Nota: A diferencia de otras publicaciones, en las que los test los realizan expertos en zapatillas, en Sport Training las pruebas y valoraciones están realizadas por expertos en técnica de carrera.

 

DYNAFIT ALPINE PRO: “Pura energía”

Por Antonio Javier Barrón Jurado

Con tan sólo 300gr de peso, un peso increíblemente reducido, Las Dynafit Alpine Pro aportan una gran protección y estabilidad de pisada, lo que nos va a permitir volar por la montaña con una extraordinaria seguridad en cada paso.

 

Upper

Si algo caracteriza a este nuevo modelo de Dynafit, es el bajo peso con una excelente protección. La base del upper es una malla muy resistente, que a pesar de parecer poco transpirable, disipa bastante bien el calor. Encima de esta malla y por todo el upper, con doble costura,  encontramos el “Adaptativ Drip”: una pieza que nos facilita la ventilación y la adaptación del pie.

Se mire por donde se mire, el upper está pensado para la protección y la estabilidad de la pisada. Para la protección, incorpora varios detalles, entre los que destaca un refuerzo en la puntera para los dedos (Ballistic Bumper), pasando por una lengüeta elástica (Invisible Lacing), que sirve para guardar los cordones, y que nos protege de posibles piedras o ramas. Los cordones poseen el sistema “Quick Lacing”, con el que logramos un gran y rápido ajuste con un solo gesto. El gran protagonista de la estabilidad de estas Alpine Pro, es el nuevo “Rubber Tension”, un refuerzo diagonal en la zona del talón, que se une a la suela, con el que garantizamos un apoyo y una adaptación al terreno cada vez que pisemos con el talón.

La lengüeta está cosida al upper por dos piezas elásticas, lo que impide que ésta se mueva al paso de los kilómetros.

El collarín de la zona del aquiles, es acolchado, en especial la zona que está en contacto con el tendón de Aquiles, maximizando el confort.

 

Mediasuela

La media-suela se nos presenta con un drop de 8 mm, diseñada de EVA comprimida de doble densidad, proporcionándola elasticidad y flexibilidad.

Por un lado, la densidad de la zona delantera, es menos compacta, aportando mayor comodidad con el paso de los kilómetros y retrasando la fatiga. Por el contrario, la zona del talón es más compacta, lo que nos va a proporcionar estabilidad y seguridad, en especial cuando el apoyo sea de retropié.

Gracias a la tecnología “Alpine Rolling”, un redondeo de la zona del talón, cada pisada será muy dinámica y fluida, permitiéndonos ir más rápido con menos energía, superando cualquier ruta en menos tiempo.

Una estructura de carbono situada entre la mediasuela y la suela nos garantiza un extra  de estabilidad y de protección ante objetos punzantes .

En cuanto a medidas de la mediasuela, hemos tomado 30mm de altura en el talón y 22 mm en la zona de lo metatarsos, ofreciéndonos 8 mm de drop. Las plantilla “Ortholite” de 4mm, muy transpirables y con un extra de amortiguación, no modifica el drop de la mediasuela, pues su grosor es contante de anterior a posterior.

 

Suela

La suela, de una sola pieza, dotada con el  compuesto Vibram Megagrip, tiene dos tacos muy bien diferenciados. En el perímetro, observamos un taco medio, que varía desde los 5mm a los 3mm. En zona del antepié encontramos un taco mucho más agresivo de hasta 7mm en forma de punta de flecha. Esta combinación, forma y distribución de tacos, garantiza un excelente agarre, tanto  en terrenos secos como en mojados, haciendo que drene fácilmente el agua y desprenda rápidamente el barro.

 

VALORACIÓN

En Sportraining, no sólo describimos la tecnología de la que disponen las zapatillas, sino que hacemos valoraciones de parámetros, como la estabilidad, reactividad y amortiguación, aspectos que afectan a la técnica de carrera.

Calibre en mano, nos disponemos a tomar medidas.

Empezamos midiendo la diferencia entre la anchura del upper y la de la mediasuela en la zona del metatarso, obteniendo 110mm en la mediasuela y 97 mm en el upper. Con estos datos, conocemos que el diferencial es de +13mm entre ambos lados.  Para extraer más información sobre estas Alpine Pro, deberemos relacionar este parámetro con la altura de la mediasuela en ese mismo punto, que recordamos que era 22mm. La  relación obtenida es de +9mm (22mm – 13mm). Para que la estabilidad no se vea comprometida, esta relación nunca tendría que superar los +10mm

¿ Pero por qué analizar estos parámetros? Debemos tener en cuenta que a mayor perfil de la mediasuela, mayor amortiguación, menor reactividad y menor estabilidad; por el contrario, a menor perfil, menos amortiguación pero más reactividad y estable será la zapatilla. Esto deberíamos tenerlo presente a la ahora de adquirir unas nuevas zapatillas, en función del uso que le vayamos a dar, ritmos a los que vayamos a correr o técnica que tengamos.

Con todo esto claro, tenemos datos más que suficientes para afirmar que este nuevo modelo de Dynafit posee una combinación óptima, biomecánicamente hablando, entre amortiguación, estabilidad y reactividad.

Desde mi opinión, como corredor de montaña, primo la estabilidad sobre la reactividad. Aunque en montaña llegamos a rodar a ritmos cercanos a los de asfalto, sobre todo en las bajadas, es justo ahí donde más sustos nos llevamos y, por lo tanto, donde más estabilidad debemos de buscar. Por eso, al ver el poco diferencial que hay entre la anchura del upper y la anchura de la mediasuela en relación a la altura de ésta,  en la zona del talón, reconozco que dudé sobre su estabilidad en las bajadas, pues el apoyo es casi siempre de talón.

Hemos sometido a varias pruebas, con diferentes escenarios, a estas Alpine Pro. Por un lado, subidas interminables como es, la subida al Monte Abantos por el Gr10, en el Escorial, lleno de piedras sueltas y bajadas muy técnicas. Desde esa primera salida, todas las dudas que tenía sobre su estabilidad en el talón desaparecieron y comprendí el buen trabajo que han hecho los de Dynafit con el desarrollo del “Rubber Tensor”, el cual te sujeta el pie de tal manera que puedes apretar tanto como quieras en las bajadas, sin preocuparte de la pérdida de estabilidad. Esto, sumado a sus 300g de peso, te invitan a rodar a ritmos muy alegres, eso sí, cuando el terreno lo permita. Son tantos los detalles que te protegen de las piedras que sólo te tienes que preocupar de correr.

Otro de los escenarios en el que hemos exprimido este modelo, ha sido la 7ª edición de la maratón Montes de Viveiro, Lugo (42km +2400m) . A diferencia de la Sierra de Madrid, estas montañas se caracterizan por tener mucha rama y hoja de eucalipto, poca piedra y por supuesto, mucho barro. Durante las 5 horas que estuve corriendo, pude volver a certificar su gran estabilidad y seguridad con la que podía bajar y la ligereza de sus 300g, lo que me permitían subir los interminables cortafuegos, sin sentir pesados los pies. La suela no defraudó en ningún momento, mordiendo el terreno en cada uno de los 42 km que recorrimos, y despegando el barro en pocos pasos, gracias a la buena separación de sus tacos.  Si que es cierto que, al paso de los kilómetros, comencé a notar molestias en las uñas de los dedos gordos del pie, por lo que os recomiendo que, si estáis valorando adquirir este modelo, os probéis medio número más; sobre todo aquellos que las vayáis a utilizar en carreras de muchas horas, pues los pies tenderán a hincharse y pueden llegar a molestar, al tener un upper algo estrecho.

Es una zapatilla que, a pesar de estar pensada para media y larga distancia, creo que es un buen modelo tanto para aquellos que os queréis iniciar en el Trail, por su estabilidad, seguridad y protección ante los elementos del camino, como para los que ya llevamos tiempo en esto y no queremos sacrificar ligereza por falta de protección.

Si buscas unas compañeras para tus carreras por la montaña, con acabados de calidad, en las que la protección y la estabilidad sean protagonistas, en un peso  liviano, sin olvidarte de la flexibilidad y el dinamismo, las Dynafit Alipine Pro son tu mejor elección.