click

Texto y foto: Prensa Andorra Ultra Trail

La Andorra Ultra Trail Vallnord finaliza después de tres días de competición llenos de nervios, emociones y de superación de retos personales. La séptima edición ha estado marcada por el buen tiempo y por las altas temperaturas que han permitido los 2.600 participantes disfrutar y sufrir en igual medida del paisaje que ofrece el país andorrano.

357 valientes se han enfrentado a la dura y salvaje prueba de la Ronda dels Cims (170km y 13.500m D+) por las cumbres andorranas. El primero en cruzar la meta fue Francesc Solé y le acompañaron en el podio Jérôme Lucas y Nahuel Passerat. En categoría femenina, la ganadora fue Nerea Martínez; el segundo lugar fue para Irina Malejonock y el tercero por Marta Muixí. Finalmente, un 45% de los participantes han completado el reto. Con un tiempo de 38h47’ Nerea Martínez revalida la victoria conseguida en 2012 y sigue demostrando su gran capacidad de sacrificio en una de sus pruebas preferidas: “Las sensaciones que he tenido, nada que ver con el año pasado. Las condiciones de calor han sido muy duras, y eso ha hecho que los tiempos no hayan sido muy buenos. A pesar de todo, es un placer venir aquí, por su gente, sus montañas y el ambiente. Si me pides ahora si voy a volver te digo que no, pero dentro de unos días seguro que me lo repienso”, declaraba Martínez.

 

En el Mític (112km y 9.700m D+) el vencedor fue el andorrano Eduard Barceló, con Ion Aspiroz en segunda posición y  Julien Jorro y Jordi López que compartieron la tercera posición. Bien entrada la noche se conoció el podio femenino encabezado por Roser Español  seguida por Eva Zbornikova y Agnès Francastel. De los 324 corredores que salieron, 148 cruzaron la meta. Los corredores del Celestrail y de la Marató terminaron con victorias para Marc Casal y Olatx Alvariño; mientras que la victoria de la Marató dels Cims fue para Marc Pinsach, que batió récord, y Núria Picas venció en categoría femenina. En el Celestrail llegaron un 65% de los 345 atletas mientras que de los 627 atletas de la Marató lo hicieron 574.

La edición más internacional

Este año, se han oído más lenguas que nunca en la Andorra Ultra Trail Vallnord. Corredores de hasta 39 países han disputado alguna de las cinco pruebas. Entre ellos, corredores de países con poca tradición de trail running como los Emiratos Árabes, México, Uruguay o Nueva Zelanda.

Entre ellos, mil historias de superación personal, de viajes y de emociones. Por ejemplo el canadiense Jean Labedan, que ha disputado seis de las siete ediciones de la Andorra Ultra Trail Vallnord. Al llegar a la meta explicaba: “Cada año vengo de vacaciones a Andorra para disputar la prueba. Este año me he encontrado muy bien y he decidido ir más rápido al final porque quería ver la salida del Solidaritrail. Es magnífico”.

La solidaridad, valor de la prueba

Un año más, la solidaridad ha sido el valor que ha predominado por encima del resto. Solidaridad entre los corredores, que se dejan material o comparten la llegada a meta en esta gran aventura personal, como Julien Jorro y Jordi López, que han compartido podio al Celestrail.

La solidaridad también ha sido bien palpable con la celebración de la marcha popular “Solidaritrail”, que ha acogido a casi 700 corredores. Entre ellos, atletas con joëlettes, sillas de ruedas adaptadas, o los estudiantes de la Escuela Especializada Nuestra Señora de Meritxell, niños y familias.

Todos los alimentos que sobran de los avituallamientos se entregan al Banco de los Alimentos.

El calor, amigo y enemigo

Elprotagonista de la carrera ha sido sin duda el calor. Las altas temperaturas han sido el enemigo a batir por muchos de los corredores. Esto también ha implicado un gran trabajo de logística, especialmente para la organización, que ha tenido que aumentar las provisiones de fruta y líquidos en los avituallamientos, además de compensar los cargamentos en diferentes puntos.

De los 9.360 litros de coca-cola, isotónico y agua con gas previstos, se han repartido finalmente más de 13.400, y lo mismo ha ocurrido con el agua, ya que se ha tenido que doblar la cantidad.