Nota: A diferencia de otras publicaciones, en las que los test los realizan expertos en zapatillas, en Sport Training las pruebas y valoraciones están realizadas por expertos en técnica de carrera.

Test realizado por Fernando Martínez Gutiérrez

 

Vuelve a llegar a nuestras manos el buque insignia para trail running de la marca americana, y lo hace con la segunda versión del modelo Xodus ISO, una zapatilla con la que Saucony quiere volver a ganarse la confianza de los corredores, después de las criticas recibidas en su anterior versión debido al defectuoso comportamiento de su suela , después de optar por abandonar Vibram para fabricar su propio compuesto. Y dicho y hecho, en este nuevo modelo Saucony ha intentado mantener y potenciar las virtudes del anterior, que eran muchas, y corregir los defectos antes ya mencionados. El resultado …  os lo lo presentamos y detallamos en este artículo después de 200 km de prueba por la Sierra madrileña y por los Montes de Galicia.

 

UPPER:

Nos encontramos con dos tejidos claramente diferenciados. Para la zona del antepié, sigue apostando por su sistema de ajuste ISO FIT que tan buenos resultados le viene dando tanto en las zapatillas de asfalto como en las de trail, consiguiendo una malla que integra la lengüeta con el resto del upper;  y para la zona del retropié, contamos con un tejido menos elástico y mucho más resistente que soporta la tensión del atado abrazando el empeine y consiguiendo un ajuste perfecto. Cuenta con un sistema de atado tradicional, resistiéndose a las nuevas tendencias dentro del mundo del trail que optan por sistemas más rápidos y menos voluminosos,  ambos tienen sus pros y sus contras, por lo que para gustos… los colores.

Encontramos varios elementos estructurales. Podemos apreciar varios contrafuertes sobre todo en la parte del talón, tanto en la parte posterior como en ambos laterales, Saucony lo llama Supportframe, que consiste en unos paneles plásticos de elevada consistencia, que confieren gran estabilidad a la zona del retropié especialmente pensado para terrenos técnicos, lo que permite lanzarte en los descensos con un plus de estabilidad y seguridad, ya que además de minimizar los impactos y roces con piedras, mantiene fijo el talón evitando deslizamientos laterales del pie dentro de la zapatilla

 

MEDIASUELA:

Contamos con una zapatilla de perfil medio-alto, con gran capacidad de amortiguación, íntegramente compuesta por EVERUN, material que según la marca americana nos proporciona un mayor retorno de energía en cada pisada con respecto a la EVA tradicional. En cuanto a la densidad del compuesto, cualidad que adquiere gran importancia a la hora de elegir una zapatilla, nos encontramos con una mediasuela blanda con gran capacidad para absorber impacto, ideal para distancias medias-largas y corredores que precisen de una gran amortiguación.

En cuanto a sus perfiles nos encontramos con 20,5mm en la zona del metatarso y 24,5 mm en la zona del talón , por lo tanto un drop de 4mm. Esta combinación, no muy vista en zapatillas de trail, perfil medio-alto con drop bajo, pese a la gran amortiguación facilitan en corredores que tienen una buena técnica de carrera y que realizan su primer apoyo con el antepié, el mantener una pisada natural y biomecanicamente más eficiente. Ya habían utilizado unas medidas muy parecidas en el modelo anterior y me parece todo un acierto (después en la valoración expondré más razones sobre esta afirmación).

 

SUELA:

Uno de los cambios más notables con respecto a la versión anterior lo encontramos en esta parte de la zapatilla. Aparentemente si comparamos los dos modelos visualmente no podamos apreciar la diferencia, sin embargo su comportamiento en carrera es totalmente distinto. El compuesto Powertrac, en esta ocasión se presenta en un material más resistente y fabricado de una sola pieza, por lo que su comportamiento es más uniforme y consistente. Diseñado con un taqueado en forma de “W”, con los tacos orientados hacia delante hasta el mediopié favoreciendo la tracción y en sentido contrario hacia el talón para mejorar el agarre en los descensos más pronunciados y resbaladizos. Con una profundidad muy generosa, hasta los 7mm en algunas zonas de la suela, lo que dota a la zapatilla de una gran respuesta sobre terrenos grasos y húmedos. A su vez estos tacos tienen una gran consistencia, por lo que no flexan, ni deforman sobre terrenos secos y agresivos.

 

COMPARATIVA

En primer lugar voy a aclarar cuáles han sido los cambios introducidos por Saucony para evolucionar la versión anterior, ya que me parece importante que las marcas cuando lanzan un modelo nuevo, no solo cambien el nombre, sino que investiguen, mejoren o mantengan aquellas cualidades que sean objeto de ello, en pos de ofrecer el mejor producto posible a los corredores. Creo que como he expresado en el comienzo del artículo, pocas pero profundas debían ser las mejoras con respecto al modelo anterior; que en mi opinión era una zapatilla altamente compensada,  pero que el error en el diseño de su suela o en la elección de su composición, echó por tierra un fantástico trabajo en cuanto a diseño, funcionalidad y rendimiento.

En este sentido, Saucony ha mantenido prácticamente la apariencia de su suela, mejorando notablemente la consistencia y durabilidad de su compuesto. Dos son las razones que parecen estar detrás de estas mejoras: en primer lugar el que la suela sea de una sola pieza permite que los tacos soporten la tracción de forma conjunta, y no independientemente como lo hacían en el modelo anterior, lo que provocaba su desprendimiento prematuro sobre todo en terreno agresivo; la segunda razón tiene que ver por con el propio compuesto, mucho más consistente y con un mejor comportamiento sobre superficies abrasivas, que además de mejorar la durabilidad de la suela dotan de estabilidad y compensan la inestabilidad que genera la mediasuela en los modelos de alta amortiguación.

Otro de los cambios más significativos lo encontramos en el material utilizado en el upper para la zona del antepié. Apreciamos un material mucho más denso y resistente, lo que sin duda mejorará la durabilidad de la malla, y a su vez la convierte en una zapatilla algo más caliente y con menos capacidad de transpiración en esta zona.

Por lo tanto, estas pequeñas mejoras aunque sean puntuales, hacen que globalmente la zapatilla se comporte de una manera diferente. En lineas generales lo que se ha conseguido, ha sido mejorar el comportamiento de su suela y la durabilidad de la misma, y un upper más resistente, lo que lleva a que la zapatilla sea más ruda, menos flexible y precisa, por lo tanto más estable, resistente y duradera. 

 

ANÁLISIS y VALORACIÓN:

Saucony vuelve a presentarnos una zapatilla total, nos encontramos con un modelo de alta y generosa amortiguación, pensada para rodar kilómetros y especialmente diseñada para rodajes largos. Sus 298g para hombre y 261g para mujer, la hacen una zapatilla ligera para la gran cantidad de elementos estabilizadores y de protección que posee;  y la alta amortiguación que ofrece, teniendo en cuenta que el peso de la zapatilla es un factor determinante en el rendimiento como bien podéis leer en el debate sobre calzado deportivo que se publicó en la revista, a mayor peso de la zapatilla mayor gasto energético. Considero que haber logrado bajar de los 300 gramos dadas las características de las Xodus Iso 2 es todo un acierto, que los corredores agradeceremos en carrera.

Sigue arriesgando con sus 4mm de drop, pocos son los modelos que podemos encontrar dentro de la gama trail que nos ofrezcan este parámetro, sobre todo con las características mencionadas anteriormente, y en mi opinión sigue siendo uno de sus puntos más fuertes, permite correr con gran facilidad de antepié pese a su perfil alto. Recordamos que una buena técnica de carrera con un primer apoyo con la parte anterior, minimiza el tiempo de contacto en el apoyo, disminuye el impacto activando los sistemas de amortiguación intrínseca, y como resultado reduce el estrés articular en cada impacto. Su perfil medio-alto y por lo tanto capacidad de amortiguación de la zapatilla, nos ofrece una protección extra, en primer lugar en los apoyos defectuosos que podamos hacer, tanto por la propia idiosincrasia del terreno en las carreras de montaña, como pensando en la larga distancia, sobre todo cuando la fatiga o las pequeñas molestias nos impiden realizar buenos apoyos en carrera. También se verán beneficiados por estas características corredores talonadores dada su alta capacidad amortiguadora.

Uno de los parámetros que consideramos fundamentales en Sportraining a la hora de elegir una zapatilla es la relación entre amortiguación, estabilidad y reactividad. Para ello vamos a comparar la anchura del upper de la zapatilla en la zona del antepié (100mm) con la anchura de la suela en ese mismo punto (112mm);  luego esta diferencia (12 mm) la compararemos con la altura de la mediasuela en ese punto (20,5mm), obteniendo un resultado de 8,5 mm. Analizando este dato, podemos afirmar que se trata de una zapatilla bastante compensada destacando de ella su gran estabilidad.

 

Aquellos que elijan las Saucony Xodus Iso, encontraran una zapatilla altamente estable, pensada para correr largo y ofrecer una alta protección y seguridad tanto en entrenamiento como en competición. La profundidad y distribución de sus tacos la hacen una “todo terreno”, pero yo destacaría su buen rendimiento en terrenos grasos y la considero un modelo idóneo para la época del año que se nos presenta en los próximos meses (otoño-invierno), ya que además es una zapatilla que guarda bastante bien el calor. Veremos cómo funciona la nueva evolución de su compuesto Powertrac para la suela, mi impresión es que la han mejorado notablemente sobre terrenos abrasivos (roca granítica…) y después de 200 km, la mayoría realizados en el PN del Guadarrama, los tacos se encuentran en perfecto estado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Podréis comprobar que es un modelo “apto para todos los públicos”, pues considero que su drop agresivo combinado con la alta amortiguación que ofrece y unido a su vez a su alta estabilidad, hacen que puedan ser elegidas para entrenamientos y competiciones tanto por un experto, como por corredores con menos maestría técnica; cada uno exprimirá sus características de forma diferente, pero ambos se sentirán cómodos con ellas. Ojo al cambio de drop para aquellos acostumbrados a una mayor amortiguación en la zona del talón pues necesitarán un proceso de adaptación pese a su alto perfil. En cuanto sus mejoras con respecto a la versión anterior es una zapatilla más estable, resistente y duradera, aunque esto hace como es lógico que pierda cierta precisión y sensibilidad en carrera.