Inov-8 Road Xtreme 250

inov8-road-x-treme-250-sNota: A diferencia de otras publicaciones, en las que los test los realizan expertos en zapatillas, en Sport Training las pruebas y valoraciones están realizadas por expertos en técnica de carrera.

 

INOV-8 ROAD XTREME 250 (Por José Enrique Quiroga)

Reconozco que tenía muchas ganas de probar unas Inov-8 y por fin se me ha presentado la oportunidad con las Road Xtreme 250, gracias al distribuidor de la marca británica en España SportMed www.sport-med.es

Más conocida esta marca por sus magníficas zapatillas para trail running, comienzan a dar también mucho que hablar con sus modelos para asfalto: Road X-Treme 220, Road X-Treme 250 y Roadclaw 275 (el significado del número de cada modelo es el peso de la zapatilla). Y son las Road X-treme 250 las que hemos tenido el gusto de probar en esta primera experiencia con la marca.

UPPER:

Construido a base de tejido de malla semi-rígida, altamente transpirable, y con piezas de refuerzos termosellados en las zonas donde lo necesita, tanto para aportar protección (puntera y talón) como soporte en la sujeción. Estos refuerzos termosellados constituyen una especie de “esqueleto” en el upper, con un diseño de colocación estratégicamente estudiado que cumple con muy buena precisión su cometido.

3587940-1-MULTIVIEW

En la zona de los dedos, el espacio que deja es muy generoso, donde éstos se mueven con total libertad y naturalidad para poder intervenir también de forma activa en el gesto de la carrera, como debe ser. En esta zona el upper incorpora unas tiras termoselladas que dan una óptima sujeción a la zona, al tiempo que permiten esa total libertad de movimiento.

En la zona del mediopié y arco plantar, desde donde finaliza el talón hasta el metatarso, los refuerzos son a base de unas tiras muy consistentes e invisibles, también muy estratégicamente colocadas para dar apoyo al ajuste de los cordones.

81BiiNqaHTL._UL1500_Y en la zona del talón, las tiras son de mayor tamaño, cruzándose a ambos lados para proporcionar un buen soporte pero de una forma dinámica, es decir, sin forzar la sujeción ya que muy acertadamente no incorpora contrafuerte en el talón. Además, a esto le unimos la gran altura en la parte posterior para proteger así el tendón de Aquiles.

La lengüeta tiene una densidad óptima, ni mucho ni poco, lo suficiente para aportar comodidad. Y el sistema de ajuste es el clásico, pero apoyado por los refuerzos en los laterales del upper de los que hablábamos antes, con cordones planos, que ofrecen un buen rendimiento.

La plantilla es muy anatómica, microbacteriana, con un perfil de 4mm, y diferentes densidades según zonas.

MEDIASUELA y SUELA:

Construida a base de EVA compacta en una única densidad. Según nuestras medidas, la altura en la zona del talón es de 21 cm, mientras que en la zona de metatarsos es de 13 cm, lo que resulta en un drop de 8mm.

La mediasuela tiene tres pequeñas perforaciones transversales, dos en zona de metatarsos y una en zona de talón. Sin conocer muy bien su cometido dentro del diseño, lo que sí parece que aporta es una mayor capacidad de flexión en estas zonas.

003-5394-lmb

En la zona del mediopié no incorpora ningún elemento ni rígido ni semi-rígido de soporte y/o guía de la pisada, lo cual es muy de agradecer si lo que queremos es contribuir a una pisada más natural, además de no penalizar con un peso adicional.

La SUELA realmente es continuación clara de la mediasuela, aunque con algunos elementos añadidos. Su forma y configuración está diseñada bajo la denominación de “Dynamic Fascia Band”, con unos pequeñísimos surcos en la zona del mediopié en base a la fascia plantar.
En la zona del antepié una clara hendidura denominada “Meta-Flex” para mejorar la flexibilidad en esta zona en la fase del impulso.
En cuanto a los elementos añadidos, varias piezas de distintas formas y tamaños de caucho anti-abrasión situadas en las zonas de mayor apoyo, tanto en metatarso como en talón.

m_Road-x-treme_250_sole_M

Por otra parte, un elemento muy diferenciador y muy visible es un pequeño taqueado que se encuentra en toda la zona del primer metatarsiano y dedo gordo. Se trata de múltiples pequeños tacos con una óptima combinación entre flexibilidad y rigidez, diseñados para mejorar la fase final de la propulsión. Éstos se extienden por la puntera de la zapatilla llegando a incorporarse en el upper (en la puntera), aunque se trata de algo más estético que funcional.

inov-8-road-x-treme-250 cc

ANÁLISIS Y VALORACIÓN:

Como podemos observar en las fotos, se trata de unas zapatillas diseñadas con una construcción muy anatómica, tanto en el upper como en la suela, lo que refleja el objetivo de minimizar en la medida de lo posible las posibles alteraciones en la naturalidad de la pisada.

3587940-1-MULTIVIEWNuestro objetivo es intentar realizar siempre el análisis de las zapatillas desde el punto de vista de su rendimiento en carrera, más que de la zapatilla en sí, y tomar como referencia por lo tanto un modelo de técnica de carrera lo más correcto posible desde el punto de vista biomecánico…, por lo que vamos a tener en cuenta uno de los parámetros más determinantes para ello: el diferencial entre la anchura del upper y la anchura de la mediasuela en la zona del metartarso, y su relación con su altura en esta zona.

Según nuestras mediciones, el ancho de la mediasuela en la zona de metatarso es de 112 mm, mientras que el del upper en la misma zona es de 105 mm, lo que resulta en un diferencial de tan solo 7 mm (entre ambos lados).

El siguiente paso es calcular la relación de este diferencial que hemos obtenido (7 mm) con la altura de la mediasuela en esta misma zona, que como ya comentamos anteriormente es de 13 mm.
Como siempre me gusta señalar, es importante saber que a mayor altura de la mediasuela mayor amortiguación, menor reactividad relativa y menor estabilidad (esto último debido al aumento del brazo de palanca del tobillo); por el contrario, a menor altura menos amortiguación, más reactividad relativa y más estabilidad. Por este motivo, cuanto más alto sea el perfil de la mediasuela de unas zapatillas… más ancha debería ser ésta bajo el upper para así no penalizar la estabilidad, aunque hay que tener en cuenta que cuanto más sobresalga a ambos lados del upper, será menos reactiva en el impulso de la carrera. De esta forma, esa relación entre el diferencial de la anchura upper/mediasuela en la zona metatarsiana, y la altura de la mediasuela en esa misma zona, cobra una importancia capital en el diseño de unas zapatillas desde el punto de vista del rendimiento.

Una vez aclarado el concepto, volvemos a la relación entre la altura de la mediasuela en la zona del metatarso y el diferencial de la anchura upper/mediasuela en la misma zona, lo que nos ofrece el siguiente resultado: 13 = 7, es decir, “+6 mm” (este parámetro, muy importante a la hora de analizar el potencial rendimiento de unas zapatillas diseñadas para correr, debería ser siempre inferior a +10 mm para así no comprometer la estabilidad en la pisada).

Por lo tanto, estos + 6 mm obtenidos en las mediciones, nos confirman que el diseño de las Road Xtreme 250 es óptimo desde el punto de vista de la combinación entre amortiguación, estabilidad y reactividad.

Pero luego, este importante parámetro, junto con otros como son el peso, el drop y las demás características que ya hemos descrito de la zapatilla, tenemos que relacionarlo con la práctica, es decir, las pruebas de campo o test en carrera. En este caso, durante tres semanas hemos realizado varias sesiones de carrera continua a diferentes ritmos, series cortas y largas, velocidad e incluso ejercicios específicos de técnica de carrera y multisaltos. Todo ello tanto en asfalto como en caminos de tierra.

INO811_400_8Las sensaciones en general han sido muy positivas, con muy buena respuesta ante las diferentes cargas de entrenamiento.

Son varios los aspectos que me gustaría destacar. Yo soy corredor que no talonea en la pisada, por lo que todas mis sensaciones experimentadas deben partir de ahí. De hecho, considero, que no son unas zapatillas muy apropiadas para los que realizan el primer apoyo con el talón, aunque sí las recomendaría para los que están trabajando este aspecto de la técnica de carrera y tratan de evolucionar hacia una pisada más adelantada.

La primera sensación positiva al calzárselas es la gran amplitud que existe en la zona de los dedos, por lo que éstos se pueden mover con mucha libertad y participar de una forma muy activa en el gesto del impulso en la carrera.

Otro aspecto a resaltar desde el primer momento es la gran estabilidad que nos ofrece durante toda la pisada. Esto es algo que realmente resulta sorprendente, porque a simple vista parece una zapatilla mucho más reactiva que estable, pero según vamos corriendo las sensaciones de estabilidad están siempre presentes. Además, a ritmos altos y muy altos tiene un buen comportamiento respecto a la reactividad, pero sin dejar de sentir nunca esa sensación de estabilidad.

La sujeción que aporta también me ha gustado mucho. A simple vista parece un upper poco consistente, pero “oculto” en éste descubrimos una estructura de sujeción, de carácter minimalista, que cumple su función a la perfeccción.

Inov-8-Road-X-Treme-250

Respecto a la amortiguación, pienso que no es mucha ni poca y ni blanda ni dura… La mediasuela tiene un único compuesto, que no es otro que EVA de una densidad uniforme. Las hendiduras en la suela, tanto las transversales como la longitudinal, ayudan a que el movimiento del pie sea más natural, aunque la falta de profundidad en el dibujo (es una suela muy plana) no ayuda precisamente a sentir mejor el terreno. Sobre este aspecto, hay que señalar que las piezas de caucho anti-abrasión que incorpora la suela, especialmente las de metatarso, hacen que el tacto en la pisada con esta zona (en corredores que pisan de metatarso) se sienta un poco duro, lo que puede gustar o no, dependiendo de cada corredor; es decir, objetivamente hablando es algo que no tiene por qué ser a priori ni positivo ni negativo.
Lo que sí resulta muy positivo en todos los casos es el mini taqueado en la zona del dedo gordo, muy efectivo a ritmos de carrera altos.

En conclusión, se trata de unas zapatillas que ofrecen un gran rendimiento a corredores que tienen su primer apoyo más adelantado, especialmente a ritmos “vivos” y por terrenos duros como el asfalto o caminos de tierra uniformes. Una gran opción para entrenamientos de calidad y competiciones de triatlón (en las que se corre con fatiga previa y precisamos un poco más de estabilidad en la pisada pero sin penalizar la reactividad). También es una opción muy válida para rodajes en corredores con una técnica aceptable. www.inov-8.com

CALCETINES FEATURES

Calcetines FeeturesJunto con las Inov-8 Xtreme 250, nos enviaron algunos calcetines de la marca Feetures para que los probáramos junto con las zapatillas. ¡Fantásticos!

Se trata de un calcetín compresivo de alta calidad, de diferentes alturas para todos los gustos. Sin costuras, con un sistema propio patentado llamado “Perfect Toe”. Un tejido de alta densidad que ofrece un ajuste perfecto (cero rozaduras), construcción anatómica derecho-izquierdo, fijación desde la zona del talón (construcción en “Y”), fijación en el arco plantar con construcción específica (prevención de fascitis plantar). Utilización de fibras iWick, de gran transpirabilidad y con óptima evacuación del sudor. Con gran durabilidad.
Y con dos niveles de acolchado interior (light cushion y ultra light). Más info

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.