Skechers GoRun Ride 5

53997_BKBL

Nota: A diferencia de otras publicaciones, en las que los test los realizan expertos en zapatillas, en Sport Training las pruebas y valoraciones están realizadas por expertos en técnica de carrera.

 

SKECHERS GORUN RIDE 5 (Por Fernando Martínez Gutiérrez)

 

Ya sois muchos los que conocéis mi parecer acerca del trabajo que la marca californiana está realizando en la creación de zapatillas de running. En este ocasión nos llega uno de los buques insignia de Skechers, la nueva versión de las GoRun Ride, quizás una de las zapatillas más compensadas que podemos encontrar en el mercado, ya que combina comodidad, ligereza, estabilidad y reactividad. Esta nueva versión, mantiene claramente la filosofía de la marca y continua apostando por una pisada más adelantada y por lo tanto más natural, y lo hace además con un aumento del material de la mediasuela, para ganar amortiguación mediante el incremento del compuesto Resalyte®, para una protección extra en el impacto y una mejor respuesta en carrera. Todo ello  manteniendo el peso de su antecesora (238 g en talla 42 hombre y 190 g en talla 37 de mujer), lo que convierte a esta 5ª generación de las GoRun Ride en uno de los modelos más ligeros para  alta amortiguación que ofrece.

UPPER:

Skechers GOrun Ride 5 incluye un Upper más técnico y ligero que proporciona confort y máxima transpirabilidad. Compuesto por una sola pieza sin costuras y con refuerzos termosellados en la parte delantera para ganar estabilidad lateral y para proteger el pie. Creado mediante tecnología Hot-Melt, ofrece una construcción que asegura que el pie se adapte en cada pisada, y proporciona una buena sujeción lateral y media, para conseguir una mayor estabilidad. 53997_BKBL_BAdemás, un transpirable y ajustado tejido de malla de diamante en el panel del extensor del pie ofrece sujeción, mientras que la malla de doble capa y sin costuras en el empeine permite libertad de movimiento y proporciona un gran ajuste y flexibilidad. Cuenta con dos tiras de soporte en el interior que garantizan el ajuste de la zapatilla una vez atadas, mediante unos cordones planos. No encontramos contrafuertes rígidos en la zona del talón, algo que considero muy acertado, ya que ademas de minimizar la fricción, otorga libertad en la impulsión y nos permite obtener una alta percepción de la acción de los músculos implicados en la amortiguación intrínseca (la que debemos realizar nosotros y no la zapatilla). En esta misma zona podemos observar uno de los elementos diferenciadores de la marca, el QUICK-FIT, un agujero que nos permite calzarnos la zapatilla rápidamente, muy pensada para los triatletas que necesitan minimizar el tiempo en las transiciones.

53997_BLOR

MEDIASUELA:

Con respecto a sus antecesoras, encontramos en la mediasuela una de las diferencias más notables de este nuevo modelo, y es que Skechers ha aumentado el grosor de la mediasuela para ganar en estabilidad y amortiguación, consiguiendo una zapatilla muy pero que muy compensada y que sin lugar a dudas la convierten en una gran elección para corredores que buscan amortiguación en sus rodajes medios-largos. Nos encontramos en apariencia con una zapatilla de perfil medio-alto (22mm en la zona del antepié y 26mm en el talón según nuestras medidas), aunque estos datos nos pueden llevar a confusión, ya que cuenta con un profundo y extenso sistema de taqueado (en algunos puntos de hasta 1 cm de profundidad) que además de favorecer la reducción del peso en la zapatilla, consigue una mayor percepción del terreno, ya que gran parte de la superficie de la misma se encuentra bastante más próxima al suelo de lo que a primera vista puede parecer.

Mantiene su tecnología M-strike, sistema que consigue modificar el centro de gravedad para así obtener una pisada más adelantada y por lo tanto más natural; algo que los expertos en técnica de carrera consideramos un gran acierto por parte de la marca californiana.

Con 4mm de drop, cuenta con una plantilla integrada y otra extraible con un mayor grosor en la parte del talón que permitirá a aquellos que lo necesiten incrementar el drop en 2mm.

En pos de la mejora de la estabilidad, cuenta con una serie de pilares integrados en la media suela, colocados de manera estratégica, que la dotan de una mayor consistencia y la otorgan un mejor comportamiento cuando las sacamos del asfalto y corremos sobre superficies más inestables.

53997_BKBL_F

SUELA:

La suela es una continuación clara de la mediasuela. Como hemos mencionado antes, cuenta con un estudiado sistema de taqueado (muy profundos y con una generosa distancia entre unos y otros), el cual además de conseguir un muy buen agarre y tracción permite obtener una mayor percepción del terreno, consiguiendo que gran parte de la superficie del pie se encuentre a una distancia mucho menor en el momento del apoyo con respecto al suelo.

Cuenta con una fina goma antiabrasión en color negro que recubre la puntera, para favorecer el agarre en la parte final de la impulsión. En este punto sí sería de agradecer un incremento de esta goma en la falange distal del primer metatarsiano, ya que esta zona es la última en despegar y por lo tanto la que mayor compromiso tiene en cuanto a la tracción, y  es por lo tanto más proclive al desgaste. Esta misma goma antiabrasión la podemos observar también distribuida en distintos puntos de la suela, con el mismo objeto: favorecer el agarre e impedir el desgaste de la mediasuela en los puntos de apoyo, lo que aumenta notablemente la durabilidad de la zapatilla.

53997_BKBL_D

VALORACIÓN:

Después de los test de campo, en los cuales he intentado explorar diferentes terrenos, distancias y ritmos con el objetivo de poder ofreceros un completo análisis, puedo afirmar que hay pocas zapatillas que ofrezcan un abanico tan grande de posibilidades, y con las que corredores con características y objetivos completamente diferentes puedan encontrar en estas GoRun Ride 5 unas compañeras de viaje adecuadas con las que recorrer el camino hacia la meta.

imagesEste modelo es especialmente adecuado para corredores con pisada neutra, que buscan una gran amortiguación, que valoran la libertad que ofrecen (a la hora de realizar la zancada) unas zapatillas ligeras; y que realizan su primer apoyo con el antepié o mediopié.

Ideal para entrenamiento, su alta estabilidad y protección las hacen muy adecuadas para distancias medias-largas. Su ligereza y la facilidad que ofrece para mantener un correcto apoyo de antepié permiten poder rodar con ellas a ritmos alegres, por lo que sin dudarlo podemos emplearlas también en entrenamientos de mayor calidad.

También podrán verse beneficiados de sus características corredores que apuesten por ellas en competiciones de distancias medias y largas, que además de un buen rendimiento busquen ese plus de protección que algunos necesitamos cuando la fatiga muscular dificulta la correcta ejecución de la técnica de carrera.

Y continuando con la técnica de carrera, su sistema M-strike, que favorece una entrada del pie más adelantada, unido a su amortiguación y estabilidad, la convierten en un modelo muy adecuado para aquellos corredores que comienzan a realizar una pisada de antepié. Si a eso le sumamos la posibilidad que nos ofrece de variar el drop, por medio de su plantilla (6mm con plantilla, 4mm sin ella), corredores que quieran realizar una progresión hacia una forma de correr más natural podrán hacerlo minimizando los riesgos de lesión sobre los tejidos musculo-tendinosos que pueden ocasionar los cambios bruscos, cuando venimos de utilizar zapatillas con sobre-amortiguación en la zona a del talón.

En cuanto a la relación entre amortiguación, estabilidad y reactividad, fundamental a la hora de valorar el comportamiento de una zapatilla, estas GoRun Ride 5 tienen un diferencial de +10; este dato es producto de relacionar la diferencia (+12mm) entre la anchura de la superficie horizontal de la suela en la zona del antepié (108mm) y la anchura en ese mismo punto del upper (96mm), con la altura de la mediasuela esa zona (22mm). Este diferencial (22mm-12mm) de +10 nos indica que es una zapatilla muy compensada en cuanto a la relación entre amortiguación y estabilidad; cierto es que sin ser una zapatilla que destaque por su reactividad, la profundidad de los tacos como ya hemos mencionado anteriormente mejora el comportamiento de esta cualidad.

53997_BKBL_C

El upper realmente cómodo nos transfiere gran sensación de libertad y confort, sin ninguna superficie rígida, pero con variabilidad en las densidades de la malla para mantener la estabilidad lateral, algo que funciona bien en asfalto y en caminos regulares.

Como conclusión, animaré a probar estas GoRun Ride 5 como zapatilla de entrenamiento a corredores de pisada neutra que buscan amortiguación y estabilidad (independientemente del ritmo, pues os puedo afirmar que se puede volar con ellas), que optan por realizar una pisada de antepié y para ser utilizadas principalmente en asfalto o superficies regulares. Especialmente recomendada para corredores que se encuentran en el proceso de cambiar hacia una pisada más adelantada. Para estos últimos sin duda alguna es una de las mejores del mercado actual.

Más info

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.