremo, como un pie de gato, cuando toca encarar trepadas en las que hay que cantear en pequeños salientes de la roca.

El interior de la zapatilla tiene forro suave al tacto, mientras que la lengüeta, laterales del mediopié y collar del tobillo poseen notable acolchado para mayor confort. Tanto la apertura de la zapatilla como la cazoleta del talón han sido adaptadas ergonómicamente al juego del tobillo y la protección del talón y tendón de Aquiles. Utilizando la práctica gaza trasera que ayuda a calzarse la zapatilla el acomodo del pie es inmediato. Su plantilla multiperforada evita en parte el sobrecalentamiento plantar y la presencia de malos olores.

 

Estabilidad, adherencia y precisión vertical

Con las zapatillas en acción la libertad de movimientos está asegurada. Se valen de una plataforma de mediasuela y suela que en conjunto dan estabilidad, tracción y adherencia a cada paso. El pie tan solo levanta del suelo 2,5 cm en el talón y 1,8 cm en los metatarsos por lo que es difícil que la zapatilla voltee en un mal aterrizaje. La doble consistencia de la mediasuela es de media y alta densidad por lo que ayuda a absorber el impacto contra el suelo, algo que agradecen piernas y espalda tras horas cargando la mochila. Acoplado en la mediasuela se aloja un inserto ergonómico antitorsión que aporta gran estabilidad y firmeza en los apoyos plantares imprecisos sobre los salientes de la roca.

En cuanto a la suela de las SCARPA Mescalito, se trata de la incuestionable Vibram Megagrip cuyo rendimiento en roca seca y mojada no tiene competencia. Su taqueado es un mosaico en el que se distribuyen los tacos por zonas de máximo agarre (delantera), empuje (antepié), estabilidad (mediopié) y frenado (talón). El perfil de los tacos es de 4 mm por lo que se defienden bien en terreno blando. Ahora bien, donde la zapatilla se luce es en las placas de adherencia pues la suela se pega a la roca, asombroso en granito y caliza. Si además tenemos en cuenta que la zapatilla se puede ajustar con precisión, que la puntera es asimétrica y que ofrece apreciable rigidez en los canteos, hablamos de una potencial zapatilla de escalada.

Las SCARPA Mescalito se comercializan en versiones específicas de hombre y mujer, con una amplia gama de colores a elegir. Su tallaje se ajusta de medio en medio número abarcando del 36 al 48 UE. Quienes precisen plantillas personalizadas podrán insertarlas sin problema por la amplitud de horma. También están disponibles en versión Mescalito GTX, con membrana impermeable/transpirable Gore-Tex. Aquellos que prefieran algo más de protección/sujeción de tobillos pueden decantarse por el modelo de bota Mescalito MID GTX, igualmente con membrana Gore-Tex.

Conviene recordar que antes de calzarse cualquier zapatilla o bota deportiva conviene elegir calcetines ajustados que no formen pliegues y favorezcan la transpiración y el rápido secado en contacto con la piel, garantía de prevención de las fastidiosas ampollas.

Herramientas de precisión

A modo de resumen se puede asegurar que las SCARPA Mescalito son zapatillas ligeras y cómodas que se transforman en herramientas precisas y dinámicas al adentrarse en terreno montañoso escarpado, donde se alternan caminatas y trepadas. El mero acto de tensar los cordones ya aporta plena confianza a quienes las pilotan. Ideales en senderos técnicos, para aproximación a zonas alejadas de escalada, igualmente en largas trepadas clásicas de dificultad moderada, así como en vías ferratas. Bajo la apariencia de una elegante zapatilla de trekking se ocultan cualidades de mucho nivel, en los pies de un escalador las prestaciones de las Mescalito son sorprendentes por su buena adherencia y canteo.

A pesar de que su terreno de juego es la roca descarnada son zapatillas de notable durabilidad, cuanto más usadas están más fiabilidad parecen ofrecer. Definitivamente es un calzado estrella de casa SCARPA por su eficaz polivalencia y por el alto grado de tecnicidad que cada tipo de usuario es capaz de exprimirle.

 

Más Información:
www.scarpa.net
www.facebook.com/scarpaspain

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.