520024399_1280x720

El entrenamiento de la fuerza posiblemente sea uno de los campos que más ha despertado el interés por el estudio y la investigación sobre su aplicación en el  rendimiento, la salud y los diversos aspectos metodológicos de su aplicación.

En la última década, el Entrenamiento Excéntrico (EExc) ha provocado la utilización de nuevos métodos de entrenamiento como alternativa al trabajo tradicional de fuerza, como un medio para desarrollar la fuerza excéntrica como es la tecnología isoinercial con la utilización de dispositivos Yo-Yo (Askling et al .2003; Caruso et al., 2006, 2010; Norrbrand et al  2010) y las poleas cónicas (Chiu & Salem, 2006). Los  equipamientos isoinerciales se están utilizando cada vez más en los procesos de prevención y rehabilitación deportiva.

¿Cómo funciona esta tecnología? Se realiza mediante el empleo de volantes o ruedas de inercia para proporcionar resistencia, en vez de utilizar la energía potencial obtenida por la posición de un objeto externo (mancuerna, barra…). En la fase concéntrica el sujeto genera energía cinética gracias al giro del volante-rueda y en la fase excéntrica el sujeto debe de ejercer una resistencia para desacelerar dicho volante  hasta que la energía cinética previamente acumulada se disipe y el volante sea frenado. Debido a que esta acción excéntrica se realiza en un desplazamiento angular menor que en la acción concéntrica, el torque excéntrico es superior al concéntrico, por lo que se produce una sobrecarga excéntrica (Alkner, 2005). Esto  requiere de un mayor reclutamiento de unidades motoras para frenar la inercia del volante durante el movimiento de retorno (Berg & Tesch, 1994). En estos sistemas bien sean los dispositivos yo-yo o las poleas cónicas, la naturaleza de la carga es inercial, es decir que dependiendo de la fuerza que aplique el sujeto sobre el implemento, los valores de fuerza serán mayores o menores (Tous, 2010).

Los beneficios de la tecnología isoinercial radica en que la resistencia es independiente de la gravedad, pudiendo ser aplicada en cualquier dirección (Chiu & Salem, 2006) no como sucede con los medios tradicionales (mancuernas, barras y máquinas) que se construyen bajo el principio de la  gravedad (Javier Jorge 2014).

Si por algo destaca esta metodología, es que teniendo en cuenta las activaciones excéntricas presentes en muchas actividades deportivas como en las acciones de frenado-aceleración-frenado, es que permite aplicar el principio de la especificidad mediante estímulos potentes a los diferentes grupos musculares optimizando los beneficios del entrenamiento de la fuerza (Noorbrand et al 2007). Se puede afirmar, que con estos dispositivos se manifiesta los ciclos de trabajo de estiramiento – acortamiento (CEA) pero sin el impacto que provocan los ejercicios pliométricos (Tous, 2004)

Hay que añadir, que esta tecnología provoca en el deportista una ganancia de masa muscular y fuerza debido a la gran fuerza excéntrica que se ha de realizar para frenar la exigente rotación de la masa de inercia (Seynnes et al  2007).

  • Tecnología YO-YO.

Estudios realizados con esta tecnología, han mostrado fuerzas similares o superiores al mismo ejercicio realizado con equipamientos tradicionales (Berg et al. 1993; Berg & Tesch, 1994; Tesch & Berg, 1997 en Javier Jorge, 2014) debido a la gran fuerza excéntrica que se ha de realizar para frenar la gran rotación de la masa de inercia (Seynnes et al. 2007).

En los estudios de Tesch (1993) (en Tous, 2004) encontraron que en un dispositivo yo-yo se registraba igual o mayor activación muscular que en una sentadilla clásica. Posteriormente Berg y Tesch (1994) compararon un ejercicio realizado en la prensa de piernas con un dispositivo yo-yo, y en este último se generaba más fuerza tanto en la fase excéntrica como en la concéntrica siendo el pico máximo mayor.

  • Polea cónica.

La polea cónica es una variante a los dispositivos yo-yo. Este equipamiento permite ejecutar una multitud de ejercicios utilizando diferentes grupos musculares y simulando numerosas acciones deportivas en diversos planos con un solo aparato pudiendo acoplar implementos externos al extremo del cabo (agarres, barras, cinturones, chalecos, tobilleras…).

Está constituida por un cono unido a una base de inercia fija, y esta a un cabo que se enrolla sobre el cono a través de la cual se transmite la fuerza de los movimientos del sujeto hacia la polea cónica y viceversa. El movimiento que produce es acelerado con carga progresiva. El cabo, a medida que  se enrolla al cono, disminuye su radio incrementando su resistencia hasta acabar el recorrido.

La diferencia entre las poleas cónicas y los dispositivos yo-yo es que las poleas permiten la posibilidad de realizar ejercicios más complejos y específicos con una intensidad menor pero con altas velocidades excéntricas y niveles de fuerza de moderados a altos, mientras que las máquinas yo-yo permite realizar los ejercicios con velocidades excéntricas de moderadas a bajas pero con altos niveles de fuerza. Ambos sistemas de entrenamiento son necesarios y complementarios para cubrir por completo el espectro de fuerza-velocidad (Tous, 2010).

 

 

DISEÑO Y FABRICACIÓN DE TECNOLOGIA ISOINERCIAL

En el mercado ya podemos encontrar equipamiento para realizar este tipo de metodología de entrenamiento orientada a diferentes objetivos (rendimiento, prevención y rehabilitación)

Actualmente el mayor referente a nivel nacional en cuanto a diseño, tecnología y fabricación de equipamiento isoinercial se encuentra en Vigo. Hace cinco años nace  RSP, enmarcado en un contexto de competición deportiva de alto rendimiento y con alta implicación de tecnología (cabos y poleas náuticas).  Ramón Lago, creador de esta joven pero potente firma gallega, nos cuenta que en ese contexto de competición conoció las primeras máquinas de entrenamiento isoinercial al que volcó sobre ella su experiencia. Nos explica, pronto se percataron que aplicando tecnologías contemporáneas en diseño cad-cam y fabricación por control numérico podrían mejorar mucho la calidad de estos equipamientos.

RSP está presente tanto en equipos de la liga BBVA (Celta de Vigo, Eibar, Málaga…) como en equipos extranjeros de élite (Hull City, Roma, O.Marsella, Spartak de Moscú, Baniyas SC…), así como con la Fundació Isidre Esteve, Equipo Mapfre de Vela, Federación de Atletismo de Singapur, deportistas profesionales o en diversas universidades.

Dicha empresa está constituida por un equipo de profesionales de alto nivel y experiencia en el mundo del entrenamiento deportivo que diseñan y fabrican piezas de muy alta calidad. Así pues, Ramón Lago a la cabeza, junto a Eduardo Domínguez, (ex-preparador físico del Celta, Real Sociedad, Espanyol, Deportivo, Spartak de Moscú, Mallorca y actualmente en el Baniyas de la liga de Emiratos Árabes) y Andrea Valcarce, forman el equipo de emprendedores que hace cinco años decidieron lanzarse con este proyecto orientado a “la prevención de lesiones y mejora del rendimiento deportivo”.

PRODUCTOS DESTACADOS:

Uno de los productos estrella es la RSPCONIC, la principal característica de esta polea cónica es que esta construida en aluminio y fabricada entera por control numérico y tecnología CAD-CAM. RSP ha conseguido el control exacto del momento de inercia del conjunto cono-disco-eje, gracias al constante I+D+i y a otros elementos como los rodamientos de baja fricción, poleas de alta calidad y cabo sin coeficiente de estiramiento. Por último destacar el ajuste de carga actuando sobre el radio del cono a través de las 13 posiciones de carga y el ajuste del momento de inercia mediante las   masas extraíbles integradas en el disco.

RSP CONIC

Foto: RSP CONIC

Detalles de las masas de la RSP CONIC

Foto: Detalles de las masas de la RSP CONIC

Con esta polea cónica podemos practicar una gran variabilidad de ejercicios, con la posibilidad de trabajar todos los grupos musculares con un solo aparato adaptando cualquier implemento en el extremo del cabo.

RSP SQUAT

                                                            Foto: RSP SQUAT

Otro producto excelente que caracteriza la calidad de RSP es la RSPSQUAT, una polea de tipo Yo-yo. Con este equipamiento desarrollamos el tren inferior con un amplio rango de ajuste de la máquina en función del tipo de ejercicio y estado de forma del deportista.

RSP WALL

                                  Foto: RSP WALL

En relación a la competencia, ambos equipamientos tienen un gran desarrollo interno con la intención de suavizar el pico excéntrico, minimizando el riesgo de lesión articular en el cambio de ciclo (de fase concéntrica a fase excéntrica). Lo han conseguido desarrollando y simulando la máquina en el programa de ingeniería CATIA, que se fundamenta en el análisis sobre el peso del disco de inercia , el radio del eje y los contrapesos hasta encontrar unos valores que dependiendo el nivel físico del deportista, no suponga un riesgo para la articulación en el momento en que se produce el cambio de dirección de la fuerza.

No dejéis de visitar la web: www.einercial.com