Por Hoenalu. www.hoenalu.com

 

El Stand Up Paddle, SUP o Paddlesurf, es un deporte acuático que consiste en ir de pie sobre una tabla deslizándonos sobre una superficie acuática, como el mar, un lago o un río, gracias al impulso que nos proporciona el uso de un remo. Tiene múltiples variantes, como travesía, surf, race, fitness, etc., además de ser fácil de aprender. Esto hace que actualmente sea un deporte que está creciendo de una forma extraordinaria en popularidad.

 

Definición y orígenes

Sus orígenes se remontan a las islas Polinesias, en las que utilizaban barcas estrechas para ir a pescar, sobre las que se trasladaban de pie ayudándose de un remo. Sin embargo, podemos decir que nace en Hawaii en los años 40, cuando los profesores de surf empezaron a utilizar tablas grandes para seguir a sus alumnos, guiándolos o haciéndoles fotos.

Durante muchos años fue muy minoritario y no tuvo un gran éxito, pero a finales de los años 90, surfers de renombre como Laird Hamilton, Brian Keaulana o Dave Kalama empezaron a retomar el deporte como entrenamiento para mejorar su forma física y a popularizarlo entre sus amigos surfers que pronto se dieron cuenta de que al practicar Paddle Surf con la ayuda del remo y la posición erguida, todo eran ventajas a la hora de coger olas.

Esta vez la evolución del SUP iba a ser imparable. Su expansión comienza en Estados Unidos para saltar poco después a Europa, llegando en poco tiempo a todo el mundo. En España ha crecido de forma considerable, y cada vez hay más personas que se suman a la práctica de este deporte.

Una de las cosas por las que tanta gente se anima a practicar SUP es que es muy fácil de aprender, puede realizarse a cualquier edad y no exige un gran nivel físico. Comenzar a practicar Stand Up Paddle es más sencillo y rápido que cualquier otro deporte de deslizamiento, y la mayoría de personas consiguen ponerse de pie desde el primer día, aprendiendo a utilizar el remo para avanzar sin esfuerzo. Se trata por tanto de una actividad muy gratificante y satisfactoria, ya que el progreso se nota desde el primer momento.

Modalidades del Paddle Surf

Otra ventaja de este deporte es que tiene muchas variantes, pudiendo elegir entre diferentes modalidades según nuestros gustos e intereses.

Travesías de Paddle Surf. Esta es la modalidad más practicada debido a que cualquier persona puede practicarlo indiferentemente de la edad o el estado de forma. Recorrer distancias cortas o largas sobre una tabla de paddle surf, con el fin de disfrutar de un paseo por la orilla del mar, en un lago o descubrir nuevos lugares como una calita escondida con acceso sólo desde el agua.

Surfear las olas con un remo. Con una tabla y un remo de stand up paddle podremos pillar olas desde los 0,5 metros hasta lo que nos atrevamos. La sensación de movilizarse por la fuerza de una ola es indescriptible y sólo la conocerás cuando surfees la primera. ¡Te adelantamos que es una modalidad que engancha!

SUP Race. Una modalidad que cada vez coge más fuerza es el paddlesurf de competición. El número de carreras, tanto en agua plana como en mar abierto, crece cada año, y también la cantidad de riders que se entrenan y participan en ellas.

SUP Fitness. De por sí el PaddleSurf es un deporte muy completo, pero es que además nos permite hacer ejercicio encima de la tabla y añadir un nivel adicional de exigencia a tu sesión de fitness, yoga o pilates.

WindSUP. Perfecto para aprovechar los días con poco viento. Se logra con el uso de velas de windsurf que se acoplan a través del insert en las mismas tablas de paddle surf, por lo que podrás remar y practicar un deporte de vela.

White Water SUP. Los ríos nos ofrecen la posibilidad de hacer travesías en aguas tranquilas, pero también permiten dar rienda suelta a la adrenalina practicando descenso de aguas bravas sobre una tabla de paddlesurf inflable.

SUP foil. Es la última tendencia y consiste en añadir un hydrofoil a la tabla de paddlesurf, consiguiendo elevarte sobre el agua y experimentar nuevas sensaciones en el agua.

SUP Fishing. El SUP Fishing es una alternativa de practicar la pesca, ya que permite llegar a lugares que antes eran inaccesibles, e incluso da pie a que los pescadores puedan cambiar de área mientras están pescando.

SUP Multipersona. Una opción perfecta para todo tipo de eventos, desde incentivos de empresa hasta quedadas con amigos. Se trata de practicar SUP en grupo en una tabla de paddle surf gigante. Otra modalidad más reciente, son las tablas de race multipersona, que permiten competiciones de SUP en equipo.

 

Material necesario para practicar SUP

Para comenzar a practicar el Stand Up Paddle se necesitan dos elementos. Sólo con una tabla y un remo estarás listo para echarte al agua y comenzar a disfrutar de este deporte, pero para elegir tu material debes tener en cuenta varios aspectos que resumimos a continuación. En cualquier caso, si surgen dudas o no se tiene claro qué modelo es el más adecuado, lo más recomendable es acudir a profesionales que nos asesoren, como el equipo de HoeNalu.com, una tienda online especializada en paddlesurf y que cuenta con material para cualquier uso y nivel.

En relación a las tablas de Paddle Surf, lo primero que debes saber es que podrás optar por tablas de SUP rígidas o inflables, siendo estas últimas especialmente recomendables para los que no disponen de un lugar en el que almacenarlas. En la actualidad, estas versiones ofrecen muy buenas prestaciones y tienen la ventaja de que su transporte resulta realmente sencillo. Y si no tienes problemas de espacio y prefieres una tabla rígida, podrás elegir entre varios materiales de fabricación, como fibra, madera o carbono. Por norma general, las tablas más ligeras y con mejores prestaciones son también las que tienen un coste más elevado.

Dependiendo de la modalidad para la que están destinadas, existen tablas de SUP con diferentes formas o shapes. Podrás encontrar tablas all round, perfectas para iniciación y para un uso lúdico; tablas para olas, que se centran en ofrecer una gran maniobrabilidad con un tamaño más pequeño y quillas más cortas; tablas de touring alargadas y estables para realizar travesías recorriendo grandes distancias; y tablas de race también más largas y lo más estrechas posible, diseñadas específicamente para competición y con las que obtendrás las mejores prestaciones en cuanto a velocidad y rumbo.

En la ilustración podemos ver el “shape” o forma que normalmente tienen cada uno de estos tipos de tabla y el rango de medida que por lo general encontraremos en cada uno de ellas.

 

 

El último factor a tener en cuenta, aunque no menos importante, es el peso y nivel de las personas que van a utilizar la tabla de SUP que va a determinar las medidas y el volumen que necesitaremos. Por regla general, cuanto más pesado sea el usuario, más volumen y ancho deberá tener la tabla para permitir una mayor flotabilidad y estabilidad. Sin embargo, a medida que aumenta la experiencia y el nivel, se podrá reducirse el tamaño de la tabla.

El remo es un elemento fundamental en este deporte, ya que nos proporciona el motor para desplazarnos, un apoyo para reforzar nuestro equilibrio y un punto de fuerza para frenar o girar. Al igual que las tablas, pueden clasificarse según diferentes criterios, como el material en el que están construidos, que puede ser desde aluminio hasta carbono, y que determinará el peso del mismo.

Podrás elegir entre remos fijos, que se cortan al tamaño conveniente, o bien con medida regulable, así como entre varios tamaños de pala que se adaptan a las características físicas de cada persona. Ten en cuenta que existen remos con diseños específicos para algunas modalidades, como olas o race, aunque algunos cuentan con una forma bastante polivalente.

Además de la tabla y el remo, recomendamos utilizar siempre un leash o invento (especie de cordón para unir la tabla con el tobillo, generalmente), ya que es un elemento básico de seguridad en el agua que te mantendrá cerca de tu tabla si se presenta una situación difícil.

 

 PARTES DE UNA TABLA DE SUP                           

 

 

Nose: Parte frontal de la tabla de SUP. Es la proa de la tabla.

Tail: Cola o parte trasera de una tabla de SUP. Es la popa de la tabla. Puede tener diferentes formas, y ser más anchas añadiendo flotabilidad, o en punta, que se suelen utilizar para surfear.

Deck: Parte de arriba, la parte superior de la tabla que queda fuera del agua.

Bottom: Parte de debajo, la parte inferior de la tabla que se desliza en el agua.

Rails: Bordes o cantos laterales de la tabla. 

Handle: Donde agarramos la tabla para transportarla. En las rígidas es un hueco en el centro de la tabla, mientras que las hinchables llevan una cinta, muchas veces acolchada con neopreno o algún material que resulte confortable.

 Quillas (o aletas): Nos dan estabilidad y dirección, permitiéndonos girar con control o mantener el rumbo.

 

PARTES DEL REMO DE PADDLE SURF                               

 

El remo es igual de importante que la tabla de SUP, por lo que también es conveniente saber diferenciar las diferentes partes de éste, y cómo influye cada una de ellas en la remada.

Pomo (o handle): Es la parte superior del remo, cerrado usualmente en forma en “T”. Varían las formas y materiales en los que está fabricado para ser más ergonómico en mano, mejorando la sensación de suavidad en la remada.

Pértiga (o shaft): Mástil del remo, y parte más importante de éste. Nos ayuda a ejercer la fuerza en la remada, proporcionando además soporte y agarre. Puede fabricarse con distintos materiales como aluminio, fibras, carbono, kevlar, o madera.

Pala (o Paddle): Es la parte inferior del remo y cuyos tamaños pueden ir de pequeños a grandes. Las palas grandes ofrecen mayor desplazamiento de agua, y por tanto mayor energía en la remada (conocido como baja cadencia). Sin embargo, el uso de remos con palas de este tamaño por un principiante, puede sobrecargar los hombros y consecuentemente generar dolor en los mismos o en la espalda. Por otra parte, y como regla de oro, las palas más pequeñas (alta cadencia) son generalmente las preferidas en el SUP Surf y ofrecen una remada más suave para todos los usuarios, especialmente para las mujeres.

Cantos de la pala (o rails): Zona muy frágil que puede sufrir golpes con las piedras o al ser apoyado en el piso, por lo cual se recomienda protegerlas con un guarda cantos. Algunos remos vienen con un borde de goma en los cantos de la pala que los protegen de la parte frontal de la tabla de SUP.

Ángulo de Golpe (o de la pala): Representa la inclinación que tiene la pala con respecto a la línea de la pértiga, que normalmente puede ser entre 10º y 13º. Esta inclinación permite el ingreso del remo en el agua con una posición que ofrece mayor amplitud y energía en la remada.

 Clamp: Cierre que se coloca en los remos ajustables, tanto de dos como de tres piezas, y que permite ajustar la medida de la pértiga.

 

Beneficios del SUP

Una de las principales razones para practicar Paddle Surf, es que te ayudará a mantenerte en forma, ya que se trata de un deporte muy completo que mejorará tu físico y aportará numerosos beneficios a tu salud. Te detallamos cómo trabaja tu cuerpo durante una sesión de SUP:

Fortalecimiento muscular: Al remar de pie, realizas un entrenamiento muy completo, ya que pones en funcionamiento casi todos los músculos del cuerpo. Trabajas el tren superior al propulsarte con el remo, pero también los abdominales y las piernas, que permanecen todo el tiempo en tensión.

Trabajo en equilibrio: Mantenerte en pie en una plataforma inestable y en movimiento hace que tu equilibrio mejore y que adquieras un mayor control sobre tu cuerpo.

Ejercicio cardiovascular: El SUP también trabaja la resistencia y la capacidad cardiovascular, aportando a tu cuerpo beneficios como la disminución de riesgo de infarto de miocardio y de accidente cardiovascular.

Gasto calórico: Solo dando un paseo suave gastas una media de 225 calorías por hora, que aumentan a una media de 400 ó 500 al realizar una excursión estilo touring. La práctica del SUP en olas consume de 500 a 600 calorías por hora, mientras que en una competición de race, el desgaste es mucho mayor, con un mínimo de 850 por hora, que llegan hasta las 1000, o incluso más para competidores profesionales.

Además, cabe señalar que al tratarse de un ejercicio de bajo impacto, tienes pocas probabilidades de sufrir daños en tendones o ligamentos, e incluso puede ser recomendable para recuperarse de ciertas lesiones, como las de tobillos o rodillas.

El género femenino tiene un punto extra de beneficio en el Stand Up Paddle ya que al estar centralizado el trabajo en la zona abdominal, refuerza también el suelo pélvico que tanto preocupa a las mujeres a partir de cierta edad y que muchas veces no se sabe cómo trabajarlo o simplemente los ejercicios destinados a ello son un tanto aburridos.

Ha quedado demostrado en estos años de expansión del Stand Up Paddle, que esta actividad aporta una gran cantidad de beneficios físicos y psíquicos al cuerpo. Desde hace casi tres años, los médicos franceses de la zona de Las Landas y País Vasco francés están recetando sesiones de SUP para aliviar dolencias de espalda, hacer frente a depresiones o como ejercicio para combatir la obesidad. El surf siempre se ha mostrado como un ejercicio muy completo, pero tiene la dificultad de que no todo el mundo puede ponerse de pie en la tabla y surfear. Con el paddle surf sí es posible, ya que el volumen y forma de las tablas hacen que la estabilidad esté garantizada encima de éstas, y con la ayuda del remo podemos propulsarnos con la velocidad necesaria para conseguir coger nuestras primeras olas.

Por otro lado, puede que necesites ese punto de relax que da el SUP yoga, cuando te encuentras a unos metros de la costa, en medio del mar, balanceándote con el vaivén de las olas y alcanzando un estado de conexión plena con la naturaleza y las sensaciones que ésta te aporta. Gracias a esta actividad obtendrás el relax necesario para combatir el ritmo de vida tan estresante que llevamos hoy en día.

 

SUP y otros deportes

El Stand Up Paddle ha llegado a formar parte de la rutina de muchos deportistas que descubrieron el SUP como un complemento al entrenamiento de su disciplina preferida. Este es el caso de muchos triatletas, que buscando un complemento a su preparación empezaron a remar para fortalecer brazos y hombros y rápidamente percibieron que con el paddle surf el trabajo se centraba mayormente en el core, obviamente sin dejar de implicar los músculos de las extremidades.

Quizás para muchos deportistas, y aquellos que no lo son tanto, cuando ven a una persona remando encima de la tabla, se tiende a pensar que el ejercicio abarca en gran medida los grupos musculares de la zona superior del cuerpo, sin embargo, cuando observamos a un practicante de Stand Up Paddle de cierto nivel, se puede apreciar cómo intervienen una gran cantidad de músculos en la actividad, donde la zona del core pasa a tener un papel principal, como ocurre en pilates por ejemplo, y una buena técnica de remada que combine potencia y eficiencia, requiere una coordinación de varias zonas, ya que la remada implica un empuje con las piernas, movimiento de cadera y tracción con los brazos, todo ello acompañado de una flexión de la zona lumbar-abdominal. De este modo, vemos que el SUP es ideal para cualquier preparación, pues una buena técnica de remada contribuirá al trabajo y desarrollo de una gran cantidad de músculos.

El otro factor fundamental a la hora de practicar Stand Up Paddle, es la propiocepción. Este término se refiere a la propia concepción que tenemos de nuestro cuerpo y cómo colocarlo, es decir, el control del equilibrio corporal, cómo disponemos el cuerpo para mantener la lateralidad equilibrada y la reacción del propio cuerpo ante elementos que distorsionen la armonía. En este sentido el paddle surf es muy beneficioso para deportistas de disciplinas como artes marciales por ejemplo, y sin duda ha pasado a formar parte de la práctica diaria de muchas personas que practican yoga o pilates de manera continua, ya que les ha llevado a completar la disciplina en el medio acuático donde el movimiento del equipo sobre el agua eleva las exigencias de concentración y la ejecución de los ejercicios.

Por último, destacamos que son muchos los deportistas que han descubierto los beneficios del SUP a raíz de una lesión, ya que es una modalidad deportiva que resulta muy beneficiosa para recuperarse de lesiones leves como torceduras o luxaciones en las extremidades, ya que el propio usuario decide la intensidad que quiere proporcionar al ejercicio, y ésta puede ir incrementándose poco a poco. Tanto para la zona superior del cuerpo, donde la forma y posición a la hora de agarrar el remo pueden variar para fortalecer muñecas, brazos u hombros; o la zona inferior, donde resulta muy gratificante para recuperar la fortaleza de rodillas y sobre todo tobillos.

Queda claro por tanto que se trata de un deporte completo, que aporta multitud de beneficios y que puede adaptarse a los gustos y necesidades de cualquier persona, resultando muy apropiado para combinar con cualquier tipo de entrenamiento o práctica deportiva, así que, si aún no has probado el SUP, aquí tienes motivos suficientes para empezar a remar.

 COMPETICIONES DE PADDLE SURF

 Actualmente la competición de Stand Up Paddle tiene tres variantes principales, aunque existen otras que poco a poco van ganando adeptos en el ambiente supero. Estas son las tres modalidades principales:

 

Carrera técnica

Popularmente conocida como “beach race” o “technical race”. Se trata de una prueba sobre un circuito de boyas en el que hay que completar una serie de vueltas. La distancia total recorrida está entre 3 y 6 kilómetros, y dependiendo de la longitud del circuito, habrá que dar más o menos vueltas a éste. La salida se hace desde la orilla de la playa, por eso la denominación beach race. Los riders tienen que salir en carrera con la tabla cargada y subirse a ella rápidamente para empezar a remar. La dificultad es añadida cuando en la orilla hay olas, por lo que se debe pasar la rompiente de forma eficaz. La dificultad de esta prueba está en los giros de boya que se han de hacer, ya que las tablas de race, por su forma, no son las más propicias para girar, de manera que los riders deben desplazarse a la parte trasera de la tabla (tail) para hacer el giro de manera eficaz, sin perder el equilibrio y no caerse. Adicionalmente, en esta prueba se puede añadir una boya en la zona de rompiente, lo que proporciona mayor espectáculo y dificultad a la prueba. A veces también se incluyen banderas de paso en la orilla, de modo que los competidores han de llegar con su tabla hasta la arena y hacer un porteo con ella de varios metros, para volver a lanzarse al agua. Obviamente, el objetivo es completar lo más rápido posible el circuito establecido, sabiendo gestionar las diferentes zonas, según haya viento o la dirección de las olas.

 

 Larga distancia

Las pruebas de larga distancia o “long distance races” son una mezcla de técnica, fuerza y resistencia. Normalmente son recorridos de ida y vuelta, sobre un trazado total de entre 12 y 18 kilómetros en las que los riders deben cubrir la distancia entre dos puntos en el menor tiempo posible, y donde juega un papel fundamental, además de la condición física del deportista, su capacidad de leer las condiciones meteorológicas ya que se juega de manera determinada con la dirección del viento así como con la corriente marina y las olas. En este tipo de pruebas resulta fundamental remar durante bastante tiempo a un ritmo elevado, de modo que el rider debe conocer sus límites para dosificar su energía en busca del máximo rendimiento posible. Además existen diferentes técnicas de remada según el momento de la carrera, ya que al inicio es importante hacer una buena arrancada para situarse en las primeras posiciones, siendo bastante difícil después recuperar distancia, ya que además del esfuerzo físico, el apartado mental juega un papel importante al ser un trabajo de constancia en el que no tenemos resultados inmediatos.

 

Paddle surf

Quizás esta modalidad sea la más vistosa de las tres para el gran público. Básicamente emplea el mismo sistema que las mangas de surf del circuito mundial, pero adaptado al stand up paddle, es decir, los surfers entran al agua durante un tiempo establecido y deben coger la mayor cantidad de olas posibles, que son puntuadas por varios jueces, y en las que cuentan las tres olas en las que el competidor consigue mayor puntuación, avanzando en rondas clasificatorias consecutivas, hasta una final que se disputa entre cuatro o dos riders que se juegan la victoria final.

Existen otros tipos de competiciones como los sprints, donde sobre una distancia de 200 metros se miden cuatro competidores para ver quién es más rápido de los cuatro, en series eliminatorias. Competiciones por equipo o SUP Team, donde se usan tablas multipersona y un equipo se enfrenta a otro, tanto en un circuito con boyas como en la modalidad de surf, donde este tipo de competiciones ofrecen imágenes realmente espectaculares y divertidas. SUP River, donde al igual que en el kayak, se trata de descender un río pasando diversas puertas o remontándolas, para completar el recorrido en el menor tiempo y sin penalizaciones. Bajar un río de aguas bravas en una tabla de stand up paddle es una de las experiencias que has de vivir al menos una vez en la vida. Carreras monotipo, en las cuales varios corredores miden su velocidad sobre un circuito, usando la misma tabla. Estas son sólo algunas de las modalidades extra que podemos encontrar en el mundo de la competición de stand up paddle, pero existen tantas como la imaginación del organizador permita.