Bollé Maddox: la máscara de nieve para todo clima

Texto: Miguel Caselles
Fotos: Col. Bollé

Cumplidos los 130 años de existencia, la marca francesa BOLLÉ no ceja en su empeño de brindar eficaz protección en múltiples actividades de intemperie. Generaciones de deportistas conocen bien los beneficios de usar sus gafas, máscaras y cascos. A continuación vamos a referirnos a su celebre máscara de nieve Maddox y a la revolucionaria lente Phantom+.

Ventajas de una máscara

Cuando se trata de protección visual en deportes en los que luminosidad intensa, nieve y viento van de la mano, la elección entre gafas o máscara tiene que ver con la mayor o menor exposición del deportista a esas condiciones meteorológicas. Ante escenarios de ventisca, mala visibilidad, frío intenso, exposición a gran luminosidad en superficies nevadas y elevada altitud, la máscara es una elección que mejora considerablemente la protección ocular de esquiadores y alpinistas, facilitando sus maniobras sobre el terreno. Con la ventaja de disponer de modelos que permiten usar lentes graduadas bajo la máscara o directamente graduar la propia lente de la máscara.

Su utilización puede parecer incomoda por su tamaño, pero la total adaptación al casco, o directamente al perímetro de la cabeza, y su comodidad al contacto con el rostro, pronto hacen olvidar que la llevamos puesta. Asimismo, en caso de caída o impacto, la estructura de la mascara asume notablemente la absorción de golpes salvaguardando, además de los ojos, una parte importante de la cara. Si añadimos que sus lentes son fácilmente intercambiables, polivalentes por amplio grado de protección en climatología favorable o adversa, y con una amplia visión panorámica, hacen de la máscara un elemento fundamental de la equipación invernal. Ya sea desde el inicio de la actividad o como reserva, colocada en el frontal del casco o guardada en la mochila, pues una climatología adversa sobrevenida obligará a sustituir las gafas clásicas montaña por la socorrida máscara.

 

Ajuste integral

La máscara Bolle Maddox se ajusta con precisión a cualquier rostro gracias a un mullido reborde de espuma y a una fina capa de fieltro, que hace realmente suave el tacto con la piel. Su adaptación es inmediata a los contornos de frente, nariz y mejillas, manteniendo un contacto con la cara firme y confortable por prolongada y movida que sea la actividad deportiva. Disponible en tallas M y L para una precisa adaptación facial.

Mediante una ancha cinta elástica y regulable, con líneas de silicona antideslizante, la máscara se adapta al perímetro del casco o la cabeza, sin moverse de su posición por bruscos que sean los movimientos. A pesar de que las máscaras Bollé están diseñadas para que tengan un ajuste integrado a los cascos de la misma marca, el modelo Maddox es compatible prácticamente con cualquier casco clásico de esquí o alpinismo sin perder adaptabilidad, ventilación y comodidad.

Los deportistas que precisen graduación óptica pueden recurrir al sistema Sport Optical System de Bollé. Se trata de soportes ópticos graduados de quita y pon que se acoplan fácilmente en el interior de la máscara proporcionando la corrección visual necesaria, sin restar campo de visión panorámica a la máscara.

 

Ventilación anticondensación

El uso de una máscara de nieve en lugar de unas gafas de montaña abiertas se justifica por la necesidad de conseguir un completo aislamiento/protección ocular del exterior. Este hermetismo puede ocasionar que el interior de la lente de algunas máscaras se empañe debido a la temperatura/sudoración de la cara, mermando considerablemente la visión del deportista. Bollé soluciona eficazmente ese problema incorporando una doble lente que crea una barrera térmica entre el aire frío exterior y la humedad generada por la actividad, impidiendo que el aire se condense en el interior.

Además, mediante un sistema de ranuras (sistema de ventilación Flow Tech) se facilita el flujo de aire por la superficie interna de esa doble pared de la lente, reduciendo así la acumulación de humedad. A lo que se añade una generosa apertura casi perimetral de la moldura, sellada con porosa espuma, que permite una constante transpiración/ventilación. A todo ello se suma un revestimiento P80+ antivahó aplicado en la cara interna de la pantalla, cuyo cometido es dispersar las moléculas de agua que dificulten una nítida visión.

 

Revolucionaria lente Phantom+

El modelo Maddox, de Bollé, permite numerosas configuraciones de lente pantalla según sean las prestaciones demandadas por el deportista. De esta amplia colección cabe destacar la innovadora versatilidad de la lente Phantom+, en la que Bollé ha reunido diferentes tecnologías con las que mejora de forma sobresaliente la agudeza visual y profundidad de campo, potenciando a su vez la siempre presente protección. Combina el material NXT, de excelente claridad óptica, alta resistencia al impacto y ligereza, con un filtro fotocromático (1-3) que se adapta a cualquier condición lumínica y climática en pocos segundos, apoyado por la tecnología LTS que estabiliza el rendimiento fotocromático independientemente de la temperatura.

Por si fuera poca tecnificación, Bollé incorpora una película semipolarizada (50% de polarización), que mejora el contraste cuando se transita en zonas de dispar intensidad lumínica, reduciendo así la distracción por deslumbramiento y la fatiga ocular. Muy de agradecer cuando el deportista avanza rápido y precisa una interpretación rápida y correcta de un relieve impreciso. Sin olvidar que todas las lentes pantalla de Bollé filtran el 100% de los nocivos rayos ultravioleta. Desde luego la lente Phantom+ no puede ser más versátil y resolutiva en cualquier escenario físico y atmosférico.

 

A prueba de golpes y ralladuras

Con la máscara Maddox entre las manos resulta sorprendente la maleabilidad de su estructura y su lente pantalla. El conjunto se adapta a las torsiones más forzadas regresando de inmediato a su posición inicial sin mostrar deformación alguna. Su esqueleto diseñado en forma de sándwich y la elasticidad de los polímeros empleados en su construcción, junto al grueso acolchado perimetral de ajuste facial, amortiguan considerablemente cualquier presión frontal. Por lo que ante una inesperada caída de bruces o un fuerte golpe recibido durante la actividad, la máscara absorbe la fuerza del choque sin que los elementos de la propia máscara puedan dañar al deportista.

Tanto la estructura de la moldura como la amplitud de la pantalla favorecen que el deportista tenga una extensa visión periférica que cubre los 180 grados sin distorsiones. Si bien, como es de suponer, el uso continuado de la máscara puede causar roces y erosiones involuntarias en la lente exterior y como consecuencia disminuir la visión del deportista. Por ello Bollé aplica en la lente la protección antiralladuras Carbo Glas, capaz de reducir considerablemente esas posibles ralladuras, manteniendo la visión a través de la lente como el primer día.

Cabe recordar que el mantenimiento de una máscara de esquí/ventisca pasa por unos simples cuidados: transporte en su funda textil protectora, que además hace la veces de paño limpiador, secado tras ser utilizada evitando fuentes de calor directo y limpieza de pantalla con toallitas de microfibra húmedas o spray limpiador.

 

Bollé Maddox, robusta sencillez

Desde el primer vistazo la máscara Maddox se intuye robusta a la vez que estética. Dirigida a la práctica de esquí, travesías invernales y alpinismo, también muy útil en zonas polares y desiertos. Como ya se ha comentado, una vez colocada y en actividad, se comprueba que Bollé ha trabajado concienzudamente cada detalle para que sus prestaciones cubran las situaciones más exigentes en la montaña.

No hay más que imaginar una salida invernal que derive en fuerte ventisca y baja visibilidad para saber que, sin una máscara apropiada, no habrá manera de ver por dónde se esquía o se transita. Esto no sucederá con la máscara Maddox, cuya sencilla y robusta construcción, junto a las altas prestaciones y configuración de su lentes, garantiza afrontar cualquier actividad en montaña con seguridad y destreza. La popular aceptación del modelo entre esquiadores y alpinistas así lo refrenda.

 

Más Información:
www.bolle.com
www.facebook.com/BolleEyewear

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.