Nombre: Ioseba Fernández

Fecha de nacimiento: 22/10/1989 (Iturmendi –Navarra-)

Deporte/especialidad: Patinaje velocidad

Altura y peso: 180 / 73,5 Kg

% grasa corporal: 5,5

Resultados destacados: Actual campeón de Europa de 200m contra-reloj y 500m circuito, además de tres medallas más de bronce en pista, en 300m contra-reloj, 500m y 3.000m relevos. 4º en el campeonato del Mundo en 200m contra-reloj circuito y 5º en 300m contra-reloj, 500m y 5.000 relevos en pista. Actual recordman mundial de 200m contra-reloj circuito. También tiene el récord mundial oficioso (sólo son oficiales los que se logran en campeonatos del mundo) de 300m contra-reloj en pista, siendo el primer y hasta ahora el único patinador en el mundo en bajar de los 24’’.

Sponsors: Flyke, Cavalli y Zirauna.

Club: Berriro Ere

Entrenador: Iñaki Domínguez

Web/blog: Blog en construcción, no me gustan demasiado las redes sociales, solo tengo twitter y casi obligado: @iosebafernandez

 

 

¿Cómo comenzaste a practicar patinaje?

Todo empezó como un juego, con 4 años mis padres me llevaban a ver las competiciones de patinaje de mi prima Maite, y aunque era pequeño creo que la velocidad y el ambiente de este deporte me gustó. Por ello empecé a pedirles unos patines a mis padres, hasta que un día que estábamos en Bayona vi unos que me gustaron mucho (tenían muchos colores, jajá) y me los compraron. Comencé a patinar en la bajera de mi casa de la mano de mi madre, y enseguida empecé a ir al frontón del pueblo. En unos meses me saqué ficha federativa en el club más cercano que era el Aralar-Mendi.

El comienzo fue muy peculiar, disfrutaba muchísimo entrenando, llegaba el sábado y había que competir, me ponía el body y los patines y calentaba con mis compañeros, pero a la hora de ir a la línea de salida desaparecía. Por aquel entonces era muy tímido. Esto costó mucho tiempo superarlo, y más paciencia de mis padres y entrenadores, jajaja. Una vez superado empecé a competir en Pamplona… Recuerdo la primera competición en Lagunak, me doblaron… La segunda fue en Antoniuti (un circuito más grande) y conseguí terminar la prueba, muy lejos de los primeros, pero llegué a cruzar la meta. Lo recuerdo como ¡mi primer gran triunfo!

 

¿Cómo han ido cambiando tus entrenamientos en los últimos años?

Prácticamente hasta llegar a categoría absoluta he tratado de mejorar mucho técnicamente, y aprender, llenar “mi mochila” de experiencia. Ya una vez en categoría absoluta, mi ambición como deportista ha crecido, sigo disfrutando al máximo cada vez que me calzo los patines, y quiero ver hasta dónde soy capaz de llegar. Mi objetivo es encontrar mi mejor nivel y demostrármelo a mí mismo, y para ello la dedicación y compromiso deben ser máximos.

Tengo la suerte de contar con mi gran amigo Iñaki Domínguez, que además es mi preparador físico, junto con quien planifico toda la temporada. Llevamos muchos años juntos, y creo que nadie podría haberme llevado por mejor camino.

El patinaje es un deporte muy completo en el que debes estar bien preparado física, técnica y psicológicamente. Siempre le hemos dado mucha importancia al trabajo de fuerza, podríamos decir que es la base de nuestro entrenamiento. Hacemos un trabajo muy exhaustivo de la fuerza, pero no descuidamos ninguno de los otros aspectos. Llevamos ya varias temporadas planificando la temporada del mismo modo, siendo la base del entrenamiento la misma. Soy muy observador, y al terminar cada temporada analizo dónde pierdo tiempo respecto a mis rivales, y trabajo en ello durante la pretemporada para que al comenzar a competir salga automatizado.

Valoramos lo positivo y lo negativo de la temporada, para mantenerlo o cambiarlo, pero como te digo, en los últimos años no ha habido grandes cambios.

Del año pasado a éste ha cambiado mucho mi organización, debido al trabajo. En 2011 trabajaba en WV a tres turnos y resultaba muy complicado llevar a cabo los entrenamientos. Actualmente estoy trabajando en un gimnasio y me es más fácil compaginarlo con el patinaje.

Creo que el éxito es la consecución de varios años de duro entrenamiento bien realizado.

 

¿Cuáles son tus mayores cualidades como patinador?

Si tengo que decir una diría la perseverancia como deportista. Como patinador siempre me han dicho que destaco técnicamente.

Cuéntanos a rasgos generales cómo son tus entrenamientos…

Una semana sin competición normalmente consta de 9 sesiones, de las cuales 5 son sobre patines, de lunes a viernes; 2 ó 3 sesiones de gimnasio, y el sábado salgo a rodar en carretera para despejarme, ya sea en bici o en patines. Los días que hago gimnasio voy seguido a patinar para hacer la transferencia.

 

Háblanos sobre ese récord del mundo que posees en estos momentos…

El récord del mundo que tengo oficialmente es el de 200m C/r que conseguí en el pasado mundial. Venía de ser campeón de Europa en esa distancia y confiaba en poder hacer un buen papel en esa prueba, soñaba con la medalla. En la serie clasificatoria conseguí mejorar el récord de Gregory Duggento, a pesar de no sentirme demasiado cómodo. Cuando me dijeron el tiempo no era consciente, y sólo pensaba en que podía mejorar mi tiempo en la final. Pero finalmente termine 4º… Desde fuera dicen que tuve mala suerte, pero yo creo que psicológicamente no estaba preparado para ser campeón del mundo. Hasta ese día nunca antes había pensado en poder lograrlo, y creo que si uno mismo no confía no puede lograrlo.

Lo positivo es que me sirvió para darme cuenta de que puedo lucharlo, llegara o no, no lo sé…, pero ahora sé que estoy en la lucha. Confío en mis posibilidades y lo estoy poniendo todo de mi parte para lograrlo en el próximo campeonato del mundo en Italia.

 

Ahora mismo eres un referente del patinaje de velocidad en España, ¿te consideras bien valorado?

Mmm… pregunta difícil y comprometida. Dentro de la pista me siento muy querido, tanto nacionalmente por todos los “peques” de nuestro deporte, como internacionalmente por mis adversarios. Económicamente es “otro cuento”. Patino porque me gusta, nunca pensé en el dinero, pero sí es cierto que es triste cuando te comparas con otros deportistas nacionales o con otros patinadores de otros países. Por desgracia es un deporte minoritario, y en España no se valora como se merece.

 

¿Qué objetivos te marcas a corto y a largo plazo?

Como he dicho anteriormente soy muy ambicioso. Si veo que soy capaz de lograr algo no paro hasta alcanzarlo. En el mundial 2011 vi que puedo luchar por el titulo mundial, y ese es mi objetivo es este deporte. Pienso y vivo el día a día, sin pensar demasiado en el futuro, pero no lo sé…, quizás encontrar nuevas metas en otro deporte ¿?

 

¿Qué importancia le das a los últimos avances técnicos en material para la continua mejora de los tiempos?

En los últimos años hemos visto muchos cambios en la configuración de ruedas. Creo que algunos cambios han mejorado notablemente el rendimiento, pero muchos otros considero que no han sido mas que intentos de marcas de apuntarse un tanto… Los avances de material han ayudado, pero los patinadores están cambiando mucho físicamente en los últimos años. Cada vez la técnica está cogiendo más fuerza en el patinaje de velocidad, y eso hace que las marcas bajen.

 

¿Qué le falta al patinaje de velocidad para ser un deporte más reconocido?

Claramente necesitamos salir más en los medios de comunicación, de ese modo las marcas fuertes empezarían a conocer este deporte… Hoy en día en España a ninguna marca le interesa patrocinar o esponsorizar a un patinador. Las marcas no se fijan en los deportistas ni por su calidad como persona ni como deportista, simplemente en lo que conseguirán gracias a la repercusión que éste tenga. Y a día de hoy ningún patinador le daría dinero a ninguna marca porque no tenemos esa repercusión en los medios de comunicación que tienen otros deportes.

 

¿Por qué el patinaje de velocidad debería ser deporte olímpico?

Es un deporte muy completo, más que muchos, que necesita la misma o más preparación que otros deportes olímpicos. Con diferentes modalidades y pruebas. Espectacular para el espectador. Un deporte que a pesar de no ser muy conocido se practica por todo el mundo. Creo que el patinaje se merece estar en los Juegos Olímpicos.

 

¿Qué te parecen las nuevas iniciativas que están surgiendo para aumentar la popularidad del patinaje, como Tri Challenge?

Visto que el patinaje como tal no es capaz de mover a los espectadores, me parece que la idea de unirnos con otros deportes es muy acertada. Puede ser el empujón que necesita. Debemos apoyarnos en deportes con mayor repercusión para crear exhibiciones, competiciones o espectáculos para darnos a conocer.

 

¿Cómo vas a afrontar el europeo y el mundial tras ese récord?

El record del año pasado me demostró que debo ir a luchar por todo, que si todo sale bien en la temporada podré pelear de tú a tú con los mejores. El récord no homologado del 300m de hace un par de meses me demuestra que estamos en buen camino, que la temporada es quizás un poco mejor que la anterior y que partimos de un buen nivel para llegar al mundial en las mejores condiciones.