Imagen2_LlegadaAntoniodelaRosaLisboa_16082015

Texto: Leticia Antolín

El aventurero ha recorrido los 887,86 kilómetros que separan las dos capitales por los ríos Lozoya, Jarama y Tajo, en 19 etapas de 12 horas de remo a una media de 40 a 80 kilómetros diarios

Este domingo, a las 11:50 a.m. de la mañana el aventurero ha llegado a Lisboa con su tabla de paddle surf y su remo al muelle de las Columnas en la Plaza del Comercio, dando por conseguido su reto Madrid. 16 de agosto de 2015. Antonio de la Rosa se ha convertido en la primera persona en unir Madrid con Lisboa en paddle surf por el río Tajo y sus afluentes. El aventurero ha recorrido 887,86 kilómetros de distancia, divididos en 19 etapas de 12 horas de remo realizando entre 40 y 80 kilómetros diarios de media.

Este domingo 16 de agosto, a las 11:50 a.m. Antonio de la Rosa tocaba tierra en el emblemático Muelle de las Columnas en la Plaza del Comercio de Lisboa, tras pasar más de 19 días desde que iniciara su reto en Buitrago de Lozoya, en la Sierra Norte de la Comunidad de Madrid de la que es Embajador de Turismo Activo y Naturaleza. “Me siento muy feliz de haber logrado el reto. Ha habido etapas muy duras, con poco caudal en los ríos, mala calidad del agua y zonas con muchos troncos y ramas de las riadas invernales”, ha declarado el aventurero al llegar.

El reto ha constado de 19 etapas, una más de las previstas, de las que 14 han discurrido por los parajes naturales de los ríos españoles Jarama, Lozoya y Tajo, de sus correspondientes Comunidades Autónomas de Madrid, Castilla la Mancha y Extremadura. Y 5 por Portugal, recorriendo los últimos kilómetros antes de la desembocadura del río más largo de la península a su paso por las regiones del
Alentejo y Central.
“Este reto llevaba muchos años rondándome por la cabeza. Mi idea inicial era realizarlo con una piragua, pero desde que me inicié en el paddle surf tenía claro que quería hacerlo con esta nueva disciplina deportiva”, ha explicado el vallisoletano.

Antonio de la Rosa ha cumplido su reto con una tabla de paddle surf ayudado para desplazarse de un sólo remo, como es característico en esta modalidad deportiva. Para la ocasión diseñó especialmente una tabla más grande que lo habitual, hinchable (con capacidad de 300 litros de aire), ligera y de material muy resistente, para asegurar su fácil manejabilidad y portear sin dificultad.
El año pasado se convirtió en el primer español en participar y ganar la prueba francesa Rames Guyane de cruce del Océano Atlántico a remo y en solitario, y completar la ruta Iditarod en Alaska con esquís de fondo y andando. Con este nuevo reto cumplido, el deportista ya tiene la mirada puesta en sus próximos proyectos en el Polo Norte y el Polo Sur para el próximo año.

Sobre Antonio de la Rosa
Antonio de la Rosa (24 de julio de 1969). De padre madrileño y madre leonesa nace en Valladolid. Naciendo al lado del Pisuerga, era prácticamente imposible que el piragüismo no se cruzara en su vida y desde los 13 años ha formado parte de ella.
Ya en Madrid aprueba la oposición de bombero de la Comunidad y empieza a alternar Piragüismo y Triatlón, hasta que en 1992 conoce una variante de éste en la que se incluye la piragua: el Quadratlón. Gana seis veces el campeonato de España, hace un tercer puesto en el campeonato de Europa y un séptimo en el del mundo en 1994. Además de competir en el Decaironman (38 kilómetros nadando, 1800 en bici y 420 a pie).
Desde 1996, es competidor de elite en deportes de aventura y extremos, compitiendo y consiguiendo meritorios puestos en campeonatos del mundo.
En 2003, pide una excedencia en su puesto de bombero y crea Meridiano Raid, empresa de actividades de ocio en el medio natural.
El pasado año, además de ser el primer español en participar y ganar la prueba francesa Rames Guyane de cruce del Océano Atlántico a remo y en solitario, tras recorrer los 4.700 kilómetros que separan las costas de Dakar (Senegal) de las de Kourou (Guayana Francesa) en 64 días; completó la ruta Iditarod en Alaska con esquís de fondo y andando más de 1.700 kilómetros en solitario en 42 días. En el 2014 también, fue nombrado Embajador de Turismos Activo de la Comunidad de Madrid.