Texto: Miguel Caselles

Fotos: CÉBÉ / FB CÉBÉ

 

Hace 126 años CÉBÉ sacó al mercado sus primeras gafas de montaña. Desde entonces la marca francesa no ha dejado de proporcionar protección ocular en todo tipo de deportes. Innovación, calidad y estética son las señas de identidad de sus productos.   

 

Protección en ambientes extremos

Gafas de alta protección son imprescindibles en cualquier actividad deportiva que se desarrolle en montaña, mar o desierto. Y el modelo CÉBÉ JORASSES cumple con creces. Su nombre, Jorasses, da una pista de su exigente ámbito de actuación pues las Grandes Jorasses son una de las míticas montañas de los Alpes. Hablamos de unas gafas de gran protección, muy cómodas y versátiles tanto para la montaña como para otros espacios expuestos, donde alta luminosidad y viento estén asegurados.

Las CÉBÉ JORASSES brindan un amplio y seguro campo de visión. Pueden configurarse con diferentes versiones de lentes, fotocromáticas, polarizadas y categorías 2, 3 y 4. De tal manera que además de la protección ocular deseada, se adapten automáticamente a todas las condiciones de luz, oscureciéndose y aclarándose sobre la marcha sin que los ojos tengan que esforzarse. Certifican así una adecuada defensa frente a la radiación ultravioleta y exceso de luminosidad durante las actividades deportivas al aire libre. En todos los casos las lentes son notablemente resistentes a los frecuentes rasguños por uso. Cabe recordar que las gafas deportivas que se utilicen para conducir deberán estar por debajo de la categoría 4 de protección.

Adaptabilidad antigolpes

El esqueleto de las CÉBÉ JORASSES, moldura y patillas, está manufacturado en polímero flexible de considerable resistencia y maleabilidad ante fortuitos aplastamientos, caídas o colisiones. La tolerancia de ese material plástico igualmente favorece el acomodo preciso a cada tipo de rostro. Tanto la flexibilidad de las patillas como el amplio puente nasal de goma adherente dan pocas opciones a que las gafas se muevan o caigan por ajetreada que sea actividad deportiva.

En la zona de unión de las patillas con la moldura van insertados paravientos laterales de goma blanda que protegen los ojos del viento y los molestos brillos o rayos de sol que entran de costado. Perder las gafas por descuido montaña abajo o navegando puede tener consecuencias serías si no se llevan otras de repuesto, para evitarlo se puede insertar un cordón o cinta elástica de sujeción en los orificios situados en los extremos de las patillas.

 

Visión asegurada

Uno de los problemas más comunes de las gafas deportivas es que las lentes se empañen por la sofocación o las exhalaciones del deportista dejando a éste sin visión a su portador. Las CÉBÉ JORASSES solucionan este molesto inconveniente mediante unas ranuras laterales de ventilación, abiertas entre las lentes y la moldura, y un eficaz tratamiento antivaho.

Aquellos deportistas que utilicen gafas graduadas lo tienen fácil con las CÉBÉ JORASSES ya que son graduables según sean sus necesidades oftalmológicas. Además de muy estéticas en su conjunto están disponibles en diferentes combinaciones de colores.

Gafas de “batalla”

En síntesis, las CÉBÉ JORASSES son gafas destinadas a cualquier actividad en montaña, mar o desierto, tanto en verano como en invierno y en toda circunstancia. Una vez puestas es como no llevarlas. Su adaptabilidad al rostro, amplio campo de visión y protección ocular las hacen eficaces en un buen número de deportes.

Si se las cuida mínimamente son eternas. A la hora de limpiar las lentes se debe usar únicamente gamuza específica de microfibra y si están manchadas de polvo o barro ponerlas bajo el grifo previamente. Las gafas se comercializan con un estuche de transporte antigolpes y una bolsa blanda de gamuza muy útil para limpiar las lentes. Disponibles en dos tallas para mejor ajuste. Definitivamente gafas de “batalla” para condiciones de luminosidad intensa.

Más Información:

www.cebe-eyewear.es 

www.facebook.com/CebeAddict