Modelo femenino de zapatillas TOPO que favorece la pisada natural. Ligeras, amortiguadas, amplias y mínimo drop.

 

Texto: Victoria Sánchez / Fotos: Topo Athletic-Stephen Matera

 

TOPO Style

La marca de calzado TOPO se caracteriza por diseñar zapatillas que invitan al gesto natural de correr. Su amplia colección de modelos abarca desde zapatillas asfalteras a las de puro trail. Al primer vistazo, su principal seña de identidad es una horma delantera amplia, de puntera roma, que se traduce en espacio extra para el asiento de los dedos sin opresiones. Algo muy a tener en cuenta si se sufre de molestias en los dedos, como son los conocidos popularmente como juanetes.

Esa amplitud delantera y el drop de solo 3 mm de las TOPO Terraventure, que hoy probamos, son la clave para regresar de una larga salida montañera sin molestias en dedos y metatarsos. Simplemente por inercia y progresiva adaptabilidad el pie va a encontrar su mejor acomodo según sean los equilibrios al tomar tierra, sin que los dedos se friccionen o presionen contra las paredes laterales de la zapatilla. Al fin y al cabo, el objetivo de las TOPO Terraventure es que la corredora intuya un apoyo cómodo en cada zancada, que le repercuta favorablemente todo su cuerpo, de cara a lograr una pisada fluida en cualquier terreno.

Upper protegido

El upper, de las TOPO Terraventure mantiene el pie protegido frente a golpes o rasguños gracias a una delgada lámina antierosión, sin costuras, que abraza todo el contorno inferior de la zapatilla y sube por los laterales del mediopié. La propia lámina tiene el cometido de actuar como sutil exoesqueleto que da forma y empaque a la zapatilla. Dos zonas laterales junto a la superior del antepié dejan ver la capa textil encargada de la transpiración. La puntera roma protege a los dedos de los golpes fortuitos mediante la prolongación de la goma de la suela. A lo que se une la buena defensa de un fino polímero moldeado que abarca todo el arco perimetral de la puntera.

Tanto la caja del talón como el cuello y la lengüeta están acolchados, garantía de confort en las horas de contacto con las partes sensibles del pie. La lengüeta permanece unida al upper de la zapatilla y los cordones pasan por una trabilla superior de la misma. Así no se descoloca ni se cuela la tierra que salta del camino al correr. La talonera tiene cierta rigidez, moldeada anatómicamente y mullida para que el talón se ciña sin dejar espacios muertos. De esta forma a ritmos altos la corredora nota que la zapatilla es la prolongación certera del pie a pesar del espaciado delantero.

Estabilidad y amortiguación “al dente”

Quienes no estén habituadas a correr con drops bajos, encontraran en las TOPO Terraventure el transito ideal para probar a correr sin “tacones”. Como es natural, empezando por rodajes cortos hasta llegar a sumar kilómetros trotando con soltura. Habrá corredoras que tarden más o menos que otras, conviene no tener prisa. En cualquier caso, con las TOPO encontremos un apoyo natural sin perder protección ni amortiguación. Realmente la propia zapatilla invita a correr de forma instintiva buscando la adaptación al terreno sin abusar de la entrada de talón. Más aún si los pies solo tienen que levantar 230 gramos, que es lo que pesan estas zapatillas en la talla 38 UE.

Para afrontar las largas distancias la zapatilla se vale de una notable amortiguación aportada por una mediasuela de densidad uniforme y reactiva. Firme pero no dura. Ya sea por acumulación de kilómetros o en descensos prolongados la absorción de esta mediasuela retrasa la sobrecarga de piernas y espalda. Calza una plantilla interior que igualmente aporta cómoda amortiguación. A la hora de entrar en zonas técnicas la zapatilla no pone reparos, lleva insertada en la zona del antepié, entre mediasuela y suela, una delgada placa que protege a los metatarsos de piedras angulosas o puntas de raíces.

Suela de agarre seguro

La suela que configura el modelo TOPO Terraventure es la misma que utiliza el modelo TOPO Runventure 2, recientemente analizado en SPORTAINING. Por tanto recordamos lo ya testado. La suela está dividida entre antepié y talón, dejando ver la mediasuela en el mediopié y la placa antipunción en el antepié. Diferentes ranuras surcan la suela para que esta gane en torsión y adaptabilidad al terreno. Los tacos tienen un perfil de 5 cm, con algo más de calado en las áreas coincidentes con los surcos, y están espaciados para traccionar en todas direcciones. Se distribuyen por su forma geométrica según sea zona de empuje, estabilidad y frenado. La dureza de la goma de la suela aporta gran tracción en suelos descarnados y blandos. El terreno se deja sentir en las zonas técnicas, lo que favorece el control de equilibrios y fluidez en el paso.

Las TOPO Terraventure son realmente estables. Su bajo perfil con respecto de la horizontal, en talón 25 mm y en antepié 22 mm, impide volteos y deformaciones al recibir el peso de la corredora. A lo que se añade una equilibrada amortiguación de talón a metatarsos como garantía de estabilidad en zancadas muy forzadas.

Duraderas de larga distancia

Desde luego las TOPO Trailventure soportan bien la larga distancia y el desgaste en los caminos de montaña. Como ya se ha mencionado, son cómodas, protegen el pie del exterior y por bajo perfil, estabilidad y amortiguación, la corredora asumirá una pisada intuitiva y natural. Se comercializa en varios colores. También disponible en modelo de hombre.

 

Más Información: www.topoathletic.com