¡¡LOS PATINES IDEALES PARA FITNESS Y DEPORTISTAS DE FONDO!!

POR MIGUEL ÁNGEL RABANAL

La marca alemana POWERSLIDE se reinventa con una nueva línea de patines denominada “SWELL” que se caracterizan por ser muy versátiles, cómodos y manejables, tanto para el entrenamiento de expertos patinadores como para cualquier otro deportista de fondo menos ágil que quiera aprovechar los beneficios que le aporta este beneficioso deporte para devorar kilómetros y dar variabilidad a sus entrenamientos.

 

Para la realización de este reportaje hemos utilizado el modelo DARK LAVA de ruedas de 125 mm.

Hasta la fecha, he sido un firme defensor del patinaje como deporte complementario que ofrece una fuerte transferencia a cualquier deporte de fondo como triatlón, ciclismo, trail y atletismo.

Es por ello que llevo más de 10 años incorporándolos a mis entrenamientos, lo cual no solo me ha aportado un mayor rendimiento y menor lesionabilidad sino que ha añadido una mayor diversión y motivación a mis rutinas semanales. Los días que no me apetece hacer nada, ni gimnasio, ni correr, ni bici, ni nadar, aprovecho para coger mis patines porque con ellos desaparece la sensación de desgana y encima sé que voy a realizar un buen entrenamiento aeróbico con el mínimo impacto articular, y no solo eso, sino que también me permitirá compensar muscularmente de las diferentes modalidades de fondo que practico, al tonificar la musculatura de la cadera, tronco brazos y piernas de una manera muy balanceada y completa.

¿Cuándo suelo incorporar el patinaje a mis entrenamientos?

  • Los días que me encuentro más cansado o me da pereza salir a rodar.
  • Después de días de entrenamientos exigentes o competiciones.
  • Ante cualquier leve molestia articular o tendinosa.
  • Para hacer tiradas largas de carrera cuando preparo medias y maratones.
  • Cuando necesito incidir en el trabajo de la fuerza en piernas y cadera.
  • Para trabajar la zona core con vistas a mejorar la estabilidad y el equilibrio.
  • Para determinados desplazamientos urbanos en sustitución de la bicicleta.
  • Siempre que quiero desconectar y evadirme.

El patinaje es mucho más divertido y menos lesivo que correr, más completo que andar en bici, y con un gasto energético insuperable cuando lo realizamos a una intensidad elevada con movimiento de brazos y piernas. Por tanto es el complemento ideal de cualquier deportista de fondo.

En este sentido, POWERSLIDE ha querido diseñar un patín muy sencillo pero extremadamente avanzado, que nos hace sentir la velocidad de un patinador profesional pero con el control y la sencillez de un patín de fitness, inventando un patín único que supone la combinación perfecta para los que ansiamos entrenar y acumular kilómetros con nuestros patines por la ciudad, carril bici o cualquier sitio como parques, polígonos industriales, carreteras con poco tráfico…

A continuación os cuento mi experiencia con uno de los modelos SWELL, concretamente he probado el precioso modelo DARK LAVA, que es un elegante patín negro y rojo que te hipnotiza nada más verlo y que te enamora profundamente en cuanto te deslizas con él, aunque como podéis ver la línea SWELL de POWERSLIDE cuenta con más modelos con diferentes tamaños de ruedas que van de los 100 a los 125 y de variados colores:

MODELO DARK LAVA:

CONSTRUCCIÓN:

El casco interior de los patines está compuesto por una avanzada mezcla de nylon y fibra de vidrio, lo que le otorga una rigidez muy superior a cualquier plástico convencional. Patinando se puede notar como la transferencia de energía es mayor con cada impulsión, algo que marca la diferencia con otros patines de plástico.

La carcasas cuentan con una construcción específica para cada pie, con el fin de crear un ajuste lo más cómodo y adaptado a la biomecánica natural de patinaje.

La bota es totalmente anatómica siendo muy cerrada y estrecha, y aunque optimiza el ajuste del pie, puede ser un problema para la gente que tenga el pie y el tobillo ancho, en cuyo caso recomendaría que usaran una talla más de la habitual o incluso se podría quitar la plantilla interior para darle un poco más de espacio si el pie se viera comprometido.

El tejido del upper carece de costuras, tiene pinta de ser muy resistente y cuenta con una buena ventilación.

Uno de los aspectos que más me ha llamado la atención es que la carcasa está integrada al revestimiento interior, el cual no es extraíble como ocurre en otros patines de fitness, y es como un patín de velocidad pero mucho más acolchado. Esto hace que uando te impulsas se eviten deslizamientos inoportunos, y estéticamente al patín es  compacto y poco voluminoso.

El acolchado es más pronunciado en la parte superior y su ajuste se realiza a 3 niveles: cordones, velcro y sistema de correa superior:

TECNOLOGÍA -TRISKATES-:

Para reducir el peso, mejorar la estabilidad, favorecer cualquier giro, aumentar la velocidad y control se han incorporado 3 ruedas en lugar de 4, algo que ya es la tendencia actual del patinaje. Además cuenta con un diseño que permite que su centro de gravedad se ubique justo en la rueda central.

TECNOLOGÍA -TRINITY-:

Las tres ruedas están estratégicamente colocadas y sin espacios entre ellas, lo cual le confiere una maniobrabilidad sin igual y un control total de un patín que recordemos es de ruedas de 125 mm y que me ha dado la sensación de estar usando uno de 80 mm, ya que el diseño más bajo del bastidor, equivale a usar unos patines normales de 100 mm, pero a mi me ha hecho sentirme incluso más bajo.

El anclaje de las guías se realiza en 3 puntos de fijación, 2 de ellos delanteros que están dispuestos de manera asimétrica y son personalizables, adelante-atrás y derecha-izquierda, junto con otro punto de anclaje posterior. Esto aporta un deslizamiento muy agradable totalmente sensible y natural.

RUEDAS Y RODAMIENTOS:

El patinar con unas ruedas de 125 mm impide que cualquier imperfección del terreno se note ya que absorbe todo tipo de baches como salientes, badenes o pequeñas imperfecciones de la carretera:

Tienen una tecnología patentada denominada UnderCover de dureza 86 A, que combina buen agarre, menos vibración y una durabilidad sin precedentes.

Los rodamientos son de Abec 9  FreeSpin

 

FRENO AJUSTABLE -HABS-:

Aunque el freno no es un sistema utilizado por los puristas del patinaje, lo cierto es que a mi me aporta una seguridad extra en mis salidas “fonderas” ya que tan pronto se te cruza un perro, un peatón o un coche, me permite parar rápidamente, y sé frenar en T o con giro, disponer de este freno mejorado da mucha más confianza. La forma de quitar y ponerlo, o incluso cambiarlo de lado es sumamente sencillo.

El sistema de frenos de altura ajustable denominado HABS de la abreviación de  Height Adjustable Brake System ofrece una serie de ventajas sobre los frenos talón convencionales, por un lado la superficie de frenado tiene un área de contacto más grande lo que mejora la respuesta de frenado, y por otro lado la función de ajuste de altura es perfecto para encontrar la posición personal, ya sea con las piernas estiradas para obtener más potencia de frenado o las piernas ligeramente flexionadas, y a la vez resulta interesante regularlo según se va desgastando.

PESO:

A pesar de la robustez y de las ruedas más grandes de estos patines, no se dejan notar en el peso y la báscula nos indica que apenas llega a los 1,900 kg en mi talla que no es precisamente pequeña y es una 12 USA (30 cm).

RESUMEN:

Se pueden sintetizar en siete las características principales de estos patines: comodidad, maniobrabilidad, velocidad, control, centro de gravedad bajo, buena transferencia y gran durabilidad.

Hasta la fecha en el patinaje había que elegir la opción de un patín de fitness o de velocidad pero los nuevos POWERSLIDE SWELL reúne lo mejor de cada uno de ellos y elimina los inconvenientes de ambos por lo que nos encontramos un patín perfecto para los deportistas de fondo que quieran tener mucho control y dominio sobre el patín.

Más información: www.swell.powerslide.com