Fuente: FETRI

Fotos: ITU/triathlon.org

En la que seguramente ha sido una de las semanas más duras de su vida, el balear Mario Mola terminó en 4ª posición en la Serie Mundial de Bermuda, lo que le permite seguir liderarando la clasificación final de las Series Mundiales de 2018 después de dos pruebas disputadas.

Mario estuvo luchando por entrar en el podio, siendo el mejor de los triatletas que se bajaron a correr juntos tras los cuatro triatletas escapados en el sector de ciclismo. A uno de ellos lo alcanzó, al danés Andreas Schilling, pero los tres noruegos fueron imbatibles. El vencedor final fue Casper Stornes, escapado desde el ciclismo y que se bajaba a correr a pie con más de dos minutos de ventaja sobre el gran grupo perseguidor. Aprovechó que Mario Mola, Fernando Aarza y Uxío Abuín contactaban con los escapados para lanzar su ataque. Pero lo que nadie se esperaba que ya no le verían hasta la meta. Por detrás Kristian Blummenfelt y Gustav Iden lo intentaron en las últimas dos vueltas, y también lo consiguieron. Y con una ventaja suficiente como para que ninguno de los de atrás les dieran caza. El mejor de todos en la carrera a pie fue el propio Mario Mola, que a pesar de firmar un parcial de 31’19″, no pudo subir al podio. Aunque sí que le permite liderar el Mundial con dos pruebas disputadas. El siguiente español en cruzar la línea de meta fue el talaverano Fernando Alarza, que terminó en sexta posición logrando vencer en el sprint final al francés Dorian Connix. La carrera de Fernando fue parecida a la de Mario, nadando en el mismo grupo y rodando juntos hasta alcanzar al grupo de cabeza. Aunque se le vio más situado en puestos traseros por lo que el desgaste en bici también fue mayor. Aún así logró el tercer mejor parcial a pie de todos los participantes y terminó una gran carrera que le propicia buenos puntos de cara a la clasificación del mundial. Por último, Uxío Abuín cerró la clasificación de la expedición española, logrando su mejor resultado en una prueba de las Series Mundiales, el 15º puesto. Una gran carrera la del gallego, que después de ir de más a menos en Abu Dhabi consiguió terminar cerca de la cabeza en una prueba muy dura.

Clasificación

Ránking general

 

La carrera femenina fue un monólogo de la triatleta local Flora Duffy. La de Bermudas corría en casa, arropada por su público que abarrotaba las calles de Hamilton. Y ella no defraudó, brindando un gran espectáculo y demostrando que a día de hoy es casi imbatible. Comenzó dominando el segmento de natación, posteriormente se quedaba liderando en solitario el sector ciclista casi en su totalidad. Y después siguió sumando segundos de ventaja en cada vuelta a pie hasta llegar a meta. Finalmente lograba la victoria con casi dos minutos de ventaja sobre las dos triatletas que la acompañarían en el podio. Y es que la emoción de la prueba estaba por detrás, en la lucha por las medallas. La norteamericana Katie Zaferes fue la primera que intentó asegurarse la plata, saliendo la primera de la segunda transición. Por detrás, la británica Vicky Holland iba recortando metros a la norteamericana hasta darle caza al término de la primera de las cuatro vueltas que componían los 10 kilómetros a pie. Las dos triatletas fueron juntas hasta la meta, con Zaferes siempre por delante. Incluso intentó cambiar el ritmo a 500 metros de la meta, pero Holland no se despegó y llegaron a la recta de meta con todo por decidirse. Tras un sprint final agónico y usando la tecnología de la foto finish la británica se colgaba la medalla de plata siendo el bronce para Z


aferes. En esta ocasión la expedición española no contó con triatletas en la línea de salida, esperando a la siguiente Serie Mundial, en Yokohama, donde comienza la clasificacion olímpica para empezar a sumar puntos de cara a Tokyo 2020.

Clasificación

Ránking general