Texto y foto: Comunicación FETRI

Emoción y espectáculo de altura en la disputa del Gran Canaria Triatlón en las calles de Las Palmas de Gran Canaria. Por segundo año consecutivo, tras el éxito cosechado en la edición de 2017 en la prueba, la capital grancanaria volvió a desplegar la alfombra azul para congregar a casi 600 triatletas en las competiciones en liza: la Copa de Europa de Triatlón ETU, el Clasificatorio para el Campeonato de España de Triatlón Olímpico que organiza la Federación Española deTriatlón en La Coruña el próximo mes de septiembre, el Triatlón Sprint Popular, el Triatlón de la Mujer y el Paratriatlón.

Los británicos Georgia Taylor-Brown y Barclay Izzard se proclamaron vencedores absolutos de la Copa de Europa de Triatlón, que ha supuesto el gran colofón para una jornada cargada de deporte, en la que la Isla ha sido el centro de todas las miradas del triatlón internacional.

En una competición rápida y repleta de emoción, Barclay Izzard cruzó el arco de meta con un tiempo de 56:03 minutos, tras haberse esforzado al máximo por no flaquear fuerzas en el segmento de carrera a pie y hacer valer la ventaja que había conseguido en la última vuelta de bicicleta. Tan solo 9 segundos después paraba el crono el azerbaiyano Rotislav Pevtsov, que a punto estuvo de repetir su triunfo de la edición de 2017. El gallego Antonio Serrat dio la alegría a la armada española tras colgarse la medalla de bronce, con un tiempo de 56 minutos y 14 segundos.

También se unió al top five europeo el manchego Antonio Benito, que finalizó en cuarta posición, seguido del británico Christopher Perham. Entre los diez mejores se colaron otros dos triatletas españoles más, Francesc Godoy, séptimo, y Jordi García, décimo. El vencedor de la prueba europea, Barclay Izzard dejó claro su potencial completando los 750 metros de natación en 9 minutos y 30 segundos. Los 20 kilómetros de bicicleta, el británico los hizo en una 30 minutos y un segundo, mientras que el último tramo a pie de 5 kilómetros le llevó 14 minutos y 54 segundos.

En categoría femenina, la británica Georgia Taylor-Brown paró el crono con un tiempo de 1:03:36, superando así a su compatriota y principal favorita al oro Jodie Stimpson (1:03:43). El bronce fue a parar a la suiza Julie Derron, que completó los tres segmentos en 1 hora, 3 minutos y 46 segundos. La danesa Alberte Kjær Pedersen concluyó cuarta (01:04:23), mientras que la francesa Justine Guerard finalizaba quinta (02.04.28). Así pues, no pudo repetirse la buena clasificación de 2017 de la armada española, teniendo como primera clasificada en esta edición a Cecilia Santamaría en el octavo puesto, con un tiempo de 1:05:13, y a Anna Godoy, cerrando el top ten con 1:05:32. La vencedora de esta Copa de Europa de Triatlón, Georgia Taylor-Brown empleó 11 minutos y 13 segundos en completar los 750 metros del segmento de natación. En bicicleta, la británica terminó los 20 kilómetros en 33 minutos y 24 segundos. Para finalizar esta distancia sprint, a Taylor-Brown le bastaron 17 minutos y 4 segundos para recorrer los 5 kilómetros de carrera a pie.

 

Clasificatorio Campeonato de España y Triatlón Popular

La primera parada de élite del Clasificatorio para llegar a ser Campeones de España congregó en Las Palmas de Gran Canaria a un nutrido grupo de deportistas en busca de su billete para La Coruña. Al final, Aleix Domenech y Raquel Arostegui fueron los más rápidos en completar los tres segmentos y pasar por el arco de meta.Además de citar a la élite europea y nacional en Las Palmas de Gran Canaria, el Gran Canaria Triatlón también albergó una parte popular que tuvo un gran respaldo de participación, con presencia de participantes no solo de las Islas Canarias sino también internacionales.

Con todo esto, se bajó el telón de esta segunda edición del Gran Canaria Triatlón como escenario de la primera gran parada continental de triatlón. Una vez más, tanto los deportistas como los organizadores de la Federación Europea de Triatlón (ETU) y de la Federación Española de Triatlón (FETRI) valoraron positivamente el despliegue realizado en Las Palmas de Gran Canaria para albergar una prueba de estas características. Una ciudad y una isla que continúa haciendo méritos para consolidarse como una parada ineludible para la élite del deporte europeo.