Nota: A diferencia de otras publicaciones, en las que los test los realizan expertos en zapatillas, en Sport Training las pruebas y valoraciones están realizadas por expertos en técnica de carrera.

 

DYNAFIT TRAILBREAKER: “Velocidad entre las piedras”

Por Andrés Polledo Pando

Dynafit entiende que la montaña no tiene por qué estar reñida con la velocidad, algo que durante tanto tiempo y hasta hace muy poco las marcas ni tan siquiera se planteaban. Dynafit nos está acostumbrando a ver modelos muy ligeros sin perder la esencia de las zapatillas de trail: estabilidad, seguridad y agarre. Sus 260g llamarían la atención incluso en una zapatilla de asfalto amortiguada, así que vamos a analizar cómo han conseguido reducir tanto el peso manteniendo las prestaciones.

 

UPPER:

Este asombroso peso se consigue por la suma de tecnología y materiales ligeros, como una parte del empeine llamada por Dynafit  “Alpine Air Mesh”, compuesta por una malla muy suave y transpirable que permite la constante circulación del aire y hará que te olvides que la llevas puesta prácticamente.

El upper  que incorpora la reconocida tecnología “Adaptive Grid” que ofrece un ajuste cómodo y se adapta perfectamente a los movimientos del pie. Incluye una serie de refuerzos a ambos lados del upper y en la parte delantera de los dedos del pie no demasiado fuertes, más para reforzar la malla contra los agentes externos debido a la irregularidad del terreno. Estos refuerzos son bastante efectivos, ya que no restan transpirabilidad a la zapatilla pero se comportan de maravilla con el roce de las piedras sin tener que preocuparte por su durabilidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Es lo más parecido a un upper de una zapatilla de asfalto adaptada con bastante éxito para enfrentarse a las duras condiciones de la montaña.

Cuenta con una lengüeta que va unida al upper  por medio de los cordones, muy cómoda y no se mueve a lo largo de la carrera.

 

MEDIASUELA:

Al igual que en el resto de modelos, la mediasuela está compuesta por EVA comprimida de doble densidad. El compuesto es muy rígido puesto que son zapatillas concebidas para cortas y medias distancias, con lo que si vamos buscando amortiguación, éste no es el modelo. Esto las hace unas zapatillas muy reactvas por senderos y caminos siguiendo en la línea de zapatilla rápida. Eso sí, os podemos asegurar que si decidís alargar la salida, lo que antes era velocidad y buenas sensaciones se podría convertir en sobrecargas musculares si no se está muy acostubrado a este tipo de zapatillas, puesto que incitan a correr rápido.

En la zona del talón cuenta con un refuerzo de este mismo compuesto protegiéndonos de los fuertes impactos en las bajadas más rápidas.

En cuanto a las medidas, el resultado de la altura del talón (30mm) con la altura de los metatarsos (20mm) nos da como resultado un drop de 10mm. Quizás algo llamativo en la concepción que se puede tener a simple simple vista en esta zapatilla tán rápida y ligera, pero una vez machacadas por la montaña he podido comprobar la eficacia de tener un drop “alto” cuando la tendencia precisamente es la contraria, y es que después de machacar los musculos en las zonas más “corribles” te da un respiro muy grande en las bajadas ya que, aunque no sea a través de la amortiguación, el obligarte a pisar de forma más uniforme hace que no sea tan brusco el cambio en los puntos de apoyo, lo que nos ofrece menos sobrecarga de soleos y gemelos en zonas rápidas y una gran estabilidad en bajadas largas y complicadas.

Integra una plantilla ‘Ortholite’ de 4mm, transpirable, ligera y repele los olores.

 

SUELA:

Como zapatilla todoterreno incorpora una suela muy polivalente, dura y flexible que no te limita en los terrenos menos técnicos para poder ‘volar’ por los caminos. Nos referimos a la innovadora suela “Pomoca Gliding Path”, que se compone de una guía de taqueado muy poco profundo por la parte central del pie siguiendo la forma anatómica de éste, acompañado de un taqueado más grande y profundo que bordea la zapatilla por el exterior proporcionando agarre en zonas más técnicas como pueda ser roca o arena suelta; comportándose de forma extraordinaria en condiciones de seco por todo tipo de terrenos y ofreciendo la versatilidad de ir seguro por terrenos técnicos y a su vez no bajar el ritmo cuando el terreno permite alargar la zancada y pisar más parecido a como lo harías por asfalto.

 

VALORACIÓN:

En Sportraining, no sólo describimos la tecnología de la que disponen las zapatillas, sino que hacemos valoraciones de parámetros, como la estabilidad, reactividad y amortiguación, aspectos que afectan a la técnica de carrera.

Empezamos midiendo la diferencia entre la anchura del upper y la de la mediasuela en la zona del metatarso, obteniendo 100mm en la mediasuela y 98mm en el upper. Con estos datos, conocemos que el diferencial es de +12mm entre ambos lados.  Para extraer más información, deberemos relacionar este parámetro con la altura de la mediasuela en ese mismo punto: 20mm. La  relación obtenida es de +8mm (20mm – 12mm). Para que la estabilidad no se vea comprometida, esta relación nunca tendría que superar los +10mm.

Hay que tener en cuenta que cuando mayor sea la altura de la mediasuela mayor será la amortiguación pero, por contra, se verá directamente afectada la estabilidad y la reactividad.

En el caso de las TRAILBREAKER, no es una zapatilla excesivamente alta en la zona del metatarso, lo que nos confirma lo que las sensaciones nos sugieren, que es una zapatilla reactiva, para correr rápido y con entrada en la pisada de mediopié, algo que en montaña tradicionalmente no suele ser demasiado visto pero va siendo más común, ya que cada vez se corre más rápido por la montaña. Esto sería un problema, a priori, a nivel muscular, pero como hemos comentado antes, esta zapatilla todoterreno está concebida para correr rápido en distancias cortas y medias, con lo que sus 10mm de drop, su ligereza y su altura de mediopié nos permitirán llevar una pisada más parecida a la que llevaríamos en el alfalto, haciéndonos apoyar en última instancia el talón, lo que nos hará más resistentes, muscularmente hablando, por la montaña.

Las sensaciones han sido fantásticas y las prestaciones en diferentes terrenos (húmedo, seco, piedra suelta, roca…) asombrosas. Es cierto que cuando las sacas de la caja parecen una zapatilla de asfalto adaptada a la montaña, pensando que en cuanto las metas un poco de caña se van a deshacer, pero nada más lejos de la realidad, la conclusión es que es una zapatilla de montaña preparada para permitirte correr alegremente por la montaña sin limitaciones de ningún tipo, y con una buena durabilidad, algo que tanto tenemos en cuenta a la hora de comprar una zapatilla de trail sin miedo a llevarlas por todo tipo de terrenos.