Kilian Jornet: Más montaña en 2020

Kilian Jornet en el Himalaya en 2019. Crédito: Philipp Reiter

 

Fuente: Lymbus

Para Kilian Jornet el cambio a 2020 es solo una continuación de lo que hace todo el año: estar en la montaña. En estas fechas, el atleta de la Cerdanya establecido en Noruega, combina el entreno en esquí de montaña con todas las posibilidades que le ofrece el invierno: esquí de pendiente, escalada en hielo, alpinismo… Con todas estas actividades Jornet se confirma en su voluntad de ser un atleta 360º: “A mi lo que me gusta es estar en la montaña. Que sea esquiando, corriendo o escalando depende tan solo de la temporada o de los proyectos que tenga en mente”.

La prioridad de Kilian Jornet siempre ha sido la montaña, pero ahora la combina también con su otra gran pasión: su familia. Es por ello que quiere dedicar también toda su energía a pasar tiempo con su hija, de casi un año. Junto a su compañera, la atleta Emelie Forsberg, se organizan para entrenar y cuidar de la familia buscando el equilibrio.

Además del aspecto familiar, Jornet está cada vez más conscienciado con el impacto que los humanos tenemos sobre el medio natural y quiere trabajar para minimizarlo. Además de muchas iniciativas que lleva a cabo desde hace años, esta temporada quiere ir un paso más allá: “La montaña es mi vida y mi terreno de juego pero también quiero que pueda serlo para las generaciones que vienen. Es por ello que es imprescindible que hagamos todo lo posible por preservarlo. Entre otras cosas, este año quiero escoger y planificar mejor los viajes que realizo ya sea para competir o en expediciones. Así, intentaremos combinar el calendario con Emelie para viajar durante un periodo de tiempo largo cuando tengamos que ir lejos y evitar los trayectos cortos en avión. Cuando podamos, usaremos el coche o el tren, y viajaremos solo para carreras o proyectos que sean realmente importantes para nosotros”.

Con todas estas premisas, Jornet ha diseñado su calendario para 2020, que combinará la competición con el alpinismo y los proyectos personales en Noruega, para así pasar más tiempo con su familia y evitar al máximo los viajes en avión.

En el plano de las competiciones Jornet ha puesto el foco en dos pruebas aunque participará en algunas otras como preparación. Las carreras elegidas este año son la Pierra Menta en esquí de montaña y Pikes Peak en trail running. La Pierra Menta es probablemente la carrera más mítica del esquí de montaña. Se disputa por parejas y durante cuatro etapas en la localidad francesa d’Areches-Beaufort. Jornet la ha disputado y ganado en diversas ocasiones. En su última participación lideraba la prueba cuando una desafortunada caída le obligó a abandonar tras romperse el peroné. En verano, Jornet viajará a Estados Unidos para participar en Pikes Peak, carrera emblemática donde las haya.

En alpinismo Jornet quiere volver un año más al Himalaya. Como ya ocurrió en otoño de 2019, Jornet quiere volver a escalar en solitario para probarse en altura en diferentes proyectos que tiene en mente. Allí seguirá aplicando su filosofía minimalista “fast & light” para ir a grandes montañas.

Además de estas citas, Jornet seguirá desarrollando proyectos deportivos en Noruega, como los que en los últimos años le han llevado a realizar el descenso en esquí del Troll Wall o probar su cuerpo para saber las horas que podía aguantar corriendo, que quedó reflejado en el documental “A Long Day Out”.

En definitiva, el año de Kilian Jornet se presenta interesante en cuanto a retos pero también a un nuevo rumba en su conciencia social y ecológica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.