Benidorm acoge el próximo fin de semana la Subida Vertical, la prueba consistente en ascender verticalmente al Gran Hotel Bali –el hotel más alto de España– en una prueba que forma parte del Circuito Mundial de Towerrunning. Con la celebración de esta prueba, la ciudad mediterránea consolida su posición como destino deportivo. La subida al Gran Hotel Bali, mucho más que subir escalones En la Subida Vertical los participantes competirán por subir los 924 escalones repartido en 52 plantas del Gran Hotel Bali en el menor tiempo posible. El hotel benidormense es, con sus 210 metros, el más alto de España y uno de los más altos de Europa.

Vídeo edición 2016:

La Subida Vertical llega este año a su 14ª edición en plena forma. Recientemente, la competición fue incluida en el Circuito Mundial de Towerrunning, que incluye carreras en edificios tan incónicos como el Empire State (Nueva York), la Calgary Tower (Canadá), el Haus des Meeres (Austria) o Taipei 101 (Taipei), entre otras.

La carrera se inicia el sábado 13 de mayo a las 17:00h. Los premios varían desde cantidades en metálico para los 3 primeros clasificados en cada categoría y estancias en el hotel para 2 personas. También se premiarán a los participantes más veteranos con un trofeo simbólico.

En la edición del año pasado, los primeros clasificados fueron Christian Riedl en el apartado masculino, e Iwona Wicha en el femenino, ambos del equipo Towerruning. Riedl además, estableció el récord absoluto con un tiempo de 4 minutos y 20 segundos.
Benidorm, destino running

Con una temperatura media de casi 20ºC y 6 kilómetros de playas urbanas, Benidorm se ha convertido en uno de los destinos deportivos más populares en España. En este sentido, y gracias a estas favorecedoras condiciones meteorológicas, la ciudad está apostando por promocionar su oferta de buceo y su oferta de running. El calendario deportivo de la ciudad tiene el 3 de marzo como fecha importante. En ese día se celebra la Media Maratón Nocturna y la 10K. Ambas carreras tendrán el aliciente de un recorrido que trascurre en paralelo a las playas de la ciudad mediterránea a los pies de un skyline tan reconocible como el de Benidorm.