Por MIGUEL CASELLES

 

Con la llegada el invierno las montañas se cubren de nieve y los trazados de trail running se reducen. Entonces no queda más remedio que transitar a menor altitud por senderos que generalmente están empapados de agua, barro o nieve sopa. Las zapatillas Dynafit Trailbreaker GTX con membrana impermeable y transpirable son la solución para no acabar con los pies calados.

 

Envoltorio impermeable

Cualquier calzado cuyo campo de acción sea terreno muy mojado deberá de estar protegido por membrana textil impermeable a la par que transpirable. Será la única manera de mantener los pies secos en toda situación a lo largo de una sesión de entrenamiento. Conviene no olvidar que unos pies mojados sometidos a baja temperatura son candidatos directos a sufrir sabañones o, lo que es peor, inicio de congelación.

Las zapatillas Dynafit Trailbreaker GTX son la versión invernal de las veraniegas Trailbreaker, remodeladas con membrana Gore-Tex. Garantía de que durante la actividad deportiva los pies permanecen aislados de la humedad exterior. A la vez que la humedad interior generada por la sudoración, se regula gracias a la capacidad de transpiración de este tejido inteligente. De cara a proteger el propio Gore-Tex en las zonas de previsible desgaste, el upper de la zapatilla cuenta con diferentes sectores de fina lámina antierosión adherida por termosellado. Parte de la lengüeta permanece unida al cuerpo de la zapatilla para evitar la entrada de salpicaduras de agua, barro, nieve o partículas del sendero. Si las zapatillas se usan con polainas, igualmente impermeables/transpirables, el blindaje ante las condiciones invernales será integral. Todo el conjunto se ciñe mediante cordones planos que se deslizan con fluidez a través de ojales ovalados de plástico.

Entrando al interior de la zapatilla el tacto es suave, sin rugosidades ni pespuntes que rocen la piel del pie durante el trote. Tanto el collar que ciñe el tobillo como la lengüeta son suficientemente acolchados para evitar rozaduras y aportar comodidad en la zancada. Ocupando el suelo interior de la zapatilla se acopla una ligera y maleable plantilla de la casa Ortholite. Testada favorablemente por su capacidad de transpiración/refrigeración, ante el recalentamiento plantar, y por sus propiedades antimicrobianas frente al olor resistente del sudor. Así como por el sensible aporte de amortiguación inicial al posar el pie en el suelo.

 

 

Amortiguación comedida buscando estabilidad

Las Dynafit Trailbreaker GTX están pensadas para trajinar en invierno por senderos fiables. Por ello su colchón base está configurado por una mediasuela de EVA compactada de notable densidad. Esto aporta a la zapatilla amortiguación comedida que mejora la estabilidad y evita deformaciones o vencimientos laterales. Inicialmente la percepción del corredor puede ser de cierta dureza, si bien, tras los primeros rodajes, la zapatilla tiende a ganar elasticidad en el choque de cada zancada.

 

En todo caso, la zapatilla se vale de esta amortiguación rígida para afrontar zancadas seguras y concisas en las que la zapatilla encamina el pie, incluso corrigiendo los malos equilibrios. A ello ayuda que la media suela se prolongue por el nervio trasero de la cazoleta posterior buscando dar más estabilidad al talón. Tanto el rocker de talón como el de puntera -curvatura de suela y media suela en los extremos- ayudan en el aterrizaje y el despegue relativizando la mencionada consistencia de la mediasuela.

 

Posee un drop conservador de 10 mm. Esta diferencia de caída entre talón y metatarsos quizá sea algo elevada según las tendencias actuales, no obstante favorece que el corredor tome tierra de talón sin miramientos ante apoyos punzantes. La solidez de la goma de la suela también contribuye a que la planta del pie no sufra el impacto directo de rocas angulosas. Añadiendo que la prolongación de la suela en la puntera hace de defensa ante los habituales tropiezos con los obstáculos del sendero.

Novedosa suela

Para el contacto directo de las Trailbreaker GTX con el terreno, Dynafit ha confiado en la prestigiosa marca POMOCA, presente en las equipaciones punteras de Esquí de Montaña. La configuración de su suela Gliding Path es una apuesta original que busca prestaciones diferenciadas que favorezcan la carrera continua. El mapa de tracción y apoyos de la suela se distribuye empleando tacos romos estriados en la zona longitudinal media -semejante a la banda de rodadura de un neumático de carretera- y tacos agresivos, altos y separados que se prolongan en paralelo a ambos laterales de la suela. Salvando las diferencias, la suela guarda cierto parecido a una cubierta mixta de MTB.

Este sistema pretende que el corredor obtenga fluidez en el apoyo/despegue de la zancada, al evitar la deformación de los tacos en la línea natural de apoyo plantar, y que sean los agresivos tacos periféricos los que muerdan y aporten la tracción y anclaje en las superficies que lo precisen. Anteponiendo que la textura dura de la goma de la suela limita su adherencia al encarar planchas de roca pulida con fuerte inclinación.

Al tratarse de zapatillas dirigidas a senderos corribles la sensación sobre terreno plano es de cadencia de zancada ágil y concisa. No obstante en superficies blandas o mojadas de moderada pendiente puede notarse cierta inestabilidad de acomodo al firme, claramente motivado por ser un tacto de suela diferente a lo convencional que precisa de familiarización y buen gesto de carrera.

Trotona de media distancia

El principal cometido de las Dynafit Trailbreaker GTX es mantener los pies secos en entrenamientos invernales de media distancia cuando la montaña está saturada de humedad. A partir de lo cual cada corredor encontrará el mejor rendimiento de estas zapatillas con el uso continuado y una correcta técnica de carrera en mojado. La bascula marca un peso de 290 gr por zapatilla. Considerablemente ligeras si se tiene en cuenta que son zapatillas fabricadas con membrana impermeable. Están disponibles en diferentes combinaciones de color, según sea versión masculina o femenina, y con un amplio tallaje que abarca del 6 al 13 UK en chicos y del 3 al 9 UK en chicas.

 

Se acabaron las excusas si las condiciones invernales ponen a remojo los caminos por los que trotamos. Con las Dynafit Trailbreaker GTX y unos buenos calcetines los pies volverán a casa tan secos y calentitos como cuando salieron de casa.

 

Más Información:

www.dynafit.com