Nota: A diferencia de otras publicaciones, en las que los test los realizan expertos en zapatillas, en Sport Training las pruebas y valoraciones están realizadas por expertos en técnica de carrera.

Test realizado por Antonio Javier Barrón Jurado

 

Son muchos los cambios importantes que presentan las nuevas GOrun Ride 7 tanto en sus elementos como en sus tecnologías, pero también mantiene la  filosofía de la marca, apostando por una pisada más adelantada y por lo tanto más natural, pero con un aumento del material de la mediasuela.

Todo ello con un peso muy contenido de 264g, lo que convierte a esta 7ª generación de las GoRun Ride en uno de los modelos más ligeros dentro de las zapatillas de alta amortiguación.

 

UPPER

El upper es muy agradable al tacto, diseñado sin costuras y con impresión 3D simulando un tejido en crochet.

La malla está construida de una sola pieza. Es transpirable, adaptable, elástica, resistente, confortable, transpirable y de tacto suave; se adapta al pie como un calcetín.

En la puntera de la zapatilla existe un refuerzo termosellado interior para aumentar la durabilidad de la zona. En el mediopié encontramos una tira ligera, que recorre desde la mediasuela hasta el cuello de la zapatilla, actuando como refuerzo para  envolver en el pie una vez ase ajustan los cordones, pues sirve también de ojales para los mismos.

Los cordones son planos y ligeramente elásticos dando un muy buen ajuste. La lengüeta cosida al upper, está poco acolchada y es muy ligera. Posee un collarín, al igual que la lengüeta, con muy poco acolchado, pero con un ajuste muy considerable.

Encontramos un contrafuerte muy poco rígido en la zona del talón, algo muy acertado, pues además de minimizar la fricción, otorga libertad en la impulsión y favorece una carrera más natural. En esta misma zona podemos observar un pequeña tirador que nos permite calzarnos la zapatilla rápidamente.

 

MEDIASUELA

El gran cambio en la mediasuela, lo protagoniza el nuevo material FLIGHT GEN, que según la marca aporta hasta un 20% más de amortiguación y más ligereza  aumentando la respuesta y alta protección ante impactos.

Otro de los cambios de esta nueva versión, está en el drop, pues pasamos de 4mm a 6mm. Con este cambio de drop, también tenemos un mayor perfil de mediasuela: 34mm en el talón y 28 en la zona de los metatarsos. De esta manera se justifica el aumento en la amortiguación consiguiendo una zapatilla muy compensada, convirtiéndose en una gran opción para rodajes medios-largos.

Los de California mantienen su tecnología M-Strike, sistema que modifica el centro de gravedad para obtener una pisada más adelantada y por lo tanto más natural. Aunque M-Strike se nota algo en estas Skechers GOrun Ride 7, se queda un poco lejos de lo que tenían los primeros modelos de ela marca.

 

SUELA

La suela de las Skechers GOrun Ride 7 cambia el diseño en círculos (“GOimpulse Sensors”), y pasa a un dibujo lineal y plano, con mucha más superficie con caucho en contacto con el suelo, maximizando la durabilidad y el agarre.

Se estructura mediante la inserción en la mediasuela de varias piezas de caucho muy resistente. Estas piezas están estratégicamente colocadas para favorecer los movimientos del pie durante la pisada. Con cuatro líneas transversales en la zona del antepié, una mayor protección en la zona de puntera y unas inserciones mayores a ambos lados desde el talón hasta el mediopié. De esta forma favorecen la flexibilidad en el antepié además de la transición de la pisada, traccionando y adaptándose al terreno que pisemos. Por otro lado, una hendidura que va desde el talón  hasta el mediopié, completa la suela de estas renovadas GOrun7.

 

VALORACIÓN

Una vez exprimidas estas GOrun Ride 7, exponiéndolas a diferentes ritmos, terrenos y distancias, podemos decir que, al igual que su antecesora, ofrecen un amplio espectro de corredores con características muy diferentes pero un mismo fin, cruzar la meta.

Es un modelo indicado para aquellos que tengan pisada neutra, valoren una gran amortiguación y busquen unas zapatillas ligeras cuyo primer apoyo no sea de talón.

Perfectas para entrenamientos tanto en los que hagamos distancias medias-largas, como para aquellos de más calidad, en los que tengamos que llegar a ritmos más alegres.

Una gran opción para aquellos que quieran competir con ellas y necesiten  protección y amortiguación conforme vayan pasando los kilómetros y la fatiga muscular aparezca, sin minimizar un buen rendimiento.

Para dar una valoración lo más objetiva posible, desde Sportranining tenemos vamos  a tener en cuenta algunos parámetros que influyen en la técnica de carrera. Para ello debemos de tomar ciertas medidas.

Para empezar, determinaremos el Índice Minimalista (IM). Este parámetros nos permite saber cuánto de minimalista es el calzado que estamos probando. Dicho dato, que se cuantifica en porcentaje, tiene en cuenta cinco características  y las puntúa del 0 a 5: peso, altura del talón, drop, tecnologías de estabilidad y control del movimiento y, por último, flexibilidad tanto longitudinal como de torsión. A continuación sumamos el total de puntos de estas 5 características y lo multiplicaremos por 4 (ya que como máximo dará una puntuación de 25) para obtener así el porcentaje de IM.

Tras realizar las distintas medidas y los cálculos oportunos, determinamos que el IM de estas GOrun Ride 7 es del 42%. Se trata de un porcentaje medio, ya que aunque algunas características lo alejen del natural running, posee otras, como la falta de tecnologías de control, que la acercan a este tipo de calzado.

Un ejemplo de  calzado minimalista sería aquel que tuviera poco perfil de mediasuela, poco drop, ninguna tecnología de estabilidad y del control de movimiento y que fuera muy flexible longitudinalmente así como con mucha torsión. En el caso de las Gorun Ride 7, las características que más penalizan en el IM son la altura de la mediasuela, la flexión y la torsión. Aunque por el contrario, poseen muy buena estabilidad. Una característica que las acerca a esta forma de correr es el sistema M-Strike, que favorece una entrada del pie más adelantada y por lo tanto más natural; es por ello que es un modelo perfecto para aquellos que deseen empezar con una progresión hacia el natural running.

En lo que respecta a la relación entre amortiguación, estabilidad y reactividad, ésta es imprescindible para valorar el comportamiento de una zapatilla. En la talla 11 USA (que es la que hemos probado) tiene un diferencial de 20mm entre la anchura de la mediasuela y la del upper en la zona del metatarso (entre ambos lados), que al relacionarlo con la altura de la mediasuela en ese mismo punto (ya comentamos antes que es de 28mm) nos da un resultado de +8mm, lo que nos indica que se trata de una zapatilla muy compensada en cuanto a la relación entre amortiguación y estabilidad.

Una vez expuestos todos los datos obtenidos, podemos concluir que estas GOrun Ride 7 son una buena elección para corredores que necesiten una gran amortiguación, cuya pisada sea neutra, con el primer contacto en el suelo de mediopié o antepié  y que frecuenten el asfalto o superficies regulares para entrenamientos o competiciones en distancias medias-largas.