Experiencia colombiana de los patinadores Patxi Peula e Irene Reyes

1

Entrevista realizada por Felipe Sánchez Llanes

En numerosas ocasiones, los deportistas de nivel hacen las maletas lejos de sus casas con el objetivo de mejorar su preparación, yendo a entrenar a otros países, bien sea por el nivel deportivo en ellos, por las condiciones climáticas, altura, etc. Por ejemplo, no es raro ver como judokas de todo el mundo se van a entrenar a Japón, corredores de fondo viajan a Kenia o nadadores a Estados Unidos o Australia.

Colombia es una potencia mundial en el patinaje de velocidad, y por todos es sabido que allí el patinaje se vive de una manera especial. Es por ello que el pasado año dos patinadores españoles hacían las maletas y se iban a Colombia a entrenar. Se trata de Patxi Peula, campeón de Europa este año, e Irene Reyes, patinadora internacional.  A continuación os ofrecemos esta interesante entrevista donde ambos patinadores comparten con nosotros sus experiencias vividas allí, en dos ciudades y clubs diferentes.

Grandes patinadores internacionales alternan su preparación en su lugar de origen con estancias más o menos largas en Colombia. No cabe duda del nivel de este país en este deporte, pero… ¿nos podéis contar qué lleva a la gente y/o a ti en particular a entrenar en Colombia?

Patxi: Yo particularmente hace tiempo había pensado en ir a entrenar allí, porque no cabe duda del gran número de patinadores y el nivel que hay. Pienso que es un buen sitio para entrenar sobre todo en pretemporada, ya que el clima te permite no fallar ningún entrenamiento y además hacerlos de calidad por el grupo de patinadores que hay. Aparte, personalmente es una experiencia hacer el deporte que has practicado toda la vida, no solo por entrenar sino por conocer mundo y gente, que es lo más bonito de este deporte.

Irene: Empecé a plantearme esta posibilidad cuando Patxi me contó su experiencia. Siempre quise tener la experiencia de vivir en un país extranjero, pero durante la carrera no tuve la oportunidad, y entonces pensé, ¡qué mejor que ir a un país donde encima puedo practicar mi deporte con los mejores del mundo! Eso, unido a que mi preparador físico Felipe Sánchez y mi familia me animaron, fue lo que me llevó finalmente a emprender esa aventura y vivir allí durante dos meses.

¿Cuáles creéis que son las principales diferencias del patinaje en España respecto a Colombia en cuanto al entrenamiento?

Patxi: Pienso que hay muchas teorías sobre los entrenamientos, sobre cuáles son las cosas que funcionan, y no cabe duda que cada persona es diferente y puede asimilar los entrenamientos de una manera distinta. La gran diferencia de aquí a la de allí es el número de patinadores que hacen en conjunto el entrenamiento para hacerlo de más calidad. Esto no implica que ellos puedan hacerlo y nosotros no porque los clubs son más pequeños, sino porque allí entrenan todos juntos, sean o no del mismo club, por comunidades autónomas o todos los clubs de la misma provincia.

Foto: Patxi en una salida en bici en Colombia
Foto: Patxi en una salida en bici en Colombia

Irene: La principal diferencia que encontré allí quizás sea el volumen de entrenamiento que hacen. Ya desde muy jóvenes hacen mayores volúmenes de trabajo que en España, y luego la alta competitividad, provocada por la gran cantidad de patinadores en el club, pues hace que los entrenamientos sean muy intensos. Luego en el aspecto de las ayudas hay que tener en cuenta que allí hay más ayudas a los deportistas de nivel en este deporte, y eso también condiciona la preparación.

Foto: Irene Reyes en un entrenamiento con el Club Paen en Medellín
Foto: Irene Reyes en un entrenamiento con el Club Paen en Medellín

Nos podéis comentar en qué club colombiano estuvísteis entrenando, y cómo fue la experiencia. ¿Quién era el entrenador y cómo trabajaba?

Patxi: Estuve entrenando con el club El Valle, en el valle del Cauca (Cali), como bien dice el nombre. Al mando estaba Orlando Yepez, y uno o dos días entrenábamos con el club de Luz Meri Tristán. Me gustó su forma de entrenar y de planificar los entrenamientos. Pienso que hace muy bien su trabajo por los resultados a nivel mundial de sus patinadores, tanto en pruebas de velocidad como en pruebas de fondo. Y sobre todo darle mérito para poder llevar a cabo un grupo de más de 100 patinadores,  con la ayuda de un segundo entrenador para categorías más pequeñas.

Foto: Patxi Peula en una competición en Colombia
Foto: Patxi Peula en una competición en Colombia

Irene: Yo estuve en el Club Paen Envigado de Medellín. Desde que decidí irme todo fueron facilidades. El presidente, Alejandro García, me ayudó para una mejor adaptación, y se encargó en todo momento de que no me faltara de nada. Como entrenador tuve el privilegio de tener a Iván Vargas y Óscar. Ambos me trataron como a una más del equipo, lo que es de agradecer. No cabe duda de que el Paen es un club de altísimo nivel, actualmente con varios campeones mundiales, y por ello el nivel de exigencia de los entrenamientos es alto. Desde jóvenes se da importancia a trabajar de una manera seria y disciplinada con el objetivo de alcanzar las metas que uno desee.  Una estructura de club profesional con 2.100 patinadores, que cuenta con unas instalaciones propias inmejorables, pista y ruta, servicios médicos, fisioterapia, nutricionista y preparador físico, facilita que el trabajo vaya en una correcta dirección.

Foto: Irene Reyes bajo las órdenes de Iván Vargas
Foto: Irene Reyes bajo las órdenes de Iván Vargas

¿Llegasteis a competir allí? ¿Cómo fue la experiencia?

Patxi: A las dos semanas de pisar tierras sudamericanas había una válida nacional, pero no quise competir y ver mi evolución mas adelante. Así que decidí competir la última semana antes de volver a España después de los dos meses que estuve allí. Me encontré muy a gusto en las competiciones y en muy buena forma, exactamente no pude valorarme respecto al resto ya que me tocó trabajar para el equipo con el que yo entrenaba. Y aun así contento, ya que trabajando para ellos también conseguí estar entre los primeros y liderando varias pruebas en cabeza a unos ritmos muy altos.

Foto: Patxi Peula en la Válida Nacional de Colombia
Foto: Patxi Peula en la Válida Nacional de Colombia

Irene: Tuve la oportunidad de competir en el departamental de Antioquía. La verdad no me fue mal y logré ganar en alguna prueba a patinadoras que están en la selección colombiana. Luego al finalizar mi estancia, competí en el Campeonato Nacional, en Cúcuta, en la frontera con Venezuela. En esa competición se daban cita las mejores patinadoras seniors. Las competiciones se desarrollaron durante cuatro días entre pista, circuito y maratón. Para endurecer las carreras, y mejorar el nivel de Colombia en fondo, realizaban pruebas a ritmos controlados. Por ejemplo, en la prueba de 15.000m pista, se realizaban 5.000 m a ritmo controlado y luego 10.000 m puntuación/eliminación.

Foto: Irene Reyes en la competición departamental en Antioquía
Foto: Irene Reyes en la competición departamental en Antioquía

Respecto a los sistemas de entrenamiento realizados allí, ¿eran muy diferentes a vuestra preparación antes de ir a Colombia? Nos podéis explicar en qué varía más… ¿aspectos técnicos, aspectos físicos, temas tácticos, planificación…?

Patxi: Cuando volví del mundial, decidí seguir entrenando para llegar a Colombia con el nivel lo más alto posible y sacarle el mayor partido posible. Mis entrenamientos antes de ir eran muy parecidos a los que iba a hacer allí para que mi cuerpo lo fuera asimilando. La mayor diferencia que note era la carga de entrenamientos a lo largo de la semana, entrenando mañana y tarde, algo a lo que tienes que estar acostumbrado porque sino se hace muy duro y en estado de fatiga no puedes sacar jugo al resto de entrenamientos.
Creo que en todos los lugares del mundo se entrena parecido, complementando el patinaje con otros deportes como la natación, correr a pie, ciclismo, gimnasio.
Lo bueno que en Colombia tienen una especie de Liga Nacional sin límite de participantes por club, que es válida para un ránking de donde después se efectúa un selectivo. Esto hace que el nivel sea muy alto y constante durante todo el año para después preparar el mundial los dos últimos meses pero ya con una base muy buena.

Irene: Cuando llegué a Colombia estaban en una fase preparatoria e hicimos un trabajo de volumen importante. A parte del duro trabajo en patines, combinábamos con trabajo en gimnasio, el entrenamiento en bicicleta y subidas al “morro” caminando. Los sistemas de entrenamiento suelen ser como en España, aunque como decía antes, el volumen e intensidad son más elevados. Como método de entrenamiento pude probar el tras moto, que te ayuda a seguir un alto ritmo de rodaje, y la verdad que me gustó.

¿Creéis que es una buena experiencia deportiva para un patinador el ir a entrenar a Colombia?

Patxi: Si eres patinador estoy seguro de que es de los mejores sitios para entrenar y conocer un lugar más del mundo. Además del clima y la cultura de Colombia. Aunque no descartaría Asia también como otro lugar y el potencial que tienen como patinadores. Eso sí, ambos muy diferentes, cultura, idioma , clima…

Irene: No cabe duda que es una experiencia única tanto por lo deportivo como por lo personal. Así todo, creo que hay que ir muy bien preparado tanto física como mentalmente. Al fin y al cabo estás en un país diferente tú sólo y eso a veces es muy duro.

Además de lo deportivo, no cabe duda que la experiencia vivida en lo personal, cultural, etc. es una experiencia única… Nos podéis contar un poco cómo ha sido vuestra experiencia, el trato con la gente, el estar viviendo en un país tan distinto, etc.

Patxi: Nunca he tenido problemas para relacionarme con la gente, pero no tengo queja, al contrario, muy agradecido de cómo me trataron, apoyaron y acogieron en todo momento. Disfruté mucho, conocí mucha gente y lugares, y para mí ha sido una experiencia que nunca olvidaré. La gente es muy cercana y eso te hace estar mejor. El clima muy bueno todos los días. Lugares y experiencias que solo estando allí se pueden ver y disfrutar. Momentos alegres y momentos tristes, pero una experiencia única y para toda la vida.

Irene: Personalmente puedo decir que ha sido una de mis mejores experiencias en la vida y en buena parte debido al gran acogimiento recibido por la gran familia que forma el Club Paen. Alejandro me hizo sentir como en casa y me enseñó algunos lugares de Medellín, al igual que Estefanía Cuervo, patinadora internacional del Club Paen y medallista mundial, con la que hice una gran amistad, mostrándome la vida en Colombia fuera de las pistas. El carácter hospitalario y afable de los “paisas”, que es como llaman a los habitantes en Medellín , hace que todo fuese más sencillo.

Foto: Irene Reyes junto a las patinadoras de la selección colombiana
Foto: Irene Reyes junto a las patinadoras de la selección colombiana

¿Queréis añadir algo más…?

Patxi: Personalmente pienso que es una experiencia única estar fuera de casa haciendo el deporte que llevas en la sangre, pero a veces no está al alcance de todos, y esto es importante. Pero salvo el gran número de patinadores, el resto sí está al alcance de todos entrenando en casa, y con constancia y sacrificio, que son dos cosas importantes a la hora de entrenar, disfrutando de lo que hacemos y con un objetivo en la mente, podremos también conseguir nuestros objetivos.

Irene: Deportivamente no cabe duda que entrenar con los mejores deportistas del mundo es una experiencia única y gratificante en todos los aspectos. En lo extradeportivo, resaltar lo interesante de haber conocido más de cerca un país como Colombia, sus gentes, su cultura, su gastronomía, muchas veces con una imagen en España que poco se acerca a la realidad vivida allí.

En este enlace podéis ver un poco más de la experiencia de esta deportista por tierras colombianas:
https://www.youtube.com/watch?v=wkNOHe83DyE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.