msj_1928_resize__medium

Texto: FETRI

Fotos: ITU

En una sensacional remontada Mario Mola conseguía una destacada cuarta plaza en la penúltima ronda de las Series Mundiales ITU celebrada hoy en Estocolmo. El español recuperaba posiciones durante el último segmento de carrera a pie, en una competición que se disputó en su mayor parte bajo una fuerte lluvia que dificultó aún más el arduo segmento ciclista.
El eslovaco Richard Varga salió en cabeza tras los 750 m de natación, seguido del sudafricano Henri Schoeman y con Cesc Godoy, en novena posición, como mejor español en este segmento inicial. Mientras que el resto de españoles terminaba la natación bastante más retrasados de los líderes.
Ya a la salida de la primera transición, los hermanos Jonathan y Alistair Brownlee se colocaron en cabeza. Durante las restantes cinco vueltas del sector, los británicos irían ampliando su ventaja con respecto a un grupo perseguidor de 22 triatletas que incluía a los españoles Javier Gómez Noya, Vicente Hernández, Mario Mola, Jesús Gomar y Godoy. Por detrás, un Fernando Alarza mermado por problemas en la fascia del pie luchaba en un segundo grupo perseguidor.
Los británicos siguieron en cabeza en el transcurso del técnico recorrido de 20 km ciclistas que discurrió por las céntricas calles de la capital sueca. Jonathan Brownlee era el primero en salir de la T2, seguido muy de cerca por su hermano mayor, ambos contando con una ventaja acumulada de más de un minuto al comienzo del definitivo segmento de carrera a pie.
Mientras que las dos primeras plazas del podio parecían claras, por detrás cuatro triatletas mantenían una dura pugna por el tercer escalón del podio. El sudafricano Richard Murray, el alemán Gregor Buchholz, el francés Anthony Pujades y el portugués Joao Pereira lidiaban por la presea de bronce a más de un minuto de los hermanos de Yorkshire. A este cuarteto se uniría un espectacular Mola, que tras una genial remontada llegaba a la última vuelta con opciones de acceder al podio.
Por delante y a falta de 400 m, Jonathan Brownlee dejaba atrás a su hermano para a continuación proclamarse campeón de esta penúltima etapa de las Series Mundiales. La presea de plata quedaba reservada para Alistair Brownlee, mientras que en un sprint final el alemán Buchholz lograba imponerse a Mola y Murray. Por su parte, el mallorquín cruzaba la línea de meta con un tiempo final de 00:58:28, quedándose a tan sólo un segundo de la medalla de bronce.
El resto de españoles también dejaron grandes actuaciones en Estocolmo, con Vicente Hernández, tras realizar una espléndida competición, alcanzando una notable 15ª plaza. En tanto que Jesús Gomar se clasificaba en 23ª posición y Cesc Godoy entraba 27º. Mientras que un heroico Alarza conseguía, a pesar de sus problemas físicos, la 32º plaza. Asimismo, Javier Gómez Noya que también llegaba mermado a la cita, tuvo que abandonar mediado el segmento de carrera a pie debido a unas molestias estomacales. Declaraciones de Gómez Noya: “ha sido duro tomar la decisión de parar, pero no estaba bien y no iba a sumar putos. Acabar retrasado no habría servido para nada. Espero que el dolor de estómago desaparezca pronto y estar bien al llegar a Edmonton”.

Tras esta prueba, el menor de los Brownlee ha conseguido recortar importantes puntos a Gómez Noya en la clasificación ITU. Así las cosas, con 3833 puntos el gallego aún mantiene una ventaja de 282 sobre el inglés, mientras que Mario Mola permanece en tercera posición con una puntuación de 3491. Sin duda la Gran Final de Edmonton del próximo fin de semana se prevé determinante para dirimir al vencedor de esta edición de las Series Mundiales ITU.

Clasificaciones: http://www.triathlon.org/results/result/2014_itu_world_triathlon_stockholm/264438

 

Prueba femenina:

Una espléndida Carolina Routier ha bregado con furia en tierras suecas para hacerse con una destacada décima plaza en las Series Mundiales. Una notable clasificación para la española, que ha protagonizado un gran papel sobre un duro circuito en Estocolmo.
La competición femenina arrancaba con mejores condiciones meteorológicas que en la prueba masculina, y con una Carolina Routier protagonizando nuevamente el segmento de natación. La triatleta, gran especialista en el agua, volvía a sobresalir durante los 750 de nado para salir en cabeza, seguida muy de cerca por la estadounidense Sarah Groff.
Tras su paso por la primera transición, la estadounidense Groff se lanzaba en cabeza al comienzo de los 20 km ciclistas. En una destacada segunda posición marchaba la española Routier, seguida por otras ocho triatletas. Completada la primera de las cinco vueltas del recorrido, un grupo de 11 se hacía con las riendas de la competición. Por detras, un primer grupo perseguidor de 18 triatletas, integrado entre otras por Ainhoa Murua, intentaban recortar distancias, y ya más relegada la tercera española en liza, María Ortega circulaba en un segundo bloque perseguidor.
Las líderes irían ampliando su ventaja a lo largo del tramo ciclista, para finalmente entrar a la T2 con una renta superior al minuto. A estas alturas, la lluvia había vuelto a hacer acto de presencia y las triatletas se enfrentaron a un final del segmento ciclista y a la carrera a pie bajo duras condiciones. Tras dejar la bicicleta, Groff fue la más veloz a la salida de la T2. y junto con su compatriota Lindsey Jerdonek, conseguía una pequeña brecha inicial que la permitiría distanciarse de otras rivales muy potentes en este sector final de carrera a pie. Por su parte, Routier abandonaba la T2 bien posicionada en séptimo lugar; mientras que Murua llegaría en el primer pelotón perseguidor con una desventaja sobre las líderes que rondaba los dos minutos y Ortega permanecía en posiciones más retrasada.

stockholm-women-web-msj_30

Mientras que el duo estadounidense se establecía en cabeza, la canadiense Kirsten Sweetland y las neozelandesas Andrea Hewitt, Nicky Samuels intentaban darles caza. Por su parte, una valiente Routier luchaba en las primeras posiciones, situándose en noveno lugar al término de la primera de las dos vueltas del sector.
Groff no cedería el liderato para alzarse con su primer triunfo en las Series Mundiales, llegando a meta con un margen de apenas cuatro segundos sobre la segunda clasificada, Hewitt. Previamente, Jernonek había sido superada por un trío perseguidor que mantendría un duro duelo por el podio. Finalmente, en un disputado sprint a escasos metros de la línea de meta, Hewitt lograba situarse en segunda posición, mientras que su compatriota Samuels se colgaba la medalla de bronce.
Por su parte, después de una sensacional competición, Carolina Routier obtenía la décima plaza, cosechando su mejor resultado hasta el momento en las Series Mundiales. En 35º lugar entraba Ainhoa Murua tras trabajar duramente en el pelotón perseguidor y María Ortega se clasificaba en 47ª posición; todas ellas sumando valiosos puntos en el ranking.