SAUCONY PEREGRINE 6: “Gravedad Cero en la montaña”

1_saucony-peregrine-6

Por Miguel Caselles

Saucony reinventa el anterior modelo de las elogiadas Peregrine para lanzar una versión Top dentro del calzado trail running. Han trabajado concienzudamente en el modelo, refinando conceptos de construcción y utilizando materiales de última generación. El resultado es una zapatilla con la que el corredor de montaña sentirá sus pies como en estado de ingravidez, por comodidad, amortiguación reactiva, ligereza y agilidad en los terrenos más difíciles.

 

Segunda piel

Una vez las zapatillas han pasado de la caja a los pies, la sensación es de comodidad y de asiento natural del pie. Su confortable horma, perfil comedido y un drop de 4 mm hacen que las Peregrine 6 sean muy dóciles al gesto de carrera. Tan solo hay que levantar del suelo 266 gramos en cada zancada. Son de pisada neutra y en caso de que el corredor precise plantillas correctoras se adaptan perfectamente una vez retiradas las originales.

La zapatilla está ensamblada prácticamente sin costuras y la textura del tejido interior acaricia el pie, no hay rebabas o dobleces que puedan provocar rozaduras, es como calzarse un calcetín. El envoltorio de la zapatilla, upper, es de una sola pieza, FLEXFILM, revestido en las zonas más sensibles de una fina película antiabrasión pegada por termosellado.

Con solo tensar ligeramente los cordones el cuerpo de la zapatilla abraza el pie uniformemente. Una vez está atada al gusto de cada cual, la zapatilla es parte inseparable del pie y se convierte en una herramienta de gran precisión. Tras los primeros compases con ellas puestas se comprueba que no hay reparo en arriesgar en los sectores más trialeros.

El cuello y la totalidad de la lengüeta de la zapatilla están almohadillados para mejor confort y buen ajuste, sin presión incomoda en el empeine. Estas zonas acolchadas cuentan con el sistema RUNDRY para evitar la condensación de sudor. Buena parte de la lengüeta permanece unida al cuerpo de la zapatilla mediante extensiones, por lo que ni se mueve ni permite la entrada de tierra suelta por la banda de cordaje.

3_saucony-peregrine-6

Precisión y amortiguación

Se trata de una zapatilla de perfil medio/bajo, 21,5 mm en la vertical del talón y 17,5 en la zona de los metatarsos. Esta distancia de separación del suelo proporciona una gran estabilidad, incluso en las zancadas descontroladas la zapatilla tiende a encaminar los malos equilibrios. La notable rigidez de cazoleta del talón y la mullida consistencia del cuello posterior se fijan al talón y al tendón de Aquiles sujetando con firmeza pero sin aprisionar, se evita así que el pie pueda bascular hacia los lados en un mal traspiés.

Como novedad en la plataforma de la mediasuela de las Peregrine 6 se ha utilizado el sistema EVERUN, que tan buenos resultados ha dado en varios modelos Saucony de asfalto. Se trata de la inserción de un polímero blando, que no pierde cualidades y con gran capacidad de recuperación tras el impacto de la zancada. Una generosa cuña de este polímero se ha inyectado desde el talón al mediopié –progresivamente de mayor a menor grosor -, evitando que las aéreas entradas de talón, por exageradas que sean, provoquen latigazos en las articulaciones y/o la espalda. La marca asegura que en cada zancada este compuesto retorna un 83% de la energía recibida en el impacto. A lo que se añade una fina plancha de amortiguación extra que ocupa toda la cama sobre la que se acomoda la plantilla de la zapatilla, se brinda así una progresiva sensación de amortiguación en cada aterrizaje.

Ésta concentrada amortiguación reactiva en un perfil mediano es garantía de pisada concisa y de reparto de carga en cada zancada. Con el añadido de descarga de trabajo a músculos y articulaciones. Antes de unirse a la suela, la mediasuela se blinda con una malla de fibra antipunción que protege a la planta del pie en los apoyos sobre rocas o raíces afiladas.

Esta inestimable protección no impide que el corredor tenga suficiente tacto en las zonas técnicas, sinónimo de precisión en carrera por montaña. La plantilla extraíble también aporta una mínima amortiguación, aunque con el uso termina perdiendo la consistencia inicial. Se presenta multiperforada para retrasar el posible sobrecalentamiento plantar.

6_sistema-everun-de-amortiguacion

Adherencia y tracción asegurada

La mejorada suela PWRTRAC de las Peregrine 6 es de las más fiables del mercado. Está configurada por un mosaico uniforme de prominentes tacos hexagonales -5 mm-, bidireccionales, cortados en oblicuo según se trate de traccionar en el despegue o de retener en la toma de tierra. Asoman levemente por todo el perímetro de la suela ampliando el radio de contacto de la zapatilla con la superficie.

Esta goma de la suela es de consistencia blanda y súper adherente, según afirma la marca proporciona tres veces mejor agarre que la goma estándar. Desde luego en roca granítica su adherencia es excelente. Además de transmitir notable sensación de amortiguación y de adaptación al terreno irregular en las distancias largas. Sobre roca mojada se defiende con garantías y en terreno embarrado los tacos evacuan bien el fango, siempre y cuando el barrizal no sea muy pegajoso.

En la zona del talón la suela termina mínimamente en ángulo al objeto de favorecer el gesto de carrera. Mientras que la puntera, a modo de rocker, se ve levantada para no forzar la flexión de la zapatilla en el despegue. El remate final de la suela en la puntera hace las veces de paragolpes frente a las inevitables colisiones en senderos y pedreras.

En la base del empeine, en el inicio del cordaje, posee un pequeño aro rígido para, en su caso, fijar una polaina que impida la entrada de arena por la abertura del tobillo.

4_saucony-peregrine-6

Con los ojos cerrados en todo terreno

Por complicado o corrible que sea el terreno, son zapatillas con las que instintivamente se imprimen ritmos altos. Van solas. Aptas para toda distancia con la lógica equivalencia en función del peso del corredor, cuanto más ligero más kilómetros. Durante las 14 salidas –algo más de horas cada una- realizadas por los senderos y canchales de la Sierra de Guadarrama, las Peregrine 6 no han dado signos de fatiga y han sido mínimos las señales de deformación o desgaste de material.

Los corredores de montaña veteranos encontrarán en las Peregrine 6 el descanso en sus articulaciones sobre cualquier superficie. A los noveles estas zapatillas les ayudarán a afrontar su primer gran recorrido y a encarar zancadas dudosas o arriesgadas en zonas técnicas. Para los devora kilómetros, las prestaciones por ligereza, agilidad, maleable consistencia, amortiguación activa y comodidad, serán puntos a favor desde el primer día de rodaje. También están disponibles en horma y tallaje específico para mujer.

¡Desde luego las Peregrine 6 son zapatillas de montaña que rozan la nota 10!

Más Información:

www.saucony.eu/es

www.facebook.com/saucony.spain

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.