SCARPA Enduro

SCARPA_ENDURO_modelo_hombre
“BLINDADA EN TODO TERRENO”

Por: Miguel Caselles

 

Experiencia montañera
Ya en sus inicios, allá por 1938, la marca italiana SCARPA contaba con los mejores artesanos zapateros. Los resultados no se hicieron esperar y las virtudes de sus calzados pronto se extendieron entre los agricultores y ganaderos próximos a su taller: confortables y duraderos. Con estas credenciales y la consiguiente proliferación de los deportes de montaña, SCARPA fue adaptándose a los tiempos fabricando calzado específico para senderismo, trekking, esquí, alpinismo y escalada.

Las suelas de SCARPA saben bien lo que es pisar cumbres de todo el mundo y, décadas después, sus modelos de calzado son referentes en el equipamiento de varias generaciones de montañeros. Fiel a su filosofía de dotar de calzado excelente a las emergentes corrientes deportivas, la marca italiana tiene en el mercado varios modelos de zapatillas trail-running, acordes a los gustos y utilización de cada corredor. Uno de estos modelos son las SCARPA Enduro, cuya prioridad es la estabilidad y la ultra protección en terreno alpino.

Olvídate de donde pisas
Frente a las tendencias de calzado minimalista, este modelo de SCARPA opta por unas prestaciones de zapatilla clásica con protección integral del pie, amortiguación y estabilidad. Se trata de una zapatilla pensada para corredores que se internen en terreno técnico y prefieran que la zapatilla sea la que se adecúe al aterrizaje de sus zancadas. Despreocupándose de los impactos sobre formaciones salientes o puntiagudas, que la planta del pie apenas notará, y de balanceos del pie en el interior por apoyos precarios. Ciertamente la constitución y el cometido de la zapatilla no la hacen especialmente ligera, si bien sus 350 gramos en talla 42 no son un lastre cuando el terreno se vuelve difícil.

SCARPA_ENDURO_suelaSu amortiguación, tanto en talón como en antepié, además de rígida estabilidad, hacen fiables a las Enduro cuando el corredor no está habituado a trayectos complicados. El tacto con las irregularidades del terreno es reducido. A la hora de traccionar o de encontrar adherencia, la suela de la reputada marca Vibram logra su cometido cuesta arriba y cuesta abajo. Una vez el pulido de la goma se ha eliminado, tras varios rodajes, se defienden dignamente sobre roca mojada.

El mapa de la suela es un mosaico de prominentes y espaciados tacos rectangulares. Los que están alineados en ambos laterales del antepié y la puntera son de mayor dureza, para dar soporte al impulso de la zancada y ralentizar la abrasión, mientras los del grupo central son algo más blandos, buscando amortiguación y adherencia en roca. La zona del talón posee un corte oblicuo que parece favorecer y amortiguar la frenada.

Cómodas y duraderas
La mediasuela en su conjunto es un colchón de diferentes densidades, cuyo objetivo es absorber el golpe en el talón al impactar en el suelo y favorecer el impulso del antepié al iniciar la zancada. A esta amortiguación ayuda la plantilla interior de dos densidades, más dura en la zona de talón que en la del antepié. Estabilizadores, tipo aleta de polímero duro, situados en sendos laterales de la mediasuela del talón, el de la banda interior prolongado hasta el puente, evitan que la zapatilla se deforme dando sobrada firmeza al conjunto. Bajo el medio arco, puente, la mediasuela está sobredimensionada en la banda exterior, acomodando al pie como en un molde.

El cuerpo de la zapatilla está diseñado en base a tirantes que finalizan en las gazas de los cordones, de tal manera que al tensarlos la zapatilla se ciñe al pie sin apreturas sujetándolo como parte de la estructura. Es de hechura espaciosa y de pisada neutra, sin estrecheces para quienes precisen insertar plantillas correctoras. Se echa de menos una gaza posterior para ayudar a calzarse la zapatilla. La diferencia de altura entre talón y antepié (drop), es de 10 mm.

El envoltorio de la zapatilla es una malla que soporta bien la abrasión, esto unido a los refuerzos situados en puntera y laterales protegen al pie de impactos imprevistos, además de alargar la vida la zapatilla. Gracias a una malla elástica que cierra el empeine bajo los cordones, a modo de polaina, no se cuelan chinas o arena por las aberturas laterales de la lengüeta. El suave tejido interior sin costuras evita rozaduras en el periodo de adaptación del pie a la zapatilla. Repele inicialmente el agua ante una lluvia leve o salpicaduras de charcos. Transpirabilidad aceptable.

Modelo mujer
Modelo mujer

Zapatilla contundente
A modo de resumen, las SCARPA Enduro pueden ir bien dirigidas a corredores de envergadura y/o peso que se muevan en trayectos montañeros trialeros de media/larga distancia. Si bien, cualquier corredor que busque una zapatilla trotona de entrenamiento, segura en territorio montañero y de gran durabilidad, encontrará en las Enduro unas contundentes compañeras de pateada. A los corredores que se inicien en la montaña, fuera de los caminos sencillos, esta zapatilla se lo pondrá fácil. Igualmente adecuadas para la práctica de montañismo ligero. También se comercializa en versión femenina, con horma y tallaje acorde a las corredoras por montaña.

Más Información:
www.scarpa.net
www.facebook.com/scarpaspain