Fuente: RFEA

Foto: Miguelez

Las pistas dejarán de verla volar pero siempre seguirá volando en nuestro recuerdo y en nuestros corazones. Ruth Beitia, la mejor atleta española de todos los tiempos, ha anunciado hoy su retirada de las pistas en Santander tras un cuarto de siglo de brillante trayectoria en nuestro deporte, culminada con la medalla de oro olímpica en Río de Janeiro 2016.

Son innumerables los momentos que afloran en nuestra mente, más allá de sus 15 medallas internacionales, entre las que destaca su medalla de oro olímpico en Rio. Su saber estar, su comportamiento en las pistas, su alegría, su compañerismo… hacen de ella una atleta única e irrepetible. Difícil olvidar el enorme ejemplo que nos ha transmitido a todos los que amamos este deporte.

En palabras del presidente de la RFEA, Raúl Chapado: “Ruth siempre ha sido un ejemplo dentro y fuera de la pista. Más allá de sus grandes logros ha difundido nuestro deporte entre los más jóvenes, dignificando el atletismo e inspirando a muchas niñas y niños. Admirada por sus compañeros y por sus rivales. Sin duda se retira la más grande de nuestra historia, pero ahora seguirá trabajando por hacer más grande nuestro deporte”.

Es una adiós a la competición pero Ruth Beitia seguirá vinculada a nuestro deporte. Hay que recordar que es miembro de la Junta Directiva de la RFEA y a buen seguro en el futuro seguirá transmitiéndole a las futuras generaciones de atletas los valores que el atletismo representa.