slide-home-sup-3

 

Texto y fotos: Javier Pulido

 

En los últimos años, las carreras por montaña han proliferado de forma sorprendente. Muchas empresas del sector están desarrollando productos específicos para esta práctica. La búsqueda de nuevas experiencias o quizá la asfixia de la ciudad está seduciendo, cada año, a más urbanitas. Sin duda, correr por parques naturales, atravesar ríos y bajar por pendientes imposibles, no tiene parangón para el deportista.

 

logoEl pasado domingo arrancó con gran éxito, en Hoyo de Manzanares (Madrid), el circuito de carreras por montaña Races Trail Running 2013 (RTR), patrocinado por Adidas y El Corte Inglés. Nada menos que 1.000 corredores estuvieron presentes en esta prueba inaugural, por lo que este año se espera que la participación total del circuito doble sin problemas a los 4.000 participantes del pasado año. Para ello, van a seguir la misma filosofía y objetivos: buscar los parajes más hermosos de España, cuidar el nivel técnico y seguridad del deportista con distancias asequibles, entre 10 y 15 km en general. Los precios, 14 € la prueba y 75 € si te inscribes a las seis del calendario que proponen. Y como opción de conseguir una inscripción gratuita, si compras un producto de la colección Adidas Trail Running en cualquier Corte Inglés de los que aparecen en su web: http://www.racestrailrunning.es.

 

Comienzo de cine

Un sol refulgente fue el encargado de iluminar el escenario de la primera prueba del calendario RTR que se celebró el 14 de abril de 2013. El paraje, Hoyo de Manzanares, un encantador pueblecito en los alrededores de Madrid, situada en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares (Reserva de la Biosfera). Y  no pudieron empezar mejor. Después de ingerir uno de los inviernos más lluviosos, fríos y tercos de los últimos años, el tiempo decidió dar tregua y regalarnos un fin de semana para recordar. Temperatura perfecta, sobre los 20º C, cielo despejado y una manada de corredores sedientos de disfrutar y embriagarse de la florida naturaleza.

P1020930

 

Bocinazos de felicidad

La plaza, lugar desde donde saldría la carrera, estaba rebosante de júbilo. Carcajadas, abrazos, carreras de calentamiento en grupo, parecían un grupo de colegiales pero las canas delataban que la mayoría, cerca de un 70%, superaba los 35 años. Tras los pertinentes ejercicios, los atletas no dudaron en aligerar sus ropas pues el día se preciaba. En la línea de salida, nada menos que 1.000 participantes, el doble que el año pasado y, por delante, 12 km con un desnivel acumulado de 620 m (pendiente máxima de 24,5%). La dificultad, según la organización, fue media, detalle que también atestiguaron los atletas. Y para evitar que algún corredor se echara la siesta o sacase la cesta de camping –con ese día la tentación estaba servida-, la organización fijó en dos horas el máximo de tiempo en realizar la prueba. Por fin sonó la bocina, a las 10:00 h, como estaba previsto. El brillo en los ojos de los atletas subrayó lo que vaticinábamos: una carrera para gozar.

 

La anécdota

Rápidamente, la prensa se desplazó hasta la primera bajada accesible, allá por el kilómetro tres. Los dos primeros hombres que iban en cabeza pasaron como un suspiro. Ni las cámaras de última generación pudieron captar el instante. El grupo perseguidor, formado por unos cinco hombres, llevaba buen ritmo pero… ¡No me lo puedo creer! Exclamó alguien. Uno de los corredores parecía haber perdido las zapatillas, corría descalzo. Miembros de la organización nos comentaron que el sujeto es Karín y que no ha perdido sus zapatillas. Siempre corre descalzo y lo lleva haciendo toda la vida. El ser humano nunca dejará de sorprendernos. A pocos minutos, oleadas de corredores no cesaban de pasar, pero sin aglomeraciones o caídas. Comenta la organización que, la limitación de corredores es para asegurar el correcto flujo de atletas. Saben que esto no es asfalto.

 

P1020979

 

Entre zapatillas

Después de ver esta anécdota, preguntamos, solo por curiosidad, qué modelos recomienda la casa Adidas para estas competiciones, para gente novicia y, sobre todo, teniendo en cuenta la crisis. Su respuesta fue clara: Adidas Kanadia y Adidas Response, ambas de Trail Running. Recomienda su buena flexibilidad, el refuerzo en la puntera, poco peso y que el atleta se sienta cómodo. Respecto al número de pie, lo normal es coger uno de más pero en el caso de la montaña incluso aconseja dos pues con tanta bajada el pie se dilata mucho. Y, en cuanto a la durabilidad, aquí el bolsillo del corredor saldrá ganando pues aguantan más que las tradicionales zapatillas de entrenamiento. Como resumen, añaden que correr por montaña es menos lesivo para las articulaciones.

 P1020999

Llegada relámpago    

El primer corredor en cruzar la línea de meta fue Jesús de la Morena, que culminó con 44:43 minutos, llegó antes que los coches de la organización. Y la primera chica a los 49 minutos, María Jara Lara. Ambos tiempos magníficos. Los últimos, que también tienen su mérito, no sobrepasaron la hora y media. ¡Ah!, el chico descalzo, llegó y sin ningún rasguño por muy surrealista que parezca. Anécdotas a parte, la prueba fue todo un éxito, no solo por el número de deportistas, que superó todas las expectativas, sino por la magnífica organización del circuito y el buen ambiente.

 P1030016

Circuito Races Trail Running 2013

El calendario de la Races Trail Running 2013 está formado por seis pruebas:

–        Hoyo de Manzanares (Madrid). 14 de abril (12 km)

–        Estación de esquí de La Pinilla (Segovia). 26 de mayo (11 km)

–        Vitoria-Gasteiz. 16 de junio (15,5 km)

–        Sant Quirze del Vallès (Barcelona). 22 de septiembre (11,8 km)

–        Maratón La Montaña Solidaria (San Lorenzo de El Escorial). 19 de octubre. (42,195 km y 20 km).

–        La Vall D’Uixó (Castellón). 3 de noviembre (12 km).

 

Las inscripciones en www.racestrailrunning.es o en centros de El Corte Inglés.