V47300-1

Nota: A diferencia de otras publicaciones, en las que los test los realizan expertos en zapatillas, en Sport Training las pruebas y valoraciones están realizadas por expertos en técnica de carrera.

(Análisis realizado por Sergio Díaz Ontanilla)

Hemos probado las Reebok One Cushion, unas zapatillas de running que aunque a primera vista presentan un aspecto tradicional, aportan algunas innovaciones tecnológicas muy acertadas para cierto tipo de corredores.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que están claramente diseñadas para corredores que realizan el primer apoyo con el talón, diferenciando las tres fases clásicas de la pisada tradicional: impacto-transición-impulso. Y casi todos los elementos que incorporan están puestos con esa finalidad. De hecho están diseñadas diferenciando claramente tres zonas, principalmente en la mediasuela pero también en el upper, lo cual salta a la vista ya que muestran colores diferentes.

El upper es ligero y muy resistente, dividido en tres zonas que dan continuidad a las mismas zonas en la mediasuela: con mucho refuerzo y rigidez en el talón, ajuste en el mediopié y libertad y protección en el antepié. De una horma más bien ancha, que permite suficiente libertad a los dedos para que participen activamente en la carrera. En el empeine lleva lo justo, pero la zona del talón está altamente reforzada: muy acolchada y con un contrafuerte muy rígido para impedir oscilaciones laterales en el talonamiento, lo cual hará las delicias de los corredores claramente talonadores, ya que sentirán seguridad en la pisada por encima de todo. La plantilla es de bastante densidad, especialmente en la zona del talón, lo que aumenta la suavidad en los impactos.

La mediasuela está construida claramente en tres densidades diferentes, según la zona del primer impacto, de la transición y del impulso. La zona más dura es la del talón, ya que es la que recibe la mayor fuerza y necesita, por tanto, buena estabilidad en el impacto; con una disposición pensada para corredores de pisada neutra. La siguiente zona es claramente más blanda, para una cómoda transición tras el primer impacto. Y la tercera zona, para el impulso, tiene una densidad media y ocupa todo el antepié y parte del mediopié.  Además, no incorpora ningún elemento rígido de TPU en la zona del puente para guiar la transición, lo cual es muy acertado, ya que aparte de que sería un peso innecesario, quitaría naturalidad en la pisada. De esta forma permite mayor movimiento de torsión del pie y una mejor sensación de carrera, sin afectar a la estabilidad.

Otra característica que las define como zapatillas para “talonadores” es su drop de 13 mm, con una altura de 35mm en la zona del talón, para aguantar bien los impactos, y de 22mm en la zona del antepié.

1AB97La suela tiene una construcción muy bien diseñada, en la que se ha tenido en cuenta la anatomía del pie, aportando gran tracción y estabilidad en todo tipo de terrenos.

 

 

Valoración

Se trata de una zapatilla muy polivalente y con un diseño muy bien estudiado para corredores talonadores que buscan amortiguación. Quizá lo más destacable es que, siendo una zapatilla muy amortiguada y con bastantes inserciones para mejorar la tracción en la suela, presenta un peso bastante aceptable (266 g), lo cual quiere decir que se han preocupado de eliminar elementos innecesarios, como por ejemplo la clásica pieza de TPU que incorporan la mayoría de las zapatillas de este tipo en el mediopié. No es que se trate de una zapatilla muy ligera, pero no está nada mal para su categoría.

Las sensaciones de carrera son suaves y de buen control estable. No es una zapatilla especialmente “rápida”, pero sí muy cómoda para rodajes largos. Además, la ausencia de pieza rígida (o semirígida) en el mediopié, propia de este tipo de zapatillas, aparte de aumentar la comodidad minimiza la fatiga plantar y “naturaliza” la pisada en los rodajes largos.

Al talonar, la sensación es de mucha seguridad y estabilidad, gracias al contrafuerte tan marcado que incorpora. Incluso para los corredores que normalmente no talonamos, al hacerlo en las bajadas pronunciadas notamos ese plus de estabilidad que no viene nada mal.

Por otra parte, para lo amortiguada que es, la Reebok One Cushion no tiene un perfil de mediasuela exageradamente alto en el antepié, lo cual no distorsiona excesivamente las sensaciones del terreno ni altera la estabilidad. Aunque lo cierto es que esto sí puede verse alterado por el alto perfil de la plantilla, que podría cambiarse “a gusto del consumidor” simplemente con sustituirla por otra más fina.

Se trata de una zapatilla de peso medio (ligero para una zapatilla de este tipo), con una flexibilidad… aceptable, buena amortiguación, un upper muy acertado…, que aporta todo lo que necesita un rodador talonador, mejorando de una forma clara sus sensaciones de carrera. Incluso su carácter polivalente le hace muy válida para terrenos irregulares y para entrenamientos de cross training. Recomendada para hacer rodajes largos por terrenos duros en corredores con pisada muy clara de talón no pronadores y de peso medio.

Además, la gama Reebok One Series incluye también toda una línea de textil de running: camisetas, pantalones, mallas, cortavientos…

link.php