Ronda_dels_Cims

Texto: Oficina de prensa del Andorra Ultra Trail Vallnord

Cuando faltan cuatro meses para iniciar  la celebración del Andorra Ultra Trail Vallnord, su carrera estrella-la Ronda dels Cims- ya ha cubierto la capacidad de inscripciones marcada por los organizadores. Valérie Lafleur y Gerard Martínez se muestran satisfechos con la gran acogida que ha tenido esta carrera en su tercera edición y anuncian que han modificado un pequeño tramo de su recorrido, con la voluntad de pulir esta joya para que proporcione más felicidad.

Y es que los 170 kilómetros que tiene la Ronda dels Cims – que permiten dar la vuelta a todo el país- están llenos de paisajes magníficos y de escenarios naturales de gran belleza, que incluyen el paso por un valle que es Patrimonio Mundial de la Unesco: la Vall del Madriu,  además de otros espacios espectaculares.

Los organizadores han decidido este año hacer una pequeña variación en el recorrido, en el tramo entre Coma Bella y Perafita, en el kilómetro 90 y a 1.390 metros de altitud. Este año, después del avituallamiento de Coma Bella,  se continuará subiendo hasta el Pic Negre, a 2.645 m, para saborear los paisajes que se ofrecen desde esta altura antes de descender hacia el refugio de Claror donde se recupera el antiguo recorrido. De esta forma la subida desde Sant Julià (el punto más bajo de la Ronda dels Cims) hasta el Pic Negre, es la más larga del recorrido, con 16 km y 1.755 m D + seguidos.

La Ronda dels Cims, una de las carreras más difíciles y espectaculares del calendario de competiciones internacionales, muestra a lo largo de su recorrido una gran variedad de paisajes, que van desde caminos por dentro de los bosques, pasando por lagos como el Estanyò, el Estany Negre o el Estany de la Nou (que algunos dicen que es el más bonito de Andorra), sin olvidar el circo de la Angonella y sus lagos. También atraviesa dos parques naturales de gran belleza, el Parc Natural de la Vall de Sorteny i el Parc Natural Comunal de les Valls del Comapedrosa.

El Pico del Comapedrosa con 2.942 m es el punto más alto del recorrido que, los organizadores explican orgullosos, se ha diseñado pensando en obtener una recompensa visual y paisajística al enorme esfuerzo que hay que desplegar para concluir toda la carrera. Y a lo largo de este recorrido se descubren algunas «bordas» (casas aisladas del pueblo que se utilizan para recoger los animales o almacenar herramientas), como las Bordes dels Prats Nous.  También se pisan los primeros asentamientos humanos andorranos, fechados en 10.000 años AC en la Balma de la Margineda, cruzan un pueblo-Auvinyà-con un interesante barrio de la Edad Media, con su iglesia de Sant Romà y atraviesan un pequeño pueblo – Aixàs- de propiedad privada, donde sólo vive una familia.

De pueblos,  cruzan muchos los corredores, como los de Ansalonga, Sornàs, La Cortinada, Arans, El Serrat, el Pas de la Casa, Sant Julià de Lòria o Fontaneda y también ríos, como el de Vallcivera o de Sant Josep, mientras se bordean lagos como el de Siscaró, o el de Cabana Sorda y después de subir a los picos más altos descienden a valles como  Engaït,  de Inclès o el Valle del Madriu, el más conocido y más apreciado por ser un Patrimonio Mundial.

El Valle del Madriu: disfrutar de un Patrimonio Mundial

El valle del Madriu-Perafita-Claror fue espacio declarado Patrimonio Mundial de la Unesco en 2004 con ese nombre, y acoge un paisaje cultural, una obra conjunta del hombre y la naturaleza de gran excepcionalidad y con importantes valores estéticos, históricos y culturales. El valle conserva muchos elementos y las estructuras de explotación, organización y gestión de los recursos naturales (bosques, pastos, bordas, caminos, agua …) que muestran la utilización y la evolución de este territorio a lo largo de la historia. De gran valor identitario, el valle ha convertido en un testimonio vivo de la historia y las formas de vida de un país rural de montaña y muestra unos parajes de una belleza extraordinaria que son fruto de la interacción del hombre con el medio.

Del patrimonio natural, los elementos más destacados son la geomorfología glacial (valle en forma de U, circos glaciares, sistema lacustre de Gargantillar-els Estanys, lago de la Nou, glaciares rocosos, valle colgada del Estany Blau …), las mesetas post-alpinos del Calm de Claror, la dinámica de aludes, la vegetación asociada al agua (ciénagas, bosques de ribera …) y varias especies amenazadas de vertebrados (quebrantahuesos, urogallo, perdiz blanca, mochuelo boreal,  petirrojo, etc.). Los líquenes del circo de los Estanyons han servido para obtener la primera datación de la Pequeña Edad del Hielo en los Pirineos orientales, demostrando la relevancia de este período frío en la historia europea.

Del patrimonio cultural, los elementos vinculados a la actividad agropastoral tradicional son los mejor distribuidos: bordas (Ràmio, Entremesaigües), bancales, cabañas de pastor, apriscos, paredes de piedra seca, etc., Además de una red de riegos en zonas de cultivo. De la actividad siderúrgica sobresalen los restos de la Farga de Andorra (a 1.900 m de altitud), así como las minas de la Maiana y de Claror y las numerosas carboneras situadas dentro del bosque.

El camino empedrado del Madriu, por donde transcurre una parte de la Ronda dels Cims, es el nexo de unión de todas estas actividades y es a la vez símbolo y testigo singular de la presencia humana dentro del valle.

Correr la Ronda dels Cims, dentro del Andorra Ultra Trail Vallnord, es también hacer una inmersión excepcional en la historia natural y sociológica de un país y a la vez vivir una enriquecedora experiencia paisajística.

Sport Training, Revista Española del deporte. Dedicada al entrenamiento, la nutrición, el rendimiento, etc. en triatlón, trail running, ciclismo, atletismo, patinaje de velocidad, natación…