del_8114__medium

Fuente: FETRI

Fotos: Delly Carr / ITU Media

Histórica gesta del triatlón español con Javier Gómez Noya proclamándose campeón del mundo y Mario Mola conquistando el subcampeonato en la Gran Final de Chicago. Una jornada trascendental para el deporte español, en una vertiginosa competición en la que el dúo español mantuvo un hermoso duelo en la delantera, ofreciendo un espectacular final a un día inolvidable.

Por segundo año consecutivo, el dúo formado por Gómez Noya y Mola ha copado las dos primeras plazas del pódium mundial. Ambos se presentaban en el Grand Park de Chicago en busca del cetro mundial, y ofrecieron una grandiosa exhibición que los eleva como dos de las máximas figuras del triatlón actual.

La competición comenzaba en las aguas del lago Michigan, con el eslovaco Richard Varga comandando los 1, 5 km de natación. Varga enfilaría el camino hacia la primera transición con una buena renta sobre el resto de participantes. Mientras Mola sorprendía convirtiéndose en el mejor español en el agua, saliendo a 15 segundos del líder y empezando el tramo ciclista en el grupo cabecero. El resto de españoles salía ligeramente más rezagado, pero Gómez Noya, Fernando Alarza y Vicente Hernández lograban engancharse rápidamente al pelotón delantero.

Durante los 40 km del recorrido ciclista, los ataques fueron constantes en la delantera con varios triatletas buscando romper el nutrido pelotón para fugarse. Los españoles no entraban en este juego y controlaban el segmento bien pertrechados en el pelotón y colaborando por mantener el elevado ritmo a su paso por las céntricas calles de Chicago. En este bloque circulaban algunos de los grandes favoritos al trono mundial como el francés Vincent Luis, mientras que otro de los principales rivales, el sudafricano Richard Murray integraba un grupo perseguidor que comenzaba el sector a más de un minuto.
En esos momentos, el infortunio hizo acto de presencia y entrada la penúltima vuelta ciclista, Vicente Hernández sufría una leve caída que supondría su retirada debido a problemas mecánicos. El triatleta santacrucero había demostrado un espléndido estado de forma en las últimas etapas del circuito de las Series Mundiales, y en la cita de hoy  también había evidenciado una gran regularidad.

El grupo de Murray iría recortando distancias y llegados al tramo final alcanzaba a los líderes. Al mismo tiempo, fructificaba una de las tentativas de fuga, con el brasileño Reinaldo Colucci y el suizo Andrea Salvisberg. Al poco se unirían a ellos Ben Kanute y Marco Van Der Stel.
Los cuatro se desmontarían de la bici con un margen superior a los treinta segundos. A continuación y después de una llegada masiva a la T2, el galo Luis era uno de los más raudos en iniciar el segmento de carrera. Sin embargo, el subcampeón olímpico no quería dejar nada al azar y abandonaba la segunda transición a pocos metros del triatleta francés.

del_7751__medium
Muy pronto se unirían Mola y Aaron Royle para emprender la persecución a los líderes Kanute y Salvisberg. El cuarteto apretaba el paso, con el dúo español postulándose al frente para antes de completar la primera de las cuatro vueltas del segmento lograr alcanzarles. Entonces comenzaban unos mágicos kilómetros de carrera en un desafiante tira y afloja entre los dos triatletas españoles. Por detrás, Alarza no perdía fuelle y pugnaba con Royle, Luis, el mexicano Crisanto Grajales y Murray.

El colofón final fue soberbio, con un mano a mano entre Mola y Gómez Noya. Por momentos parecía que el triatleta de Ferrol sería capaz de desmarcarse en solitario, para acto seguido en una nueva acometida veía cómo Mola remontaba y se proyectaba al frente del liderato. Restando 500 m, el balear lograría triunfar con una ofensiva definitiva, consiguiendo una pequeña brecha para así encauzar su camino hacia la victoria.
Tras él, Gómez Noya cruzaba la línea de meta en segundo lugar, certificando su quinto título mundial y ampliando su leyenda al convertirse en el único triatleta en lograr esta hazaña. Mientras que un increíble Richard Murray lograba la presea de bronce en Chicago. En tanto que un luchador Fernando Alarza cerraba una magnífica actuación española clasificándose en sexta posición.

MARIO MOLA 1

Tras cruzar línea de meta, Mario Mola y Javier Gómez Noya se fundieron en un abrazo lleno de deportividad y Mario, con un gesto de cortesía, fue el primero en felicitar a Gomez Noya por su quinto título mundial. Con esta victoria, Mario cerraba de la mejor forma posible la consecución del subcampeonato del mundo por segundo año consecutivo, habiendo sido, además, tercero en 2013. Tres años seguidos en el podium final de las World Triathlon Series que suman para su palmarés una racha que muy pocos triatletas han sido capaces de cosechar.

Declaraciones de Mario Mola: “He vivido una sensacional carrera a pie con Javi y espero que la gente lo haya disfrutado”, manifestó al momento de finalizar. “He luchado desde el principio y he tenido un gran día enfrentándome al mejor triatleta de toda la historia” rubricó.

Gómez Noya subía a lo más alto del podio para celebrar el pentacampeonato obtenido con 4930 puntos. Mola lo acompañaba a su derecha, consiguiendo su segundo subcampeonato consecutivo tras sumar 4795 puntos. El francés Vincent Luis completaba el podio en tercera posición (4422). Por su parte, Fernando Alarza se clasificaba en una formidable quinta plaza (3774) y Vicente Hernández entraba en el Top-15.

Declaraciones de Gómez Noya: “Estoy súpercontento, tiene que pasar un tiempo todavía para que me dé cuenta de lo conseguido.  Me he sentido muy bien durante todo el triatlón. Cuando vi que ya era un mano a mano con Mario sentí alivio porque sabía que tenía el título asegurado, pero por supuesto que lo he dado todo para ganar hoy.  No ha podido ser y felicito a Mario; me alegro de que si alguien me ha ganado, sea él; ha estado fortísimo ya desde la natación y se lo ha merecido. Yo llevo muchos años compitiendo bajo presión,  y el tener a mano el 5º título mundial no me ha supuesto competir hoy con esa carga extra; es a lo que estoy acostumbrado.  Ahora ya toca relajarse y disfrutar de lo conseguido;  y cuando me haya recuperado de los esfuerzos de 2015 comenzar la preparación para los juegos de  Río, que  es el gran objetivo en 2016”.

Un final de ensueño para la edición 2015 de las Series Mundiales ITU de Triatlón, que encumbra a la figura de Gómez Noya a lo más alto con la obtención de su quinto título mundial. Por su parte, Mario Mola finalizaba la temporada de la misma forma que la había comenzando: con una espléndida victoria. Broche de oro a una apasionante competición, en la que los triatletas españoles se convirtieron en auténticos protagonistas y redondearon una impresionante temporada.

Se trata de nada menos que el 5º título mundial para Javier Gómez Noya, ya considerado como el mejor triatleta de la historia. El objetivo ahora es alcanzar la medalla de oro olímpica en Río (en Londres  fue subcampeón olímpico) y, después, muy posiblemente se decante por pasar a la larga distancia e intentar vencer en el Ironman de Hawai (el pasado año ya probó en la media distancia -medio Ironman- y logró quedar campeón del mundo de esta distancia). Estamos hablando sin ninguna duda, de uno de los más grandes deportistas mundiales de la historia, que si consigue alcanzar estos objetivos se convertiría en una auténtica leyenda.

Clasificaciones prueba de Chicago

Clasificación final campeonato del mundo

Ver vídeo Chicago: