SH_J1GJ157212_01

Nota: A diferencia de otras publicaciones, en las que los test los realizan expertos en zapatillas, en Sport Training las pruebas y valoraciones están realizadas por expertos en técnica de carrera.

 

MIZUNO WAVE HAYATE 2 (Por Antonio Barrón Jurado)

 

«Rápida como el viento, ligera como el aire». La segunda edición de las Mizuno Wave Hayate viene dispuesta a hacernos volar por la montaña, con sus 250 g de peso y su bajo perfil.

UPPER

Si algo ha cambiado claramente con respecto al modelo anterior, es el upper. El de esta nueva edición es aún más transpirable y por lo tanto más ligero, lo que contribuye al bajo peso de estas “voladoras” de montaña.

Esta característica se hace más latente en la zona del mediopié, en donde el aire circula libremente gracias a la tecnología “Airmesh” que aporta un alto nivel de confort y transpirabilidad. En esta zona, el upper presenta una doble capa: una capa interior y una exterior en forma de rejilla. No os dejéis engañar por el tacto, es mucho más resistente de lo que aparenta. Al ser altamente transpirable la impermeabilidad no es uno de sus fuertes, pero seca muy rápido, y además, el tejido no absorbe el agua.

8128450-46816-1A-zoominLas protecciones, de las que ha provisto Mizuno a su modelo más rápido de trail, son las justas y las encontramos en la zona de los dedos y en los laterales del mediopié, más que suficientes, para aguantar, por ejemplo, patadas a las piedras. Todos los refuerzos van cosidos, no termosellados como en el modelo anterior.

El resto del upper, está construido de forma semejante a su antecesora, con una rejilla interior y una capa exterior más trenzada.

La lengüeta, está construida del mismo material “Airmesh”  que el resto del upper, cosida sólo por delante. Dispone de una presilla para evitar movimientos indeseados durante la carrera. Los cordones son planos y poco elásticos, y bien ajustados contribuyen al sistema “Dynamotionfit” permitiendo que el upper interactúe con el movimiento del pie para que la zapatilla se ajuste perfectamente a éste, durante todas las fases de la pisada.

El talón tiene un acolchado no muy generoso pero cumple al 100% su función. El contrafuerte en esta zona es el justo y óptimo para una zapatilla de estas características.

MEDIASUELA

Como decía anteriormente, la mayor novedad la encontramos en el upper, pues la mediasuela se mantiene idéntica a la primera edición.

Fabricada en su totalidad en AP+, un compuesto ligero que aporta amortiguación, durabilidad y un alto nivel de confort. Cabe destacar que la densidad de la mediasuela es la misma por todas las zonas.  El sistema AP+, comparte protagonismo con el más que afianzado sistema de amortiguación, y que además da nombre a este modelo: “WAVE”, una placa en forma de onda, situada en la zona del talón, que maximiza la estabilidad y el apoyo, en movimientos tanto laterales como mediales; muy útil en este tipo de zapatillas pues, dominar terrenos irregulares es su naturaleza.  Esta placa también es capaz de absorber el impacto al entrar con el talón (más que eficaz, sobre todo en las bajadas ).

Pero si algo llama la atención de la mediasuela, eso es el sistema Midfoot Groove. Dos grandes surcos, visibles por debajo, en forma de “X”, que la dividen en zona anterior y posterior. Con esta tecnología, Mizuno ha conseguido que la zapatilla se adapte a las irregularidades del terreno, deformándose con bastante facilidad, en cualquier dirección, lo que maximiza las sensaciones y fusionan el pie con el suelo.

En cuanto a las medidas de la mediasuela, hemos tomado 24mm en el talón y 16mm en la zona de los metatarsos, lo que nos resulta un drop de +8mm, que no se ve modificado por los 5mm uniformes de toda la  plantilla .

3201696-5-4x

SUELA

La casa japonesa ha provisto a las WAVE HAYATE 2 de los mismos tacos que el modelo anterior, el denominado Xstuds. Un taqueado en forma de “X”  de 5mm de profundidad en la zona del antepié y  de 3mm en el talón,  que se hacen más presentes en la zona de delantera.

79409Fabricados íntegramente, en X-10, un compuesto  de caucho, muy sólido y duradero, que aporta tracción y contribuye a prolongar la vida de la zapatilla, sobre todo, en las zonas del pie que más impactan sobre el suelo.

La forma, composición y distribución de los tacos, consiguen que la suela muerda con total seguridad cualquier tipo de terreno, drene fácilmente el agua y  despegue rápidamente el barro (gracias a la óptima separación entre los tacos).

Si nos fijamos detalladamente, observaremos que cada taco está dividido en tres brazos: una “V” arriba y dos palitos mirando hacia atrás, lo que aporta un agarre multidireccional tanto en las subidas como en las bajadas, además de maximizar su capacidad de adaptación durante la carrera.

Si recorremos la suela de delante hacia atrás, descubriremos tres ondas en la punta (para dar un plus de agarre en la última fase de la zancada) y cuatro en el talón (a  modo de agarre de retención en las bajadas).

suela-mizuno-wave-hayate-2-700x400x80

ANÁLISIS y VALORACIÓN

Como sabéis en Sportraining hacemos valoraciones de algunos parámetros directamente relacionados con el rendimiento de la zapatilla, como la amortiguación, reactividad y estabilidad, que entran en juego y afectan a la técnica de carrera.

Para poder entrar a valorar, primero debemos de tomar medidas. Por un lado el diferencial entre la anchura del upper y el de la mediasuela en la zona del metatarso: en este caso 109mm de la mediasuela por 101mm del upper, lo que resulta un diferencial de tan sólo +8mm entre ambos lados. Este dato vamos a relacionarlo con la altura de la mediasuela en ese mismo punto, que recordamos que era de 16mm, obteniendo una relación de +8mm (16mm-8mm).

Recordar que a un mayor perfil de la mediasuela, mayor amortiguación, menor reactividad y menor estabilidad; en el lado opuesto, a menor perfil menor es la amortiguación pero más reactiva y estable es la zapatilla. De esta forma cuanta más altura de la mediasuela, más ancha deberá de ser, para no minimizar la estabilidad, a pesar de perder reactividad. De esta forma, esa relación entre la anchura del upper/mediasuela y la altura de ésta, en la misma zona, debería de ser siempre inferior a +10mm según nuestro criterio.

Con esto claro, podemos afirmar que la relación de estos parámetros en las Mizuno Wave Hayate 2, es de +8mm (16mm=8mm); una combinación más que óptima entre amortiguación, estabilidad y reactividad. Biomecánicamente hablando, es una zapatilla bastante reactiva, muy estable y con suficiente amortiguación, ¡una auténtica voladora de montaña!

IMG-20160419-WA0001

Cuando analizamos una zapatilla de trail, hablar del agarre de la suela es primordial. He utilizado dos escenarios muy diferentes para testearlas. Por un lado en Viveiro (Lugo), un día antes de la 2º prueba de la Copa de España de Carreras por Montaña, por cortafuegos llenos de barro, ramas y hojas. El comportamiento fue justo el que te esperas de una suela así, preciso y rápido. El otro escenario fue la Sierra de Hoyo de Manzanares (Madrid), en donde las piedras y la tierra suelta y compacta son las protagonistas. Aquí, de nuevo, el agarre fue el esperado, no sólo por el taqueado, sino también por la gran función que hace el Midfoot Groove leyendo con rapidez el terreno y adaptándose a él. Aunque tengo que destacar que al ser una zapatilla muy rápida, tienes que tener una buena técnica, buena propiocepción y unos peroneos bien entrenados para cuando toque pasar por el típico pedregal por donde el pie se mueve en todas direcciones. He de reconocer que la suela aporta más rendimiento del que esperaba en un principio.

Son unas zapatillas muy cañeras para trailrunners ya iniciados, en las que “menos es más”, es decir, elimina elementos, que tan sólo aportan peso, a cambio de  ofrecer ligereza y  flexibilidad, además de ajuste y feedback del terreno.

Gracias a su bajo peso (apenas 250g) son muy nerviosas y no se opondrán a nada, más bien tendremos que ser nosotros los que echemos el freno a estas voladoras de montaña; para eso tendremos que  tener unas piernas fuertes, capaces de aguantar pisadas complicadas.

Sí que he de poner dos “peros”. Por un lado la eliminación de los termosellados, presentes en el modelo anterior, y que creo que darían más durabilidad. Por otro lado, también han suprimido una de las dos presillas de la lengüeta, que si tenían las Hayate I, y que nos aseguraban menos movimientos indeseados.

En resumen, pensadas para entrenamientos rápidos y competiciones de hasta 20km (es mi humilde opinión) con las que podremos pisar el acelerador a fondo, tanto en  llanos como en  bajadas y subir tan rápido como aguanten tus pulmones.