BASTONES KOMPERDELL: ¡En marcha con pies y manos!

Texto: Miguel Caselles

 

Desde que el ser humano comenzó a caminar sobre dos piernas hasta nuestros días el bastón ha sido su apoyo seguro en los recorridos de montaña.


Amortiguación y equilibrio

La utilización de bastones ayuda al deportista en la tracción, le aporta equilibrio y absorbe en parte el lastre de su peso. Más aún si la mochila va muy cargada. Ya sea en subida o en bajada el uso de bastones retrasa la sobrecarga de piernas, rodillas y espalda. Los apoyos acompasados, o en paralelo, de ambos bastones actúan como amortiguadores y optimizan el empuje en las fuertes pendientes. Con el añadido de que generan trabajo aeróbico en brazos, hombros y pecho.

 

Las dragoneras, o correas, sirven para que la transmisión de fuerza a los bastones no fatigue innecesariamente a brazos y manos. Bien utilizadas permiten descansar todo el peso en las muñecas sin necesidad de aferrarse a la empuñadura. En el polo opuesto, la punta es de metal resistente al continuo choque con la superficie, también puede ser de goma. Mientras que las rosetas, de plástico maleable, evitan que el tubo del bastón se hunda en la nieve o en terreno blando. El tubo o tubos del cuerpo del bastón son de aleación ligera y resistente a la rotura.

A la hora de afrontar itinerarios difíciles, travesía en laderas, bajadas abruptas, cruce de ríos o saltos entre bloques, una buena técnica con los bastones mejora el equilibrio y la seguridad. Ahora bien, si el trazado se vuelve complicado será mejor guardar los bastones, o utilizar solo uno, según interese, y emplear las manos para progresar con más soltura.

 

Regulables en toda ocasión

Cuando se trata de Esquí de Montaña los bastones son un componente prioritario del equipo de nieve. Mediante su apoyo acompasado el esquiador gana empuje y equilibrio en cada zancada/deslizamiento llaneando o ascendiendo. Mientras que durante las bajadas le ayudan a negociar los equilibrios y a trazar los giros.

A lo largo de la ruta cualquier maniobra con los bastones requiere de atención ya que podemos herir con la afilada punta a quienes tengamos cerca. En el cruce de tramos técnicos o de mínimo riesgo de avalancha, tanto en trazados de trail/trekking como de esquí de montaña, las dragoneras no se pasan por la muñeca pues en caso de caída, palanca por encajonamiento de la punta, o alud de nieve, las manos tienen que estar libres para reaccionar con rapidez.

Como norma general, la medida adecuada de un bastón de trail running o trekking es la resultante de sujetarlo por la empuñadura, manteniendo brazo y antebrazo en ángulo recto, mientras permanece apoyado perpendicularmente en el suelo. Si bien, a la hora de afrontar fuertes pendientes es preferible acortarlo en subida y alargarlo en bajada. En cambio en el esquí de montaña se utiliza más longitud cuesta arriba y en llano para ganar en empuje y deslizamiento. Por tanto la opción de bastones regulables es la solución más polivalente.

 

Apoyo seguro con KOMPERDELL

La marca austriaca KOMPERDELL comenzó a fabricar bastones de campo y tacos de billar en 1922. Primero utilizó madera de avellano, después caña de bambú y posteriormente tubos de acero inoxidable, aluminio, titanal y carbono. En sus 95 años de historia no solo han evolucionado los materiales de los bastones, también los diferentes sistemas de regulación de longitud y de plegado para su mejor transporte en la mochila. Actualmente la gama de bastones KOMPERDELL abarca desde la más exigente competición al más tranquilo paseo.

A continuación presentamos tres modelos de bastones sugeridos por la marca destinados a la práctica de tres actividades deportivas: Trail Running, Trekking y Esquí de Montaña. Todos ellos telescópicos y/o plegables construidos con materiales súper ligeros, resistentes y con repuestos fácilmente intercambiables. Además de disponer de garantía de reparación durante tres años, sin gasto alguno, sea cual sea el motivo de la rotura.

 

KOMPERDELL CARBON TRAIL FOLDABLE

Dirigidos a la práctica de trail running intensivo. Frente a los modelos ultra ligeros y minimalistas, que no aportan rigidez ni fiabilidad en un mal paso, KOMPERDELL apuesta con este modelo por una consistente ligereza. Son bastones plegables a prueba de corredores de montaña que no tengan miramientos ni con los apoyos ni con terrenos difíciles o que, por envergadura, transmitan mucho peso y palanca sobre ellos. A pesar de su consistencia en la báscula rozan los 200gr según sea su medida. Se comercializan en longitudes fijas de 100, 110, 120 y 130cm para ganar en ligereza. Recogidos en la mochila ocupan 41 cm.

Cada bastón está fraccionado en tres tubos de carbono que se ensamblan en un instante. Un cable dinámico interior encauza el montaje y con solo tirar de la empuñadura el conjunto queda bloqueado. Una vez desplegados aportan sobrada solidez a la estructura. El conjunto se desmonta presionando un pequeño botón de desbloqueo ubicado por debajo de la empuñadura. Punta de resistente tungsteno y dragonera ajustable suave al tacto. Pequeña roseta intercambiable. La empuñadura se prolonga generosamente por el tubo para mejor agarre inferior cuando se precisa. El revestimiento es un denso polímero antideslizante en mojado y textura microporosa para la absorción del sudor. Estos bastones lo aguantan casi todo corriendo por montaña.

KOMPERDELL C3 CARBON PRO COMPACT

Bastones de trekking muy ligeros y resistentes. Telescópicos. Solo pesan 190gr. Constan de tres tubos construidos en carbono y titanal que se ensamblan uno dentro del otro. Durante la ruta el senderista puede variar la extensión de los bastones rápidamente según prefiera más o menos longitud subiendo o bajando. Una vez elegida la medida óptima el conjunto se bloquea por medio de dos pequeñas palancas de aluminio, sistema powerlock. Ajuste realmente sencillo desde los 90 a 120cm. Si de precisa más longitud el modelo KOMPERDELL C3 PRO llega hasta los 140cm.

Tanto la empuñadura como la parte superior de tubo están recubiertas de densa espuma antideslizante. Dragoneras suaves al tacto y de ajuste rápido para cada tamaño de mano o guante. La punta que toma contacto con el sendero es de resistente tungsteno. Mientras que la roseta es de quita y pon con opción de diferentes diámetros. Una vez plegados se compactan en 57cm por lo que se transportan fácilmente en la mochila. Son bastones que ofrecen agilidad por su ligereza y seguridad por su fiabilidad en todo terreno.

 

 

KOMPERDELL STILETTO TOUR

Bastones regulables de esquí de montaña. Su revolucionario sistema de ajuste de longitud los convierten en los más rápidos del mercado al encoger o alargar el bastón. Una simple presión con el dedo pulgar en el botón situado en el extremo de la empuñadura acciona un muelle interior que permite variar la longitud del tubo telescópico sin soltar el bastón. Se puede activar en en cualquier momento sin que el esquiador tenga que detenerse o romper el ritmo de la marcha. Es un mecanismo intuitivo y seguro que garantiza un soporte certero sobre nieve o hielo sin temor a que el resorte se libere involuntariamente.

Las rosetas se afianzan a la base del tubo mediante el sistema móvil ice-flex. Gracias al cual sea cual sea la inclinación por la que transita el esquiador, la roseta logra total adaptabilidad y sustentación sobre la nieve. Dragonera ajustable, ergonómica y acolchada para total transmisión de fuerza y comodidad. La punta es de tungsteno y los tubos de titanal y carbono. Peso muy comedido para un bastón con semejante mecanismo, solo 278gr. KOMPERDELL comercializa dos tamaños, uno graduable de 105 a 130cm y otro de 115 a 140cm. Definitivamente bastones regulables en una décima de segundo.

 

 

Mas Información: www.komperdell.com