Jordi_Sandor (2)Nombre: Jordi Sandor Cavajdan.

Fecha y lugar de nacimiento: 28/07/1967,  Oradea, Transilvania, Rumanía.

Deporte/especialidad: Ciclo-maratones en bici de montaña y de carretera, 24H, Brevetes de Ciclo-turismo.

Altura y peso: 183 cm  y  65 kg.

Resultados más destacados: Finisher Transcatalunya 2002 y 2005,  Finisher de las cinco primeras ediciones de la Titan Desert de 2006 a 2010,  Finisher 24H Ciclistas de Montjuic Barcelona 2009, Finisher Ciclomarató Catala Barcelona-Perpignan-Barcelona de 600km y 7200 mdp.

 Entrenador: Yo mismo.

Patrocinadores: TOTUM  Sport, Laboratorios QUINTON, FLS-Fundación de Lucha contra el Sida, Laboratorios ABBOTT.

 

Jordi Sandor nació en Transilvania (Rumanía) hace 45 años. Dese 1993 es seropositivo, en 1996 tuvo sida y rozó la muerte. Consiguió vencerlo y desde entonces es asintomático y sigue un tratamiento antirretroviral. Además, Además, padece otras enfermedades como la hepatitis B crónica. 

 

Jordi_Sandor (1)

 (Entrevista realizada por: Alcandora)

 

–  Has participado en todas las ediciones de esta maratón desde el 2006,  ¿qué tiene de especial para ti, o qué tiene para que te haya enganchado así?

La primera edición, la del año 2006, fue un gran reto y la afronté con mucha curiosidad y ánimos. Sentía a la vez muchísima atracción y respeto por la aventura por el desierto y sobre todo en mi caso, que no tenía ni idea de cómo lo pasaría con mi estado de salud bastante débil. Pero fue increíble, sobre todo la adaptación al calor, la sequedad del aire, a la comida y agua mineral de allí, y lo que más me impresionó y enamoró fue el desierto tan natural, inmenso y mágico. Noté enseguida tanta energía y fuerza natural que me dejé llevar y llenar por completo de ella, y disfrutaba tanto de sentirla y vivirla que no tengo palabras para describirlo. Pero todo esto no hubiera sido posible, ni antes ni ahora, sin un excelente servicio por parte de los organizadores del evento, RPMevents, muy profesionales y humanos que hacen  posible un ambiente único e increíblemente positivo.

 

– ¿Cuáles son tus objetivos en esta edición?

Principalmente  acabar todas las etapas y si puedo disfrutarla en buenas condiciones mucho mejor. También cargar las baterías vitales con la energía del desierto para mejorar así la salud del cuerpo, mente y espíritu.

 

– ¿Qué es lo más duro de esta competición?

Luchar contra mí mismo en condiciones muy extremas. Por eso la adaptación en este ambiente es clave (el clima, con su calor hasta 48ºC; el viento que no para de soplar nunca; el terreno, muy accidentado y variado; las piedras afiladas que cortan los neumáticos con mala suerte; hierbas y arbustos con pinchos de 3 centímetros y pistas interminables que con el viento caliente de cara son un infierno.

 

– Este tipo de competiciones por etapas son muy duras para cualquier persona, máxime si se tienen limitaciones o complicaciones físicas o de salud, ¿Cuál es la clave para que el cuerpo aguante?

Tener una cabeza bien fuerte, ser consciente de sí mismo o conocerse bien, dosificar mucho y habituar el cuerpo con esfuerzos prolongados. Si tienes una mente abierta, positiva y clara cualquier reto es posible. La dieta o la alimentación es otro punto muy importante para superar y acabar bien un maratón por etapas como la Titan Desert. Hay que tener en cuenta que cada etapa es de media de 100 km y el gasto calórico es enorme, en mi caso, más de  6000 Kcal que hay que recuperar, y no sólo eso, también los minerales perdidos por la transpiración, sin los que el aguante y la recuperación son más duros. Por es necesario recuperarlos, yo tomo agua de mar filtrada de los laboratorios Quinton especial para deportistas (TOTUM Sport) que me ayuda a reponerme y a aguantar. La mejor comida son las pastas y arroces ya que te aportan los suficientes hidratos de carbono y proteínas. Descansar y estirar bien como he explicado antes es otro dato importante para recuperarse después de una etapa de un maratón ciclista tipo Titan Desert. La limitación se la pone uno mismo. Y si yo, con mi discapacidad orgánica crónica grave, puedo hacer y acabar una competición tan dura como la Titan Desert, con menos de la mitad de defensas que una persona sana, cualquier persona con más o menos salud puede también.

 

– ¿Cómo te entrenas?

El mejor entrenamiento lo hago en el verano en los días más calurosos, tanto con la bici de montaña como la de carretera, con salidas al mediodía por pistas y carreteras abiertas muy largas simulando las de la Titan y de más de 4 horas de duración. Así me mentalizo y habitúo el cuerpo al clima que tendré en el desierto. En el resto del año hago salidas semanales, y en el invierno hasta días previos a la carrera hago muchos  entrenos aeróbicos con doble sesiones de ciclismo indoor en gimnasio, una o dos a la semana. En casa hago cada día, Hatha Yoga como mínimo media hora por las mañanas y algunos ejercicios más durante el día. Los estiramientos de después de los entrenos y salidas con las bicis también son del Yoga y alguna sesión de meditación cuando la necesito, me van fantásticamente bien. Me conozco muchísimo, tanto a nivel físico, como mental y emocional y sé qué y cómo me va mejor en todo momento.

 

– ¿En qué medida te limita físicamente el hecho de ser seropositivo?

La única limitación física que tengo es la que me pueden provocar los efectos secundarios del tratamiento con antirretrovirales, muy tóxicos y de larga duración, efectos leves que pueden ser en mi caso las diarreas y la falta de ánimos. Por eso hago Yoga y meditaciones y cuido mucho mi dieta y mi hidratación.

 

– ¿La mente es más poderosa que el cuerpo?

Sin duda. Lo tengo más que comprobado. La fuerza y el poder de un cuerpo tienen origen en la mente. El cuerpo hace lo que le manda la mente, así como la mente recibe del cuerpo todos los mensajes y sensaciones físicas.

 

¿Qué les dirías a otros portadores del virus que creen que no es posible llevar una vida como la tuya?

Les diría que yo también pensaba como ellos en los inicios de la enfermedad, allá por el año 1993 y que no tendría esperanza de vida, pero con los años uno mismo, si ama la vida y quiere vivir a pesar del virus que lleva dentro, sólo tiene que trabajarse y conocerse cada día mejor y aprender a vivir con ello, en todos los sentidos de la salud, tanto física, mental, emocional y espiritual. Si en cambio se cierran en sí mismos, provocando pensamientos negativos, empeorará su salud física. Cuando sobreviví al sida y vi la cara de la muerte, volví a la vida y empecé de cero una vida nueva, de la que hoy todavía disfruto cada momento de ella. Quiero animar a los seropositivos y demostrarles con mi ejemplo que se puede convivir con el virus a pesar de todo y que la vida sigue siendo bella. Que hacer deporte y ejercicios regulares mejorará su salud. Que se hagan controles médicos  periódicos y tengan una buena relación con su médico y que tomen el tratamiento si hace falta para controlar el virus y sobre todo que disfruten con un pensamiento positivo y optimista de su vida.

 

– ¿Qué aporta el deporte a tu vida?

Sobre todo salud y vitalidad, por lo tanto me siento muy feliz disfrutando de poder pedalear con mis propias fuerzas. Lo recomiendo a todo el mundo, grandes o pequeños, sanos o no, ¡SI QUIERES, PUEDES!.