Nota: A diferencia de otras publicaciones, en las que los test los realizan expertos en zapatillas, en Sport Training las pruebas y valoraciones están realizadas por expertos en técnica de carrera.

 

SKECHERS GORUN 5 (Por José Enrique Quiroga)

 

Por fin he podido probar las nuevas Skechers GOrun 5, que se han hecho esperar bastante, ya que entre la aparición de la anterior versión, las GOrun 4, y éstas, han pasado prácticamente dos años. Mucho han cambiado estas zapatillas desde aquellas primeras GOrun que pude probar hace 5 años y que me maravillaron tanto, a pesar de que su poca durabilidad las penalizaba un poco. Las nuevas GOrun 5, aunque con cambios significativos en todos los aspectos, innovan muy claramente respecto a las versiones anteriores en su mediasuela. Pero vamos a describirla por partes para finalmente hacer una valoración de su rendimiento en carrera.

 

UPPER:

Construida con un tejido bastante consistente, pero muy ligero y transpirable, denominado “GOKnit”. Se trata de una malla sin costuras, en una sola pieza. Con refuerzos colocados en zonas estratégicas que ofrecen un mayor soporte y una mayor protección.

La lengüeta es independiente, pero con dos pequeñas tiras elásticas que unen ambos lados del upper en la zona de los cordones (con dos agujerillos para poder  pasar los cordones y unirlos al ojal de la lengüeta). Los cordones son planos y semi-elásticos, ofreciendo un óptimo ajuste.

En la zona del talón, el collarín tiene el acolchamiento justo, sin excesos. Además, sin apenas contrafuerte. En definitiva, lleva lo justo para no aumentar el peso pero sin penalizar el rendimiento.

Otra de las innovaciones respecto al modelo anterior es el “Quick Fit”, que en las GOrun 4 consistía en un agujero en la zona del Aquiles para facilitar el calzarse las zapatillas con velocidad. En las GOrun 5, éste va incorporado en un pequeño tirador, lo que mejora bastante sus prestaciones haciéndolo más cómodo de utilizar ya que permite calzársela de una forma muy rápida (muy útil para triatletas).

Como es típico en Skechers, lleva una plantilla fija y, además, otra extraíble para añadirla sobre la primera si se desea. Esta plantilla extraíble tiene una altura de 3mm en zona de metatarso y de 5mm en zona de talón, con lo que al ponerla se aumentaría en 2mm el drop.

 

MEDIASUELA:

En la mediasuela es donde se aprecia la mayor evolución respecto al modelo anterior. A base de un compuesto de Resalyte muy ligero denominado “5Gen”, que expande la energía del impacto sobre el terreno proporcionando una amortiguación muy suave pero con buena capacidad de impulso, ya que, aunque sea bastante blanda, retorna muy bien.

El tacto en el contacto con el suelo, respecto al modelo anterior, es muy similar; sin embargo se mejora en la reactividad por el mejor rendimiento que ofrece el 5Gen.

Según nuestras medidas la altura de la mediasuela es de 24mm en talón y de 20mm en metatarso, lo que supone un drop de 4mm. Pero como es habitual en Skechers, con su exitoso sistema “Mid-Foot Strike” la altura en la zona del mediopié es superior, concretamente de 26mm, lo que facilita una pisada más adelantada.

 

 

 

 

 

SUELA:

El compuesto de la suela es el denominado “Parametric Web Outsole”, consistente en una fina capa de goma entrelazada, originando pequeños surcos para mejorar la tracción, colocados de forma estratégica según las distintas zonas y los apoyos que se producen sobre éstas. Esta goma aumenta la resistencia al desgaste de una forma más global, pero sin apenas incrementar el peso.

Las formas que dibuja la suela ayudan de una forma muy clara a la dispersión del impacto contra el suelo, para que éste se reparta por toda su superficie.

 

VALORACIÓN:

Sin ninguna duda se trata de una clara evolución en todos los sentidos respecto a los modelos anteriores, y no solo en cuanto al diseño, ya que los parámetros modificados afectan al rendimiento en carrera.

El tejido del upper es más consistente, ofreciendo más soporte pero menos elasticidad, lo que puede ayudar en la reactividad para ritmos rápidos pero para distancias muy largas quizá se eche de menos la flexibilidad y suavidad de las GOrun 4; por supuesto esto es algo muy personal, ya que las sensaciones pueden ser bien diferentes de un corredor a otro. El sistema de ajuste sí que sale claramente ganando, con unos cordones planos semi-elásticos que pasan por tiradores tipo “quick lacy”, lo que unido a las tiras de goma que unen ambos lados del upper por encima de la lengüeta, ofrece un mejor y más cómodo ajuste. Personalmente preferiría una lengüeta unida lateralmente al upper, pero lo cierto es que su diseño y tamaño hacen que no “baile” y que resulte muy cómoda. El quick fit en la zona del talón para ayudar a calzarse las zapatillas… fantástico, muy funcional.

Para terminar con el upper, me gusta que Skechers siga sin incorporar contrafuerte en la zona del talón, ya que es una pieza poco útil para corredores que impactan primero con el mediopié o el antepié, que lo único que hace es aumentar el peso total de la zapatilla.

Como en los modelos anteriores, lleva una plantilla extraíble adicional para “customizarlas” si se desea. Con ellas puestas se aumenta en 2mm el drop y, claro está, la amortiguación. Yo siempre recomiendo no utilizarlas si lo que quieres es darle más libertad al pie y mejorar las sensaciones del terreno, pero no están de más para los corredores que no están acostumbrados a este tipo de zapatillas y necesitan un periodo de adaptación.

Pero vamos a lo más relevante e innovador en las GOrun 5: su mediasuela. Construida con el denominado 5Gen, que ya utilizaron en las GOtrail  que pude probar hace unos meses y tanto me gustaron. Se trata de un compuesto bastante blando pero suficientemente consistente, que ofrece una pisada muy muy suave pero con buena respuesta siempre que el terreno sea duro. Gran rendimiento sobre asfalto, con una pisada suave pero reactiva; sin embargo en caminos de tierra se echa de menos algo más de taqueado en la suela, ya que es una suela muy plana, que dispersa muy bien la energía del impacto aunque se pierden sensaciones del terreno (por esa falta de taqueado). No llevan ninguna pieza de control de pisada, ni siquiera el “power pillar” en el mediopié del modelo anterior, que aportaba más estabilidad en la pisada de mediopié para la carrera lenta pero incrementaba el peso en algunos gramos. En el caso de las GOrun 5 la densidad de la mediasuela es la misma en todos sus puntos, ofreciendo muchísima suavidad a lo largo de toda la pisada.

A destacar también que en la zona que va desde el mediopié hasta el talón, la mediasuela tiene un surco central longitudinal que aporta más flexibilidad y naturalidad cuando se pisa con esa zona.

Y ya con el calibre en la mano, vamos a tomar medidas de parámetros importantes de cara al rendimiento. Como nos interesa mucho el diseño de la zapatilla para relacionarlo con las sensaciones de reactividad, estabilidad y amortiguación… vamos a tomar algunas medidas y luego relacionarlas. En este aspecto, muy importante es la relación que existe entre la anchura de la mediasuela y la del upper en la zona de metatarso, y luego relacionarla con la altura de la mediasuela en ese mismo punto. Los valores que obtenemos son los siguientes (en una talla 9.5 USA): anchura del upper 96mm, anchura de la mediasuela 110mm, altura mediasuela 20mm. Si lo restamos, vemos que el diferencial de la anchura upper/mediasuela en esta zona de metarso es de 14mm entre ambos lados, es decir, la mediasuela sobresale por ambos lados del upper 14mm (en este caso 7mm por cada lado). Si relacionamos este diferencial con la altura de la mediasuela en este misma zona de metatarso, que como ya habíamos dicho es de 20mm, nos da un resultado de +6mm. ¿Y qué significa este dato? Esto es importante porque estos parámetros nos dan una idea de si el diseño de la zapatilla es adecuado de cara a una relación óptima entre amortiguación, reactividad y estabilidad. En términos generales, cuanto más alto sea el perfil de la mediasuela tendrá una mayor amortiguación pero menor estabilidad, y si aumentamos el diferencial upper/mediasuela compensaremos mejorando la estabilidad pero perjudicaremos la reactividad. Por el contrario, cuanto más bajo sea el perfil de la mediasuela tendrá menor amortiguación pero se ganará en estabilidad e incluso en consumo energético (menor brazo de palanca del tobillo).  Pues bien, lo ideal en una zapatilla de este tipo, para que la combinación de amortiguación, estabilidad y reactividad sea adecuada, es que la relación entre el diferencial y la altura esté comprendida entre 5mm y 10mm, por lo que las GOrun 5 cumplen perfectamente al presentar 6mm.

Es importante señalar que respecto a la altura de la mediasuela y el diferencial de anchura upper/mediasuela, hay que tener en cuenta que el uso de las zapatillas, la acumulación de kilómetros de carrera e incluso la técnica de carrera y el peso del corredor… pueden hacer que estos parámetros se vean alterados. Estas alteraciones no se dan de la misma forma en todos los tipos de zapatillas, dependiendo de la consistencia de la espuma de la mediasuela. Pero es fácil que tras unos meses de uso el perfil haya descendido algún milímetro y el diferencial haya aumentado (esto es fácil de comprobar si volvemos a tomar las mediciones tras un tiempo de uso). Aunque debo decir que esto no tiene por qué ser siempre negativo, de hecho las mejores sensaciones del terreno y de reactividad corriendo con unas zapatillas se pueden obtener cuando éstas ya están bastante rodadas. En el caso de las GOrun 5, según parece su índice de deformación es mejor que en el modelo anterior, gracias a las mejores prestaciones del “5gen”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Otro dato favorable es el peso, tan solo 212g en una talla 9 USA, lo que supone una gran ligereza para una zapatilla amortiguada, traduciéndose sin ninguna duda en un mejor rendimiento de carrera (no olvidemos que cuanto más pesen unas zapatillas mayor será el gasto energético generado).

Concluyendo, las Skechers GOrun 5 son unas zapatillas que ofrecen un rendimiento fantástico en carrera rápida por asfalto. Con buena adherencia en terreno firme, amortiguación suave, gran nivel de flexibilidad, reactivas y con buena respuesta a los ritmos altos. Por otra parte, corredores con buena pisada, también irán muy bien con ellas en rodajes más lentos y largos por terrenos duros. Sin ninguna duda, las Skechers GOrun 5 son el más claro ejemplo del “menos es más”.