Kilian Jornet bate el récord de ascenso-descenso del Cervino

click

Texto: Press Summits of my Life

Foto: Seb Montaz

Kilian Jornet ha completado este miércoles el que se consideraba uno de los grandes retos del proyecto Summits of My Life: el ascenso y descenso del Cervino (Italia). Completando el trayecto con un tiempo de 02h52’02’’ y partiendo desde el pueblo de Cervinia, Jornet ha establecido de esta manera un nuevo récord de velocidad en esta cima.

Al plantearse las cumbres que Kilian quería coronar con el proyecto Summits of My Life, el Cervino (4476,) siempre fue uno de los indispensables en la lista. Para muchos considerado como la montaña perfecta, este pico majestuoso esta situado a la frontera entre Suiza e Italia y recibe el nombre de Cervino por la parte italiana y Matterhorn por la parte Suiza. La cima de esta montaña, de forma piramidal, ha inspirado numerosas gestas alpinísticas.

Kilian Jornet ha hecho el ascenso al Cervino desde la parte italiana, por la ruta de la Arista Lion, en un recorrido dividido en tres partes esenciales. El primer tramo está compuesto por caminos de tierra de montaña, que recuerdan a los de cualquier carrera de trail, y donde la velocidad es la mejor baza para Jornet. En el segundo tramo empieza una parte más técnica con nieve, y es aquí donde las habilidades de Jornet han tenido que afinarse. Finalmente, 1000 metros separan el alpinista de la cima, en un tramo de escalada de 3º y 4º nivel con cuerdas fijas, donde las dotes en escalada pasan a ser esenciales. Como comentaba Seb Montaz antes del récord: “Este ascenso no es running tradicional como estamos acostumbrados a ver con Kilian, es más bien escalada en solitario. De hecho, va mucho más allá del crono; es una comunión con la montaña, una intimidad con la naturaleza que muy pocos atletas poseen”.

Kilian Jornet salió a las 3 de la tarde desde Cervinia, pueblo del Valle de Aosta situado a 2007m. Se escogió esta hora para evitar las posibles heladas que hubieran podido ocurrir durante la noche, además del gran número de personas que en estas fechas están intentando coronar la cima saliendo desde los diferentes refugios repartidos a lo largo del recorrido. Esta ha sido una sabia decisión, tal y como explicaba Jornet: “Ayer estaba un poco nervioso porque nos costó decidir la hora de salida. Finalmente ha sido una muy buena opción, porque a esa hora hacía muy buen tiempo y no he tenido que ponerme el cortaviento y además no había nadie en la montaña así que he subido sin problema”.

El clima y las condiciones con las que se ha topado Jornet han sido muy favorables, con buenas temperaturas y sol hasta en la cima, donde ha llegado 1h56’15” después de su salida de Cervinia. Al llegar a la cumbre, se ha parado sólo unos segundos, ha dado la vuelta a la cruz que preside la cima y ha empezado lo que supondría el principal reto de la aventura, la bajada, muy rápida y muy técnica que Jornet ha completado con éxito, llegando al pueblo de Cervinia en 2h52’02’’.

Al llegar al pueblo, Jornet ha explicado que: “Me he encontrado muy bien en la subida, con muy buenas sensaciones. Al principio tenía mucho calor pero poco a poco he ido cogiendo ritmo y altura y me he sentido mucho mejor. Llegar a la cima ha sido un momento muy especial. La bajada también ha sido perfecta, estoy contento porque no he tenido que tomar muchos riesgos. He resbalado un par de veces, pero nada importante. Cuando estaba llegando a Cervinia me he sorprendido muchísimo, realmente pensaba que sería extremadamente complicado conseguir batir el récord”.

De esta manera, el atleta de la Cerdanya supera en 22 minutos el récord que el italiano Bruno Brunod había establecido el año 1995, con un tiempo de 3h14:44, y que siempre fue uno de los referentes de Jornet. En esta ocasión, Brunod ha querido estar al lado de Kilian en los días previos a la travesía para darle consejos, compartir su experiencia y animarlo al máximo. Cabe destacar que Brunod realizó 30 ascensos antes de decidirse a intentar el récord, además de ser un gran conocedor de la zona. Es por todo ello que la ayuda que ha aportado a Jornet es inestimable. Brunod ha acompañado a Jornet durante una parte del recorrido. El momento más emocionante ha sido a la llegada, como explicaba Kilian: “Cuando faltaban pocos metros para llegar a la meta, Bruno ha venido a correr conmigo. Ayer Bruno me dijo que haría 2:52, ¡parece que me conozca mejor que yo mismo! Mientras estábamos llegando a Cervinia me iba repitiendo el tiempo. Para mí es el momento con el que me quedo de esta experiencia, ha sido muy emocionante, si estoy aquí es por personas como Bruno, que me inspiraron desde que era pequeño”.

Por su lado, Kilian Jornet ha estado preparando esta ascensión desde hace dos semanas, en que ha subido ocho veces a la cima para hacer un reconocimiento del recorrido. Asegura que una de las claves del Cervino es conocer muy bien el recorrido, ya que eso ayuda a ganar mucho tiempo. A pesar de ello, reconoce las complicaciones y el reto técnico que suponía este proyecto. Para prepararse lo mejor posible, el atleta ha vivido durante casi un mes en su furgoneta en Cervinia, con el objetivo de tomar contacto con el terreno y conocer la ruta con la mayor precisión posible.

Si en el Mont Blanc Kilian Jornet estuvo acompañado de su amigo Mathéo Jacquemond siguiendo las premisas del proyecto Summits of My Life, en esta ocasión ha hecho la expedición sólo. Jornet explicaba que: “El terreno aquí es muy diferente, ya que al haber tantos puntos de escalada nos habríamos tenido que esperar el uno al otro, y por lo tanto no tenía mucho sentido hacerlo acompañado”. A pesar de ello, y en las diferentes ascensiones que ha realizado, amigos y familiares se han desplazado hasta Cervinia para acompañarlo en los reconocimientos, darle consejos y aportarle su apoyo.

Igual que en las pasadas ediciones, Seb Montaz ha estado acompañando a Jornet para filmar todos sus movimientos durante la carrera. En este caso, y debido a las circunstancias orográficas del terreno, Montaz ha filmado la acción desde un helicóptero mientras que Vivien Bucher, que ya les había acompañado en el Mont Blanc y que también es guía de montaña, ha supervisado la seguridad y ha aprovechado para tomar imágenes desde diferentes puntos del recorrido.

Además de él, un total de 6 personas entre guías de montaña y personal de protección civil han estado presentes en la zona para velar por la seguridad del atleta durante todo el recorrido. Como reconocen Jornet y Montaz, el conjunto del valle se ha volcado en esta expedición, y han expresado su agradecimiento por todo el apoyo recibido al conjunto de guías, los habitantes de la región y todos los que han colaborado a que este proyecto sea una realidad.

Una vez más, los valores y la filosofía purista que inspiran a Jornet han estado presentes en esta ascensión, que ha hecho sin asistencia y con el mínimo material posible: “Para mí la superación y el respeto serían los valores que destacaría de este récord. Conseguir este tiempo y poderme igualar con Bruno es todo un honor para mí, y sin duda será el recuerdo más bonito que me llevo de esta experiencia”.

Después de esta expedición al de la Cerdanya sólo le quedará viajar a Rusia para intentar completar el ascenso y descenso del Elbrus (5642m), la montaña más alta de Europa y que completaría este año 2013 de Summits of My Life.

 

DATOS DEL ASCENSO Y DESCENSO DEL CERVINO
Inicio: Cervinia (Italia)
Llegada: Cervinia (Italia)
Punto más alto: Cervino (4476m)
Distancia: 17,48km
Desnivel positivo: 2469m
Ruta: Ruta clásica de la Arista Lion.
Subir al Cervino por la parte italiana por la cara suroeste, también conocida como Arista Lion.

 

MATERIAL UTILIZADO
Zapatillas Sense
Pantalones cortos
Camiseta térmica
Cortaviento
Riñonera
Gafas de sol

 

 

Summits of My Life es el proyecto personal de Kilian Jornet, mediante el cual el quiere intentar establecer los récords de ascenso y descenso de las montañas más  importantes del planeta. El proyecto durará 4 años, y tiene previsto culminar en 2015 con el intento del récord de la montaña mas alta del planeta, el Everest.

Summits of My Life va ligado estrechamente a unos valores, y a un modo de entender la montaña purista y minimalista, hecho por el cual las ascensiones van a ser lo mas autosuficientes posibles, buscando así, la máxima conexión entre ser humano y montaña.

El proyecto quedará plasmado en cuatro películas que recogerán las experiencias vividas cada año. La primera, “A Fine Line”, dirigida por Sébastien Montaz-Rosset narra el primer año del proyecto y es un viaje emocionante a través de los espectaculares picos nevados de los Alpes acompañando a un pequeño grupo de extraordinarios deportistas de montaña, en su particular búsqueda de la felicidad.