Entrevista a Omar Tayara

 

DSC_0482Nombre: Omar Tayara Rodríguez

Fecha y lugar de nacimiento: 13/08/1979 (Madrid)

Deporte: Triatlón

Ocupación laboral: Empresario, fundador de Taymory.

Altura y peso: 1,72 m y 70 kg

Resultados deportivos más destacados: 49º en JJ.OO. Pekín 2008, Campeón del Mundo de acuatlón, Campeón de varias copas ITU  de Asia, Top 30 en varias Copas del Mundo ITU, Top 50 en varios Campeonatos del Mundo desde el 2005, Campeón de españa de triatlón con club Mijas en varias disciplinas (contrarreloj, olímpico, copa del rey, etc.).

Club actual: CTOA

Web/blog: www.omartayara.com

 

 

 

 

Todos sabemos que fuiste olímpico en Pekín representando a Siria, ¿cómo se te presentó esa oportunidad? 

Fue por un cúmulo de circunstancias. Primero fue por mi insistencia en ser profesional del triatlón y ganarme la vida con ello;  firmé con varios equipos de triatlón de España y Francia compaginado con mi trabajo de preparador físico de la selección española de tiro con arco y pentatlón moderno. Hasta que se me ofreció irme a Hong Kong con un contrato profesional de triatlón. Este contrato conllevaba irme  allí una temporada como training partner de un triatleta olímpico, Daniel lee. Esta oportunidad me la brindó Daniel Guzmán (compañero de entrenos y de la selección española, que falleció hace unos años por un cáncer, una gran persona y gran triatleta). Se enteró de que en Hong Kong buscaban un deportista con mis cualidades y me envió la solicitud. Él sabía de mis intenciones, ya no sólo de ir a los JJ.OO. sino de vivir del triatlón. En Hong Kong empecé a ganar triatlones de las series ITU y, al tener doble nacionalidad, Siria (mi padre es Sirio) y española, se me ofreció representar a Siria en los JJ.OO. siempre y cuando me clasificara. Hablé con la Federación Española por si me ponían algún problema, al igual que con la ITU (Federación Internacional), y no me pusieron pegas, al revés, me ayudaron. Tanto la Federación Española a nivel burocrático como la Internacional en mantener los puntos que había conseguido para tener mi posición del ranking mundial, requisito necesario para clasificarse para los JJ.OO. No fue un camino fácil, muchos problemas económicos y políticos, bueno ya sabéis como es Siria, con lo cual fue difícil coordinar viajes y tuve que costearme todo yo con el dinero que ganaba en las carreras.

 

Cuéntanos algo sobre tu experiencia olímpica……

La verdad es que no tengo palabras,  superaron toda expectativa posible. Yo había estado allí compitiendo en el preolimpico y Copas del Mundo, conocía la zona muy bien  ya que estuve viviendo en China tres años para la clasificación. Pero cuando llegué me quedé asombrado, del ambiente, el trato tan cordial de los chinos, la organización…, todo. Por una vez en la vida de un triatleta te trataban como una súper estrella, entrevistas en todas las cadenas de televisión, radio, ¡eras famoso por  dos semanas! Imaginaos convivir con vuestras estrellas de deporte en una misma Villa, como un “Gran Hermano” pero con tus ídolos: Usain, Federer, Gasol, Nadal, todos los jugadores de la NBA, y os puedo asegurar que son personas muy accesibles y humildes. Tengo muchas anécdotas pero hay una que siempre recordaré: estuve en el partido de balonmano donde España se jugaba la 3ª plaza, a la tarde lo celebraron en la Villa y estuve con ellos, me quedé con uno de los balones del partido. Ahí no queda la cosa sino que el último día de los JJ.OO. en la Villa se hace una gran fiesta donde todo el mundo sacaba los muebles, sillones, sillas de los apartamentos y se dejaban en la calle o parques de la Villa; pues bien, como estaban todos de fiesta fui uno por uno a que me firmarán el balón, estaban todos juntos de todos los deportes, los mejores, así que firmaron grandes deportistas ese balón, desde Kobe Bryan hasta Javier Gómez Noya.

DSC_0408

 

Después de Pekín comenzaste tu labor como empresario, como representante en España de la marca Champion System, como organizador de pruebas……¿Cómo comenzó todo esto?

Buena pregunta, no sé ni yo como comenzó todo, fue muy rápido. En Hong Kong siempre tuve el apoyo incondicional de una marca, Champion System; al irme a China a vivir tuve que devolver la bici que tenía del club francés (normal, tuve que renunciar a competir en Europa o por lo menos tan seguido), con lo cual me fui a una tienda de bicis y pregunté por esponsorzacion (Flying Ball, se llamaba la tienda). El dueño me puso en contacto con Louis Shi, el dueño de Champion System, que llegó a un acuerdo conmigo, me esponsorizaba a cambio de que le enseñara el mundo del triatlón. Una vez al mes iba a la fábrica a diseñar los modelos de tri suit a comercializar por Champion System, probaba la ropa, hacia test, competía con ella e iba a la fábrica a sacar defectos. Así nació la línea de triatlón de Champion System. Cuando finalicé los JJ.OO., le propuse ayudarle a introducir la marca en Europa, entre mis contactos y que venía de competir de Pekín pensé que sería fácil. Así fue, lo que comenzó como una simple ayuda se convirtió en una red comercial en toda Europa coordinada desde España y Hong Kong. Me encargaba ya no sólo de España sino también de abrir en otros países distribuidoras de la marca, me encargaba de los contratos de los profesionales, incluido el de Gómez Noya. Tal fue todo que organizamos una gira por EE.UU. para abrir mercado en América en equipaciones de triatlón. Después de eso, se desbordó todo, no tenía tiempo para entrenar y competir. La maquinaria se había puesto en marcha y obligatoriamente tuve que dejar la alta competición. Había demasiada gente involucrada como para poder seguir entrenando.

La organización de eventos fue una mera estrategia de marketing, vi que las marcas se gastaban mucho dinero en esponsorizar pruebas para hacer acción y presencia de marca. ¿Por qué pagar por pruebas si puedes organizarlas? El objetivo era dar a conocer la marca a traves de eventos y de ahí nació Tayara Sport. Os contare un secreto, el logo de Taymori nace de Tayara Sport, del logotipo que creé para la organización de eventos. Llegamos a organizar el primer triatlón de larga distancia de Madrid, el Campeonato de Madrid de duatlón, un circuito de duatlones con la Federación Madrileña de Triatlón, la primera carrera contra la violencia de género con más de 600 mujeres y… este año el Campeonato de España de duatlón contrarreloj en Canet y el Triatlón de Media Distancia Taymori MD Canet. Todo con el objetivo de llegar a los triatletas a través de nuestros propios eventos.

 

En el tema de la organización de pruebas no estuviste mucho tiempo, ¿cuáles son los principales problemas con los que se encuentra un organizador?

Como te comentaba antes, el objetivo no era ganar dinero así que dejé de lado los eventos cuando la marca ya era conocida y pude capitalizar para invertir en algunos eventos más grandes como esponsor. Problemas ninguno, al revés, siempre he tenido de lado tanto a instituciones como colaboradores. Ahora vuelvo a organizar eventos para la marca Taymory, como son el Campeonato de España de duatlón y el Taymory MD Canet. Eso sí, organizo aquellas pruebas que me motivan, otras las esponsorizo y cuando me presentan un proyecto de algún evento para dirigirlo lo paso a un organizador y hago labores de asesoramiento.

 

Y has creado tu propia marca de equipaciones, Taymory ¿cuál es el secreto del éxito que estás teniendo con Taymory

Creo que el éxito de Taymory son diversos factores que se han juntado, no ha sido fácil, sólo comentarte que estuve viajando por el norte de China en mi búsqueda de un sueño, Taymory, y al final acabé en Mataró, fabricación nacional .

El secreto fue conocer a Javier Lozano, conocedor del mercado textil a la perfección, proviene de una familia de fabricantes de pijamas de más de 30 años de experiencia. De mi edad y con ganas de trabajar. Javier es mi socio y junto a él creamos Taymory, yo ponía mis contactos, mi conocimiento del mercado a nivel mundial y él toda la maquinaria para hacerlo posible. Es decir, Javier es capaz de hacer realidad mis ideas, mis sueños en este deporte.  Le expliqué todo lo que yo creía que se debía de hacer y él lo hizo realizad y en tiempo récord, 1 año.

Pero aun así, en este negocio de las marcas y el deporte lo más importante es la motivación, es como competir, antes entrenaba más de 35 horas semanales, ahora las trabajo…, más de 40 y de 50 horas. ¿Cuál es la competición?  ver a Eneko Llanos con tu mono ganando el Ironman de Melbourne, ver tu marca en los JJ.OO. de Londres, ver tu ropa en televisión, eso es el resultado y la victoria para nosotros. Todo esto coordinado por un grupo humano increíble de trabajadores, todos cómplices de la marca, todos son Taymory, ellos lo saben y Javier y yo se lo hacemos saber cada día .

 

P4069889

 

¿Qué otros proyectos estás desarrollando ahora o planeas para un futuro?

Ahora mismo seguir creciendo a nivel mundial, tenemos presencia con Taymory en más de 22 países en menos de 2 años, con lo cual hemos ido muy rápido, así que ahora toca asentar la marca en todos estos países. Y en un futuro tener una buena red comercial a nivel mundial.

 

Pero sigues siendo triatleta en activo, seguramente sin poder darle toda la dedicación que te gustaría ¿no?

Como comenté antes dejé el triatlón obligado por la demanda del trabajo, la alta competición son etapas, aunque me queda la espina de haber intentado hacer algo en larga distancia. Sigo entrenando, mucho menos, pero sigo. Ahora mi objetivo es algún día clasificarme para Hawai en grupos de edad y junto con nuestra marca poner un stand en la feria. Competir y mostrar al mundo del triatlón que Taymory es una realidad.

 

Desde tu punto de vista, que lo has vivido todo desde dentro, en distintas facetas, ¿cómo ha sido la evolución del triatlón en España en la última década?

Ha crecido mucho a nivel popular y élite pero no tanto a nivel profesional, estoy convencido de que antes había más ayudas que ahora, todo influye, la crisis, el paro…  Sé que esto os va a sonar un poco raro pero, cuanto más paro hay, más gente se engancha al deporte y más gente practica triatlón. Por eso el deporte y sus practicantes han aumentado. Creo que cuando España vuelva a coger aire a nivel económico, las marcas nos veremos en una situación comprometida porque la gente volverá a trabajar y no podrá emplear su tiempo en el triatlón. A nivel profesional deben aparecer dos pilares fundamentales para la supervivencia del triatlón en España, primero la inserción laboral del profesional después de su carrera deportiva, ya sea a puestos de trabajo de funcionario o lo que le corresponda. En Francia todo triatleta del equipo nacional tiene dos opciones: o ser policía o trabajar en transporte público. Teniendo esto es más fácil ser profesional, tienes un trabajo asegurado. Lo segundo es la ley de mecenazgo, donde empresas puedan tener beneficios fiscales al esponsorizar deportistas. Es muy difícil para las marcas pagar dinero a deportistas sin tener ningún beneficio fiscal, eso ayudaría a que los deportistas tengan más ayudas.

 

¿Cómo ves, en general, la relación de las distintas empresas vinculadas al triatlón con la FETRI?

La FETRI es un entidad que recibe ayudas públicas pero su gestión es privada, es decir, pueden generar beneficios, con lo cual creo que deberían de tener un gran gestor para poder optimizar los recursos de los que dispone. Creo que esa figura no existe, con lo cual las empresas que trabajan con la FETRI pueden sentirse un poco desamparadas a la hora  de prestar sus servicios o colaboraciones. Si una empresa trabaja co la FETRI en la organización de un evento, tiene que ver a ésta como empresa y no como entidad pública, donde todos tienen que salir beneficiados; eso el triatleta de a pie no lo ve, piensa que la FETRI está para dar un servicio y punto. A veces es complicado y criticado. Es muy difícil mantener la estructura de la FETRI y la de un organizador. Creo que se pierde mucho el contacto con el triatleta, que en definitiva es el protagonista de todo esto. Y con las marcas que colaboran o patrocinan pasa lo mismo, no hay esa coordinación para sacar beneficio mutuo. Pero creo que es porque no hay una persona en la FETRI que se encargue de esto. Parece que ahora con la empresa Bdream van a cambiar las cosas a mejor.

Moraleja: hay que informar más al triatleta popular sobre que es la FETRI, cuáles son sus obligaciones,  y las colaboraciones que tienen con las empresas que trabajan. Cuando se hace un campeonato de España, el triatleta no sabe quién lo organiza, a quien dirigirse cuando pasa algo, qué compete a la FETRI y qué al organizador, simplemente dar más información de su funcionamiento.

 

¿Qué debería cambiar en el triatlón?

A nivel organizativo, hay que ser más estricto con quien organiza eventos, credibilidad y viabilidad de proyectos, no se pueden cancelar pruebas por falta de previsión. Hay que ser más rigurosos con los organizadores noveles. Empezar por un triatlón sprint pequeñito y controlado que ya llegará el momento de organizar un evento a grandes dimensiones.

A nivel de alta competición, más compresión con los deportistas de élite, ¡por favor son deportistas que no tienen un sueldo!, que viven de premios, de ayudas, y hacen esto no por dinero sino por un sueño. A veces se nos olvida y los que tenemos negocios como yo tenemos que apoyarles más. Soy consciente que desde la dirección técnica de la FETRI, Iñaki Arenal está haciendo un gran trabajo con los deportistas de élite .

A nivel popular, hay que intentar controlar el entusiasmo. Los que somos o hemos sido entrenadores, no podemos permitir que un triatleta en su primer año quiera hacer un ironman y después se acabó, reto cumplido, hay que ir poco a poco y disfrutar. Además estamos viendo algunas muertes en los triatlones y habrá más si no se cuidan estas cosas.

A nivel de competiciones, importantísimo tratar bien al triatleta popular o grupo de edad, con pruebas de calidad, ellos hacen posible este deporte, si no hubiese 20.000 triatletas compitiendo no habría ni FETRI, ni dinero para los élite, ni nada .

 

¿Cuál crees tú que va a ser la evolución que va a seguir el triatlón a nivel mundial?

A nivel de TV pruebas más cortas y más espectaculares para retransmitir, es el futuro. Pero a nivel de práctica la Larga Distancia superará a la Corta Distancia en breve, el reto es lo que mueve a la gente y no ganar. Ser capaz de terminar. Acabaremos en un futuro con una liga profesional de triatlones cortos y muchos triatlones de larga distancia para disfrutar.

En España, después de la aparición de la generación de oro: Eneko Llanos, Iván Raña, Javier Gómez Noya, tendremos unos años difíciles pero más emocionantes porque valoraremos mucho más lo que es ganar. Vienen generaciones de triatletas muy fuertes pero la competencia es también muy grande y les va a costar ganar, será más difícil conseguir medallas. Pero estoy seguro de que tendremos grandes alegrías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.