Nota: A diferencia de otras publicaciones, en las que los test los realizan expertos en zapatillas, en Sport Training las pruebas y valoraciones están realizadas por expertos en técnica de carrera.

Test realizado por José Enrique Quiroga

 

Las Salomon Sonic RA PRO pertenecen a la colección Running Avenue de la prestigiosa marca francesa, compuesta por tres modelos de zapatillas diseñadas en principio para correr por asfalto: Sonic RA, Sonic RA PRO y Sonic RA MAX, caracterizadas por su innovadora tecnología de amortiguación denominada “VIBE”, cuyo objetivo es atenuar las vibraciones provocadas por el impacto para que éste sea más suave y menos agresivo.

La Sonic RA está dirigida para corredores que buscan la comodidad, ya que tiene un ajuste adaptable. La Sonic RA MAX ofrece una mayor amortiguación. Y la Sonic RA PRO está diseñada para ser una zapatilla más rápida y reactiva.

Y es concretamente este tercer modelo, la Sonic RA PRO, la que hemos probado y experimentado para ir descubriendo sus prestaciones.

Como siempre hacemos, vamos a describir primero sus características en la construcción, para después analizar su rendimiento en carrera.

 

UPPER:

Se trata de una malla de consistencia rígida, pero con mucha perforación para proporcionar una óptima ventilación y capacidad de transpiración. Sobre ella, distintos termosellados como refuerzo en las zonas que requieren una mayor protección, como es el caso de la puntera.

En la zona del talón incorpora un contrafuerte semi-rígido, suficiente para proteger pero sin llegar a bloquear los movimientos de éste. El collarín tiene una estructura anatómica y está bien acolchado para ofrecer comodidad. También incorpora un pequeño tirador reflectante en el exterior.

 

 

La lengüeta muy fina, pero muy cómoda y suave. Con un pasador para los cordones y así evitar que se mueva.

El sistema de ajuste es el clásico, con 6 + 1 orificios para los cordones, que son redondos y semi-elásticos. Varias tiras termoselladas (sistema “SensiFit”) salen a ambos lados desde los cordones hasta casi la mediasuela, edonde se sitúa otra tira de refuerzo termosellado que rodea la zapatilla casi en su totalidad entre el upper y la mediasuela, con el objetivo de aportar más consistencia en el ajuste.

La plantilla anatómica, de un perfil de 6mm y extraíble, con perforaciones para mejorar la transpirabilidad.

 

MEDIASUELA:

Mediasuela que no incorpora elementos de control, tal como manda la tendencia actual, aunque sí un ligero refuerzo en el arco medial.

La tecnología que utiliza Salomon en la mediasuela es el “VIBE”, que es la combinación de EnergyCell+ y Opal, actuando como un sistema conjunto para atenuar las vibraciones en los impactos. El EnergyCell+ es un compuesto de EVA prensada, muy consistente y con buena durabilidad. El Opal es otro material más amortiguado, similar al gel de otras marcas, que va insertado, añadido al energyCell+, en algunas partes de la mediasuela, las que reciben un mayor impacto, proporcionando así mucha comodidad y una amortiguación “viva”. En el interior de la zapatilla, si quitamos la plantilla podemos encontrar en la zona del talón un tirador disimulado para levantarlo y así ver y tocar este compuesto.

En la zona interior del mediopié, la altura de la mediasuela es ligeramente mayor, con el objetivo de ofrecer un mayor soporte.

Se trata de una mediasuela muy consistente y firme, pero ninguna sensación de dureza sino todo lo contrario.

Las medidas que hemos tomado con el calibre nos da un perfil de 24mm en la zona del talón y de 18mm en la del metatarso, lo que resulta en un drop de 6mm.

 

 

SUELA:

La suela de las Sonic RA PRO es bastante original, destacando a rasgos generales por contar con zonas bien diferenciadas y un taqueado en la zona metatarsiana bastante profundo para ser una zapatilla diseñada para asfalto, según nuestras medidas de 5mm.

Desde delante hacia atrás, podemos diferenciar claramente varias zonas según el diseño: puntera, metarso, mediopié y talón. Y longitudinalmente, varias hendiduras, destacando la medial que atraviesa desde el talón  hasta casi la puntera. Esta hendidura central, que facilita los movimientos de torsión del pie en la fase de apoyo, se denomina “Geometric Decoupling”. Y justo en el centro del talón, un hueco más profundo para separar zona exterior e interior del pie.

La zona del talón está subdividida a su vez en dos partes, ambas con caucho de alta resistencia a la abrasión, y con una separación a base de una hendidura diagonal, para así no dificultar los movimientos de torsión a nivel del talón.

La zona del mediopié va estriada, con esa hendidura principal de la que habíamos hablado (Geometric Decoupling), y sin ningún elemento de control añadido. Además, es una zona relativamente estrecha, en consonancia con la anatomía del pie.

La zona del metatarso está construida a base de múltiples tacos cuadrados, entrelazados entre sí, y separados por varias hendiduras tanto longitudinales como transversales para ayudar en los movimientos tanto de flexión como de torsión. Concretamente son 4 hendiduras longitudinales y 5 transversales.

El caucho del que se compone la mayor parte de la suela es el denominado “Wet Traction Contagrip”, con una mayor densidad en la zona del talón y en puntera, y menor (más suave) en la del metatarso. En el mediopié no incorpora este caucho.

 

ANÁLISIS:

Antes de hablar sobre sensaciones corriendo con las Sonic RA PRO, que al fin y al cabo son datos subjetivos, primero, calibre en mano, vamos a realizar la toma de medidas técnicas, las cuales pueden ser muy determinantes tanto para su rendimiento en carrera como en la recomendación para diferentes tipos de corredores. Todas las medidas las hemos tomado en una talla 9,5 USA, que por cierto, hay que decir que tallan un poco grande, por lo menos en el modelo que hemos probado.

Comenzaremos con obtener el Índice Minimalista (IM), que no es otra cosa que un porcentaje de lo minimalista que es un calzado. Para ello debemos saber que un calzado minimalista es el que el interfiere mínimamente en los movimientos naturales del pie, por lo que los parámetros que debemos medir para obtenerlo son el peso, la altura de la mediasuela, la flexibilidad, el drop y las tecnologías de control de la pisada y estabilidad que lleve incorporadas. Concretamente lo que medimos son cinco características: el peso, la altura de la mediasuela en el talón, el número de tecnologías incorporadas, la flexibilidad longitudinal y la flexibilidad en torsión, puntuándolas del 0 al 5 según una escala establecida.Para saber más sobre lo que es el Índice Minimalista leer el artículo Calzado Minimalista vs Maximalista

Tras obtener el total de puntos de estas 5 características, lo multiplicaremos por 4 (ya que como máximo dará una puntuación de 25) para así obtener el porcentaje de IM. De esta forma, y con los instrumentos necesarios para ello (calibre, báscula, etc.), hemos obtenido las distintas medidas y sus correspondientes puntuaciones en las Sonic RA PRO, lo que nos ha dado un IM del 48%. Con este dato, que no tiene por qué ser ni bueno ni malo, ya tenemos un poco más definido el perfil del corredor objetivo.

Otro de los parámetros importantes a la hora de determinar el potencial rendimiento de unas zapatillas de running es la relación que existe entre el perfil de la mediasuela y la diferencia de anchura entre ésta y el upper, en la misma zona.

En la zona de metatarsos, la anchura del upper es de 100mm y la de la mediasuela de 110mm, lo que nos da una diferencia de 10mm (total de mediasuela que sobresale a ambos lados del upper). Si este dato lo relacionamos con la altura de la mediasuela en este mismo punto, que es de 20m, nos da como resultado +10mm, lo cual se encuentra en el límite del rango óptimo 5-10. Esto es importante desde el punto de vista tanto de la estabilidad como de la reactividad: cuanto menos diferencial más reactiva será la zapatilla y cuanto más bajo el perfil más estable y menos amortiguada. Si se busca una zapatilla muy amortiguada, con alto perfil, para no comprometer la estabilidad, lo que se hace es aumentar el diferencial de la anchura, aunque con ello se pierde en reactividad. Digamos que una zapatilla con una mediasuela alta y un diferencial grande, lo que ofrecerá será gran amortiguación junto con gran estabilidad; y en una zapatilla con un perfil de mediasuela bajito y poco diferencial en la anchura lo que prima es la reactividad y la naturalidad en la carrera. En el caso de la Sonic RA PRO, vemos que estos datos nos dicen que se trata de una zapatilla muy amortiguada, poco reactiva y con un nivel de estabilidad en el límite del rango óptimo. Sin embargo, hay que tener en cuenta el taqueado tan profundo que tiene la suela (5mm), lo que hace que la altura en la zona de metatarsos (20mm) realmente no es tanta desde el punto de vista de las sensaciones del terreno, ya que la profundidad y la separación de los tacos hacen que estas sensaciones sean mayores de lo que serían con unos tacos menos profundos y/o menos separados (para el mismo perfil de mediasuela). De ahí que, desde el punto de vista de la estabilidad, el parámetro que hemos obtenido sobre la relación entre la altura de mediasuela y el diferencial de anchura upper/mediasuela en la zona de metatarsos, que era de 10mm, en la práctica, es decir, en el comportamiento en carrera, es algo menor, por lo que tanto la estabilidad como la reactividad son realmente mejores de lo que se esperaría a priori tras las mediciones.

Con todas sus características técnicas analizadas, siempre desde el punto de vista de la aplicación al rendimiento en carrera, podemos concluir que se trata de una zapatilla especialmente diseñada para corredores de peso medio/alto, que necesiten una amortiguación firme pero al mismo tiempo de un tacto suave.

En principio se la podría calificar como una zapatilla mixta. Para el alto perfil de mediasuela que tiene, su peso está bastante bien: solo 235g en talla 9 USA. Aunque nos sintamos un poco alejados del suelo, el upper tan fino y su liviano peso, nos invitan a correr rápido.

Salomon las ha diseñado dentro de su gama de zapatillas para asfalto, pero la suela que incorpora, con ese buen taqueado, hace que sean unas zapatillas muy polivalentes y que rindan de forma fantástica por caminos y senderos. Su capacidad de tracción es realmente muy destacable.

El upper tiene un diseño muy bueno, pero lo que más destaco de estas zapatillas es su sistema de amortiguación y el gran agarre y tracción que ofrecen en terrenos muy diferentes. Son muy amortiguadas (en mi opinión se agradecería que lo fueran un poco menos, para así ganar en sensaciones del terreno y en reactividad), pero se trata de una amortiguación que siendo muy consistente y firme, no da ninguna sensación de ser dura, en lo cual también influyen los tacos que incorpora en la suela. Por ello, se trata de una zapatilla muy cómoda y resultona para largos rodajes a ritmos vivos, por cualquier tipo de terreno.

Otros colores:

 


 

 

 

Altura mediasuela talón: 24mm

Altura mediasuela metatarso: 15mm

Anchura mediasuela metatarso: 110mm

Anchura upper metatarso: 100mm

Drop:

Altura plantilla: 6mm

Altura tacos: 5mm

Peso: 235g

Índice minimalista: 48