A partir de este domingo se disputarán las pruebas de natación en piscina del Mundial de Barcelona

DSC_0624_v1374748448

Fuente: www.bcn2013.com

La piscina desmontable instalada en el Palau Sant Jordi ya no pertenece exclusivamente a la natación sincronizada, su único huésped hasta hoy. Desde hoy mismo, todos los nadadores en línea la están utilizando (al igual que la de calentamiento, en el exterior) a fin de perfilar su puesta a punto para la competición, que dará comienzo este domingo. La más madrugadora ha sido Australia: sus nadadores ya se ‘machacaban’ a las 7:30 de la mañana.

Australianos, estadounidenses, canadienses, sudafricanos, holandeses, rusos, franceses, etc. Quien más quien menos ha tenido ocasión de probar ya la piscina donde se disputarán las ocho jornadas de natación en línea (de domingo a domingo), la gran fiesta de los 15os FINA Campeonatos del Mundo. Ryan Lochte, Missy Franklin, James Magnussen, Ranomi Kromowidjojo, Camille Muffat y un largo etcétera de figuras se han deleitado tanto con el agua como con la fantástica imagen del Sant Jordi que pueden apreciar desde las corcheras.

Los más madrugadores fueron los miembros del equipo de Australia, que a las 7:30 de la mañana se zambulleron para nadar sus primeros metros en la piscina que será suya en breve. Luego llegó el USA Team, con todas sus figuras y su tropel de técnicos y entrenadores.

Generalmente todos los equipos comparten las 10 calles que tiene la piscina (en competición sólo se utilizan 8), sin diferenciación de bandera, credo, color o sexo. De hora y media a dos horas son sus sesiones, antes de regresar al hotel.

Dado que todavía se están celebrando las finales de sincronizada (cada día a partir de las 19:00), por la tarde los nadadores se entrenan en las diferentes piscinas que los clubes barceloneses han cedido gentilmente a Barcelona 2013.

Mañana, Aina Conca, la nadadora española que se retiró el pasado verano y que es la encargada de organizar el trasiego de nadadores, volverá a esperarles a las 7 de la mañana, como un clavo, ante las puertas de la piscina del Palau.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.