Fuente: RFEA

Fotos: José Miguel Muñoz

España ha conquistado hasta tres medallas en el Mundial de Trail Running disputado este sábado en la ciudad portuguesa de Miranda do Corvo con la plata del equipo femenino y los bronces de Sheila Avilés y el equipo masculino. 

La prueba portuguesa se presentaba muy emocionante y pese al favoritismo de los españoles, grandes triunfadores en la pasada edición de Penyagolosa, con un abanico más amplio de favoritos optando a las medallas en un recorrido mucho menos técnico que en pasadas ediciones, y sobre todo, mucho más corto, pasando de los 85 del pasado año a los 44km de esta edición portuguesa, que en algunos casos como el del triple campeón del mundo Luis Alberto Hernando, no le favorecían nada. 

A las 9 de la mañana (hora local) se dio a la salida a la prueba correspondiente a este campeonato del mundo, con quince españoles en liza (no tomó la salida Crístofer Clemente) dispuestos a plantear mucha guerra y a defender con uñas y dientes lo mucho y bueno conseguido en ediciones precedentes. 

En la prueba masculina, de salida se situó el suizo Christian Mathys en cabeza que tomaba ligera ventaja sobre sus rivales que al paso del km 10 llevaba una ventaja de 30 segundos de un grupo perseguidor donde iba metido Hernando; por el primer paso enclavado en Vilanova, el suizo seguía en cabeza con Hernando pasando en quinta posición a 37 segundos en todavía una prueba donde los puestos se iban alternando una y otra vez; más atrás iban Andreu Simón (22º), Antonio Martínez (23º) y Borja Fernández (25º) prácticamente juntos. 

En el km 16 estaba enclavado el primer avituallamiento, justo en la zona más técnica del recorrido y quizá la de mayor dureza, pasando el suizo aún en cabeza pero con un rival importante muy cerca como el británico Jon Albon, que fuera cuarto hace un año en Penyagolosa, y que se mostraba muy combativo y mejor adaptado a estas características del terreno y a 54 segundos del líder pasaba un Hernando que había subido hasta la tercera plaza mientras Andreu Simón y Antonio Martínez, que llegaban juntos al avituallamiento de Senhora de Piedade, avanzaban posiciones y se colocaban 13º y 14º respectivamente. 

En el km 22, el suizo Mathys mantenía la ventaja sobre el británico Baldon y Hernando bajaba hasta la sexta plaza con una diferencia de 3 minutos y medio de desventaja en un terreno poco propicio para sus características, como ya había avisado pero con las buenas noticias de un Andreu Simón que subía hasta la octava posición; por el paso de Barragem, la diferencia entre el suizo y el británico se ha reducido a cinco segundos, Hernando pasa en séptima posición y muy cerca por detrás, a solo tres segundos un Simón que va a más y sin perder de vista al joven Antonio Martínez que empieza a asomarse en esas primeras posiciones y va ya decimosegundo. 

El siguiente punto de referencia es Gondramaz (km 34) donde para entonces el británico Albon ya había superado al suizo pasado el km 31 que incluso ha bajado a la tercera plaza en favor del francés Julien Rancon y una esperanzadora sexta plaza de Andreu Simón que está completando una segunda parte de carrera espectacular que ha superado a un Hernando que está sufriendo y, sobre todo, el gran ascenso de Antonio Martínez que viene ya muy cerca y a ascendido a la décima plaza. 

Parte final de la prueba y por el paso del km 39, el británico Albon parece tener la medalla de oro en el bolsillo pues va muy entero y decidido a por ello con dos minutos de ventaja sobre el francés Rancon y ya cinco sobre el suizo Matys que aún mantiene posiciones de podio pese a su larga aventura en solitario en la primera parte de la carrera; el español Simón se mantiene en el grupo perseguidor, ahora sexto y Antonio Martínez noveno con Luis Alberto Hernando un puesto por detrás que sigue sufriendo de lo lindo; así se mantienen las posiciones por el penúltimo punto de control situado en Espinho; la meta está muy cerca y los puestos parecen ya más que asegurados. 

La llegada situada nuevamente en Miranda do Corvo, final de este recorrido de 44,2km, poblada de muchísimos aficionados que son testigos de la victoria del británico Jonathan Albon con ha invertido un tiempo de 3h35:34 con el francés Julien Rancon segundo (3:37:47) y el suizo Chri tercero (3:37:47)Christian Mathys (3:40:33) que ha mantenido el tipo en el tramo final ante el italiano Francesco Puppi que ha llegado diez segundos por detrás. A minutos del vencedor llega el primer español Antonio Martínez, octavo con 3:44:40 seguido de Andreu Simón (3:46:12) y cerrando equipo para los puntos el tricampeón del mundo Luis Alberto Hernando, undécimo con 3:47:42, totalmente exhausto en meta, que lo ha dado todo en una carrera que ya aventuraba poco propicia para poder revalidar su título, como así ha sido. 


Con todo esto, Francia ha conquistado el título mundial, seguido de Gran Bretaña segunda y España que se cuelga una meritoria medalla de bronce y se mantiene entre los mejores países del mundo en esta especialidad. 

El resto de competidores españoles quedaron así: 22. Albert Pujol, 29. Pablo Villalobos, 31. Zaid Aït Malek. 

La prueba femenina fue dominada de principio a fin por la francesa Blandine L’Hirondel que ya en el km 10 aventajaba a sus rivales, la rumana Denisa Fragomir y la española Azara García de los Salmones en dos minutos y un minuto más retrasada, quinta, Sheila Avilés. En el avituallamiento (km6) de Senhora de Piedade, Sheila y Azara seguían juntas a más de tres minutos de la francesa que no cedía un metro y se mostraba muy superior a sus rivales y con una Gemma Arenas (11ª) que iba de menos a más. 

Por el km 22, las dos españoles mantienen la tercera y cuarta plaza, muy cerca ambas a más de cinco minutos de la francesa L’Hirondel que no cede terreno alguno y con Gemma Arenas octava a 10 minutos de la francesa, posiciones que se mantienen en el paso de Barragem y donde ya se va intuyendo que el título por equipos podría estar entre francesas y españolas. 

Emoción en la prueba femenina por las medallas, excepto el oro que parece estar bastante asegurado para la francesa L’Hirondel, que va por delante con mucha claridad y por el km 31 (antes del paso de Gondramaz) ilusionante segunda y tercera plaza para Sheila y Azara, que han superado a la rumana a la que aventajan en casi un minuto y se marchan para adelante. 

En el penúltimo paso por Espinho (km 39,5), la francesa sigue haciendo su propia carrera, sin fisuras pero en la lucha por las medallas se ha colado la neozelandesa Ruth Croft, que ha estado siempre atenta a los puestos delanteros y que ahora, viniendo con una fuerza impresionante, ha superado a las dos españolas pasando prácticamente juntas las tres por este control y dando mayor emoción a la parte final del recorrido; gran noticia por detrás con una Gemma Arenas que va a más y pasa ya en octava posición. 


La victoria, como no podía ser de otra manera, es para la francesa Blandine L’Hirondel con un tiempo de 4h06:17 muy por delante de la neozelandesa Croft, segunda con 4:14:28 y espectacular tercera plaza de Sheila Avilés, que en su primer mundial logra el bronce con un tiempo de 4:15:04 y muy cerquita la más experimentada Azara García de los Salmones, cuarta con 4:15:30 y que vuelve a estar entre las mejores, no en vano hay que recordar que ya fue subcampeona del mundo en 2016 en Geres demostrando que le van bien los Mundiales en tierras portuguesas. Completa el trío de españolas que puntúan por equipos Gemma Arenas en una séptima plaza (4:21:22); el resto de españolas actuaron así: 15. Marta Molist, 17. Anna Commet, 52. Montserrat Martínez. 

Por equipos, se intercambian los puestos logrados hace un año en Penyagolosa y es ahora Francia quien se proclama campeona del mundo por delante de España. 

España Atletismo se vuelve de tierras portuguesas con tres medallas más para esta especialidad de Trail Running, que sigue cosechando éxito tras éxito en las cinco ediciones celebradas hasta la fecha.