Test realizado por Miguel Ángel Rabanal

¿Un calzado minimalista que sea estable, te proteja el pie y tenga un buen agarre para tus entrenamientos y competiciones por la montaña? ¡¡PUES SÍ!! Aunque siempre he sido un poco reacio a usar calzado minimalista para los que desde pequeños hemos estado atados al calzado convencional, lo cierto es que la marca inglesa Vivobareboot, ha conseguido que me haya enganchado al minimalismo.

Las Primus Trail SG están diseñadas para amantes de la montaña y los entusiastas del movimiento libre, y por eso en su publicidad nos muestran como podemos disfrutar del trail running como si fuésemos descalzos.

El diseño de este calzado minimalista poco tiene que ver con otras marcas en las que apenas se añaden protecciones al pie, y en esta ocasión Vivobarefoot ha querido diseñar un calzado sumamente cómodo, que de libertad a los pies pero sin renunciar a la estabilidad, la protección y el máximo dinamismo de nuestros pies, con un extraordinario agarre y un buen confort, que se palpa nada más calzar estás zapatillas que no dejarán indiferente a nadie.

Aunque puestas dan la sensación de no ser un calzado demasiado minimalista salvo por sentirnos pegados al suelo por su 0 drop, lo cierto es que están hechas de un material sumamente elástico y flexible para darle al pie la mayor libertad posible de movimientos y se pueden enrollar sin problemas como pude comprobar.

 

UPPER:

La parte superior está construida por una maya transpirable que permite drenar tanto el sudor como el agua en caso de haber pisar un charco. Cuenta con un refuerzo de goma en la parte delantera que permite proteger la zapatilla y los dedos de los arañazos de piedras y ramas.

El sistema de cordones elásticos cuento con un sistema de pasador que permite un ajuste rápido; a pesar de su sencillez cumple bien su función. Pude comprobar que no necesitan ser ajustados demasiado, dado que cuenta con una banda roja central elástica y flexible que recubre el upper en la parte en la que mayor contacto tenemos que tener con el pie.

Carece de lengüeta y los bordes de la apertura que rodea nuestro tobillo son de neopreno, muy suave y agradable al tacto  por cierto, y se adapta a la perfección a nuestros pies como si de un guante se tratase y sin ofrecer ningún tipo de rozamiento. Se podrían utilizar sin calcetines y tener una sensación más libre de los pies. Y para un calzado más cómodo cuenta con una cinta trasera donde colocar el dedo para calzar la zapatilla con más facilidad.

 

INTERIOR:

Es una zapatilla con una horma que se ajusta bastante bien a cualquier tipo de pie y con un marcado efecto de tener más sitio para los que tenemos el dedo gordo más largo como es mi caso, y en este sentido me sorprendió la comodidad extrema y ajuste perfecto que sentía mi constitución de pie (afilado tipo egipcio), como nunca antes lo había experimentado con ningún otro calzado. Su calcetín tobillero de neopreno permite que no entren cuerpos extraños como tierra o piedras, y todo ello sin renunciar a una buena movilidad.

Aunque la zapatillas vienen preparada para tener la opción de usarse con o sin plantilla, realmente me he decantado por utilizarlas, y es que se trata de una plantilla totalmente perforada que deja respirar al pie, y da un cierto mullido muy agradable para los que quieren dar el paso previo al minimalismo sin renunciar a un poco de amortiguación.

 

 

 

 

 

 

 

MEDIASUELA:

En este tipo de calzado minimalista, la mediasuela es una prolongación de la suela, y en este caso sirve de refuerzo lateral; vemos que le da cierta personalidad a la zapatilla, y una apariencia que no parece demasiado minimalista.

En la zona interna cuenta con un refuerzo para un cierto control de una excesiva pronación que en montaña y con fatiga, y más aún para gente no acostumbrada del todo al minimalismo, permite solventar este problema que podría acarrear desviaciones innecesarias y lesivas del pie hacia dentro.

 

SUELA:

Es la seña de identidad de esta zapatillas y como si de garras se tratase, su material Soft Ground, permite un agarre inmejorable sobre todo en terrenos húmedos, embarrados y encharcados;  tampoco tiene problemas para adaptarse a zonas más secas de caminos pedregosos y de roca.

En la zona de la articulación de los metatarsianos internos, cuenta con un detalle en rojo, que hace referencia al símbolo de la marca pero que a la vez le confiere una flexibilidad extra en esa zona que es donde más se necesita.

45 tacos de perfil alto estratégicamente distribuidos buscarán pegarte al terreno como si fuésemos descalzos; permiten no desperdiciar ni un ápice la sensibilidad del pie para así tener más propiocepción en un medio en el que la información constante que nos ofrece el pie permitirá una mejor técnica en la zonas más complejas de transitar.

 

OTROS DATOS DE INTERÉS:

Además hay que destacar que son zapatillas ecológicas hechas con neumáticos reciclados y que son aptas para veganos entre otras características intersantes:

 

VALORACIÓN FINAL:

Nos encontramos ante una zapatilla de trail running, de características minimalistas y de 250g de peso. Su índice minimalista, tras realizar los cálculos en función del peso, altura de mediasuela, drop, tecnologías de control de pisada y flexibilidad, es del 84%. Se trata de un porcentaje muy alto, por lo que claramente estamos ante unas zapatillas de perfil minimalista

Son unas zapatillas muy “ágiles”, con un puño ajustado al tobillo que ofrece una buena movilidad y se adaptan bastante bien a nuestra biomecánica natural del tobillo por caminos y senderos. Además de ser un poco impermeables, drenan rápido el exceso de agua si cruzamos un río, son transpirables y de secado rápido, así que son ideales para climas húmedos.

Recomendada para cualquier tipo de corredor, tanto para los que llevan tiempo practicando el minimalismo, como para los que se quieren iniciar en él, ya que las prestaciones, el carácter y estabilidad de este calzado minimalista no te dejarán indiferente cuando las uses por terrenos difíciles.

Más info en: www.vivobarefoot.com/es

 

Tras probar la versión deportiva para montaña de la marca inglesa VivoBarefoot, me decidí a probar también su modelo de calle para utilizar en el día a día.

GOBI II WINTERPROOFF: ¡SEMI-BOTAS ECOLÓGICAS, LIGERAS Y MINIMALISTAS PARA LOS MESES INVERNALES!

Nunca pensé tener un calzado minimalista para mi uso diario y mucho menos para el frío y lluvioso invierno que estamos pasando en León, pero con las Gobi II Winterproof, pude hacerlo realidad, manteniendo mis pies protegidos del frío, la lluvia e incluso la nieve.

El estilo no era tan llamativo con en las Primus Trail, pero para llevar con pantalones, la verdad que se agradece que pasen desapercibidas, y en este sentido el color negro y las formas neutras con una estética también recatada, lo permitía.

Las características de estas zapatillas son sumamente interesantes: a pesar de su minimalismo cuentan con tecnología puntera como el Outlast, desarrollado inicialmente por la Nasa, que protege al máximo de las fluctuaciones extremas de temperatura. Además el material reciclado no está reñido con la resistencia y la durabilidad de este calzado fino en apariencia pero con una gran versatilidad para el invierno.

Toda esta tecnología y prestaciones sorprenden cuando cogemos el calzado y lo podemos estrujar con nuestra mano como si se tratase de un calcetín

La suela con un drop cero, te hace sentirte como si fueras descalzo con tus pantalones, y no deja indiferente su diseño de taqueado bajo con más base en aquellas zonas donde más presión se genera cuando caminamos, y da la sensación de que representan la huella de un “FootScan”

Los remates y acabados son sin costuras y con un tacto muy agradable, aunque recomiendo usarlas con calcetines altos ya que los bordes superiores de estas semi-botas pueden hacernos rozaduras si los utilizamos sin calcetines o con unos tobilleros.

El ajuste se puede hacer con cordones al uso, o con un sistema de fijación elástico que favorecen el quita y pon para los que no tenemos tiempo ni de atarnos los cordones.

El interior es suave y muy amplio para cualquier tipo de pies, e inmejorable cuando tenemos los pies hinchados al final del día.

Se puede utilizar sin plantillas, pero el pie queda muy desamparado, por lo que recomiendo utilizarlo con unas inmejorables plantillas con una tecnología de perforación para que los pies puedan respirar y así evitar que acumulen humedad.

Para concluir, deciros que además de calzado minimalista para el día a día, que aguantan a la perfección los extremos de temperatura (calor de la oficina y frío de la calle), son una excelente opción para usar después de las competiciones o entrenamientos exigentes por dejar el pie muy expandido y totalmente natural evitando rozaduras y presiones desagradables.

Más info en: www.vivobarefoot.com/es